CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Amputados en EE.UU. luchan contra la propuesta de Medicare de limitar las prótesis

Por Nadia Kounang

(CNN) — Grupos de amputados y fabricantes de prótesis están manifestando en contra de una propuesta de Medicare que, según dicen ellos, limitará el acceso a algunas extremidades.

Bajo la nueva propuesta, Medicare establecerá requisitos más estrictos para obtener prótesis avanzadas, reducirá el papel del protésico que crea y que le da mantenimiento a prótesis y eliminará algunos de los códigos universales que todos los proveedores utilizan para cubrir la atención protésica.

La propuesta podría afectar a los 150.000 amputados del sistema de Medicare, pero a los defensores les preocupa que su influencia pueda establecer el estándar y que el Departamento de Asuntos de los Veteranos de los Estados Unidos (VA, por sus siglas en inglés) y las aseguradoras privadas pudieran hacer lo mismo. Si eso sucediera, los casi 2 millones de estadounidenses sin extremidades podrían verse afectados.

Brian Mast, de 35 años de edad, perdió sus piernas hasta arriba de las rodillas mientras servía en el ejército en Afganistán hace cinco años, cuando un artefacto explosivo improvisado detonó. También perdió un dedo. Fue enviado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland.

“Mi hijo mayor tenía 6 meses cuando fui herido”, dijo Mast, recordando cómo le gritó a su esposa, preocupado: “Nunca podré caminar cargando a mi hijo. No podré pararme y jugar béisbol o capturar la pelota. No podré jugar a corretearse —”tenta” o “a la mancha”— ni kickball”.

Sin embargo, la actual tecnología en prótesis le permite hacer todo eso con sus tres hijos, y mucho más. Tiene piernas impermeables que le permiten correr en la lluvia y jugar con sus hijos en la playa.

“Probablemente, la única cosa que no puedo hacer es subirme al tejado y limpiar mis canaletas”, dijo Mast.

Sin embargo, le preocupa que todo eso pueda desaparecer si el VA adopta los cambios hechos en Medicare.

‘Es la norma más estúpida que alguna haya visto’

Cuando se le preguntó por qué se hizo ese esfuerzo para cambiar las normas, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid dijeron que la decisión fue tomada por los contratistas de Medicare, quienes administran el pago de atención protésica… todas las compañías que tienen vínculos con los seguros privados.

CNN contactó al contratista principal de la propuesta, CGS Administrators, propiedad de BlueCross BlueShield de Carolina del Sur, pero aún no se han recibido comentarios al respecto.

Una auditoría llevada a cabo en el 2011 por el inspector general del Departamento de Salud y Servicios Humanos encontró un aumento del 27% —de 517 millones a 655 millones de dólares— en el gasto en prótesis de miembros inferiores entre el 2005 y el 2009, incluso cuando se redujo el número de beneficiarios de Medicare que reciben prótesis de miembros.

Sin embargo, esos datos no refleja la situación real, dijo Tom Fise, director ejecutivo de la Asociación Americana de Prótesis y Órtesis. Él se refirió a esos datos como anticuados y señaló que el informe solamente tomó en cuenta los pies protésicos. Fise dijo que el gasto total de atención protésica ha disminuido en un 13% del 2010 al 2013.

Fise y otros defensores están llevando su lucha a los contratistas, quienes llevaron a cabo una audiencia pública el miércoles en Maryland.

“Esta es la norma más estúpida que alguna vez haya visto”, dijo el exsenador de Nebraska, Bob Kerrey, quien perdió su pierna derecha mientras servía en la Marina de Estados Unidos en Vietnam, en una conferencia de prensa el martes. “Esta norma pasa totalmente por alto qué está sucediendo con los amputados”.

‘Estas son partes del cuerpo humano’

A muchos en la comunidad de amputados les preocupa que si se implementan estos cambios, ellos no tendrán acceso a las prótesis de tecnología avanzada que se encuentran en el mercado o en desarrollo. Gran parte de estos avances se han derivado de esfuerzos del Departamento de Defensa para ayudar a los miembros heridos del servicio militar. Existe la preocupación de que esta norma podría estancar el desarrollo, porque el seguro posiblemente no cubrirá la tecnología más avanzada y posiblemente más costosa.

Adrianne Haslet-Davis, una bailarina y sobreviviente del atentado del maratón de Boston, dijo que ya no se debería pensar en estos como dispositivos médicos.

“Estas son partes del cuerpo humano”, dijo Haslet-Davis, que no usa Medicare. Si se implementan estos cambios, dijo, se negaría “lo que yo considero como los derechos humanos a caminar, soñar y a que nada los detenga”.

Al deshacerse de ciertos códigos de pago, dijo Mast, surge la preocupación de que todos los amputados tendrán que utilizar un nivel básico de servicio.

“No solo se trata de las personas que caen bajo Medicare. También se trata de cualquier persona que se encuentra bajo cualquier cobertura civil. Ellos evaluarán ese código y si no está allí, (el seguro privado) no lo cubrirá”, dijo Mast.

‘No hay una talla estándar para todos’

Lograr que encaje bien es algo en lo que se especializa un protésico. Mast lo compara con un mecánico.

“He contado con numerosos médicos, incluso después de examinar la pierna protésica, y me han tenido que preguntar: ‘¿Está arriba o debajo de la rodilla?’ Los médicos no se comparan para nada a los protésicos competentes”.

Un mal ajuste es lo que teme la madre de Leigh Scott, de 6 años, cuya pierna fue amputada poco después del nacimiento. “Los amputados necesitan acceso. No hay una talla estándar para todos”, dijo Scott, cuyo hijo no usa Medicare.

Scott dijo que el ajuste de la prótesis tiene que ser perfecto y que a algunos pacientes les funcionan mejor ciertos materiales debido a la irritación de la piel.

“Si existe algún pequeño roce o fricción que pueda causar una herida, no puede usar su prótesis en lo absoluto”, dijo Scott.

La hija de Scott ama el fútbol y correr, y quiere hacer surf. “Ella ha crecido teniendo la oportunidad de usar una pierna”, dijo Scott. “Ella ha crecido como alguien que puede hacer algo que nadie más puede hacer”.