Knut se convirtió en el oso polar más famoso del mundo tras ser rechazado por su madre (JOHANNES EISELE/AFP/Getty Images).

(CNN)– Hace más de cuatro años, el oso polar Knut sufrió una convulsión y se ahogó en su recinto en Alemania, ante la mirada horrorizada de los visitantes del zoológico.

Muchas preguntas y teorías surgieron entonces sobre qué pudo matar al amado oso polar.

¿Cómo podría el oso de 4 años de edad, joven para los estándares de los osos polares, tener un repentino ataque y caer muerto? Una autopsia determinó que era una inflamación del cerebro. Pero, ¿qué lo causó?

En un estudio publicado el jueves en la revista Scientific Reports, expertos dicen que tienen la respuesta.

¿Qué causó la inflamación del cerebro?

La inflamación del cerebro de Knut fue resultado de una enfermedad autoinmune del cerebro, conocida como encefalitis por anticuerpos contra el receptor de NMDA, concluyeron.

El trabajo del sistema inmune es buscar y destruir cualquier célula u organismo extraño que entra en el cuerpo y causa una enfermedad, tal como un virus. Pero a veces el sistema inmune lanza un ataque a las células del propio cuerpo.

Y en el caso de encefalitis contra el receptor de NMDA, el sistema inmune ataca a las células nerviosas en lugar de las células causantes de enfermedades.

Este padecimiento fue descubierto en los seres humanos hace apenas ocho años.

Y hasta ahora, la enfermedad nunca había sido detectada en animales. Esto hace que su caso una rareza.

"La encefalitis contra el receptor de NMDA ha sido considerada una enfermedad humana, dejando abierta la posibilidad de que todo un campo de investigaciones sobre encefalitis haya quedado sin explorar en los animales domésticos y salvajes", dijo la revista.

La información podría ayudar a salvar a otros animales en el futuro, dijeron los científicos.

La superestrella del zoológico

Knut conquistó los corazones de todo el mundo después de ser abandonado por su madre al nacer, en el Jardín Zoológico de Berlín en 2007. Era tan popular, que su presencia se tradujo en el período más rentable para el zoológico en sus 163 años de historia.

Después de que su madre lo rechazó, un empleado del zoológico cuidó al cachorro hasta que tuvo edad suficiente para valerse por sí mismo.

Murió inesperadamente en marzo de 2011, después de se ahogó en una piscina en su recinto.