CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Ameba ‘come-cerebros’ mata a atleta de 14 años

Por Holly Yan

(CNN) —  La fatal ameba come-cerebros ha atacado de nuevo y esta vez se llevó la vida de una joven estrella del atletismo de 14 años.

Michael John Riley Jr. estaba a apenas días de comenzar la secundaria. EL joven de Houston, que clasificó a los Olímpicos Juveniles tres veces, estaba nadando con su equipo de campo traviesa el 13 de agosto en el parque estatal Sam Houston.

Fue ahí cuando Michael encontró la ameba Naegleria fowleri. Días después, el dolor de cabeza del adolescente se convirtió en una pérdida total de sus funciones cerebrales. Murió este domingo.

Aunque las infecciones con Naegleria fowleri son poco comunes, usualmente son fatales. Esto es lo que sabemos sobre el parásito come-cerebros:

¿Qué es?
La Naegleria fowleri es un organismo unicelular que puede causar infección cerebral llamada meningoencefalitis primaria, afirman los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Se encuentran típicamente en aguas dulces como lagos, ríos y termales.

“Estor organismos que causan la enfermedad naturalmente se presentan en lagos, estanques y ríos, pero se multiplican rápidamente en aguas tibias y quietas”, dijo el Departamento de Salud del Departamento de Oklahoma.

¿Cómo se contagia?
Las personas pueden infectarse nadando o sumergiéndose en aguas infectadas. La ameba entra por la nariz y viaja hasta el cerebro.

En casos extremadamente raros, los nadadores se pueden infectar en piscinas que no están adecuadamente tratadas.

Pero es imposible contagiarse tomando agua contaminada con la ameba. Y las infecciones no son contagiosas.

¿Qué tan frecuentemente ataca?

Rara vez. En los últimos 53 años, sólo se han documentado 133 casos, de acuerdo con el CDC. La mayor parte de estos casos se dieron en Texas, Florida, Arkansas, Arizona y California.

¿Qué tan frecuentemente es fatal?
Casi siempre. De los 133 casos, solo 3 personas sobrevivieron.

¿Cómo se puede prevenir?

Lo raro de esta enfermedad y lo aleatorio de los casos hacen que sea difícil de predecir cuándo puede ocurrir.

“No se sabe por qué ciertas personas se infectan mientras otras tantas no, incluso aquellas que nadan junto a las que sí se enferman”, afirma la CDC.

El departamento de salud de Kansas le sugiere a los nadadores que usen tapones en la nariz. También sugiere que no agiten el sedimento del fondo de las zonas de agua dulce y mantener la cabeza sobre el agua en los termales.

También recomiendan que las personas no naden en aguas estancadas, que se vean turbias o verdes, o que tengan olor extraño.