CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Esquilador salva a una oveja perdida de una muerte lanuda

Por Georgia McCafferty

(CNN) — Un campeón australiano de esquiladores de ovejas ha establecido un nuevo récord después de esquilar a una oveja que había llegado a ser tan grande, que su vida estaba en peligro.

La gigantesca oveja, llamada Chris en honor al miembro del público que la encontró justo en las afueras de la capital de Australia, Camberra, apenas podía caminar cuando fue encontrada.

El esquilador Ian Elkins se ofreció como voluntario para esquilar a la colosal criatura, que tuvo que ser sedada durante el transcurso de la operación, luego de ser contactado por la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales de Australia (RSPCA, por su siglas en inglés).

Le llevó 45 minutos quitar los 47 centímetros (18 pulgadas) de vellón, el que la RSPCA dijo que pesaba más de 40 kilos (88 libras).

Este superó con facilidad los 27 kilos (60 libras) de lana esquilados previamente de una oveja de Nueva Zelanda, conocida como Shrek, que se había encontrado en una cueva en el 2004, después de evitar a los granjeros durante seis años.

Elkins le dijo al periódico local, el Canberra Times, que la lana había “destrozado el record de los 27 kilos de Shrek sin problemas”.

“No creo que haya sido esquilada antes y creo que tiene cinco o seis años”, dijo Elkins, el cuatro veces campeón australiano de esquileo. “No diría que es de alta calidad pero no esperarías que lo fuera después de tanto tiempo en los arbustos”.

La RSPCA dijo que una oveja como Chris, una merina, las cuales son criadas especialmente por su lana, necesita ser esquilada regularmente o pueden tener problemas para ir al baño y pueden desarrollar serios problemas médicos como miasis o infección.

Según el Australian Wool Innovation (AWI), un promedio de vellón australiano, en comparación, pesa tan solo cinco kilogramos y lleva aproximadamente tres minutos en esquilar.