CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

Celebridades se enfrentan por polémico video sobre personas con sobrepeso

Por Katia Hetter

(CNN) — ¿Quién está ganando la batalla relacionada con avergonzar a otros por su peso? Por el momento, quienes aceptan a las personas con sobrepeso.

El video “Dear Fat People” de la comediante Nicole Arbour, en el que ella clama contra el papel que según ella las personas con sobrepeso desempeñan en la crisis de obesidad de Estados Unidos, hizo que cerraran su canal de YouTube.

“Avergonzar a otros por su peso no es una práctica”, dijo Arbour. “Las personas gordas lo inventaron”.

“Existe la estrategia de la raza”, dijo. “Existe la estrategia de la discapacidad. Incluso existe la estrategia de la homosexualidad, porque las personas gay son discriminadas de manera injusta. La estrategia de la homosexualidad está cubierta de brillantina”.

El video de Arbour atrajo medio millón de visitas antes de que su canal de YouTube fuera cerrado por completo el sábado por la tarde. Arbour, quien dijo que recibió un correo de Google, el propietario de YouTube, en el que la advertían en contra de violar sus términos, afirmó ser “la primera comediante en la historia de @YouTube en ser #censurada”.

El canal luego fue reestablecido el domingo por la noche.

En su regaño de seis minutos en la que instaba a las personas con sobrepeso a bajar de peso, ella reconoció (con intensidad) que algunas personas podrían tener problemas de salud que contribuyan con su peso, pero se quejó acerca de sentarse al lado de ellos en los aviones.

“Si te ofendemos tanto para que bajes de peso, me siento bien con eso”, dijo Arbour. “Podré dormir por la noche”.

Anteriormente, Arbour eliminó los comentarios sobre su video de YouTube, y tuiteó que eso no significa que tenga miedo. “Significa que me importa un comino lo que tengas que decir”.

La estrella de “My Big Fat Fabulous Life”, Whitney Way Thore, cuyo programa regresa a TLC el miércoles 9 de septiembre, tomó la oportunidad para responderle a Arbour por medio de YouTube.

“La práctica de avergonzar a las personas por su peso existe; es algo importante”, dijo Thore en su video. “En realidad es el producto desagradable de un problema matriz más grande, el avergonzar a alguien por el aspecto de su cuerpo, lo cual es algo que estoy segura de que todas las personas en el planeta, especialmente las mujeres, han experimentado”.

“La próxima vez que veas a una persona gorda, no sabes si esa persona tiene un problema médico que la hizo subir de peso”, dijo Thore, quien le atribuyó su aumento de peso a una condición llamada síndrome del ovario poliquístico. “No sabes si su madre acaba de morir. No sabes si están deprimidos o suicidas, o si acaban de bajar 100 libras. No lo sabes”.

Hasta el sábado en la tarde, Thore no había cerrado sus comentarios en YouTube.

Avergonzar a las personas por su peso ha tomado una vida completamente nueva en línea. Pero los hombres y las mujeres por igual están usando las redes sociales para desafiar a las personas que acosan a otros por su peso.

La bloguera de Londres Michelle Thomas escribió acerca de un hombre con el que salió por primera vez, quien le dijo que no le agradaba porque ella no era lo suficientemente delgada:

“De verdad disfruté mucho tu compañía y en realidad te adoro”, escribió. “Eres fresca, divertida y eres justo el tipo de chica con el que me encantaría salir si tan solo mi cuerpo y mi mente me lo permitieran”, escribió. “Pero a mi mente la excita alguien más delgada”.

En su respuesta, ella le dijo que funcionó, al principio.

“Después de pasar unas cuantas horas conmigo, te tomaste el tiempo para escribir este mensaje totalmente impertinente”, escribió. “Es realmente cruel. Tu tono es dulce y condescendiente, pero el detalle forense con el que expresas tu desagrado por mi cuerpo es verdaderamente grotesco. El único objetivo posible para escribirlo es herirme”.

Tampoco es el caso que solo las mujeres sean avergonzadas.

El británico Sean O’Brien estaba bailando en un concierto cuando vio que algunas personas se reían de él; dejó de bailar. Quienes se rieron de él también publicaron fotos suyas en línea.

Las personas que se sintieron ofendidas por el incidente lo ubicaron y recaudaron miles de dólares para organizar una fiesta para él en Los Ángeles, en la que participó el DJ Moby.

Existe cada vez más evidencia de que avergonzar a las personas por su peso no funciona. Las personas que han experimentado discriminación a causa del peso tienen más probabilidades de subir de peso, según un estudio publicado en la revista Obesity.