Nota del editor: Camilo Egaña es el conductor de Encuentro. Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor.

(CNN Español) - Lo digo alto y claro: cuesta encontrar declaraciones a favor de la condena de Leopoldo López. Es un hecho.

Otro hecho es que, por ley, el de Leopoldo López debió haber sido un juicio abierto. Los hechos son que se le permitió la entrada al tribunal solo a parte de la familia del opositor y a ciertos periodistas.

Entre el aluvión de críticas y condenas, sobresale la declaración de la Secretaría de la Unión de Naciones Suramericanas. Unasur dice que respeta  las decisiones que adopten las autoridades de los Estados Miembros. Y ratifica "la necesidad de respetar el debido proceso y ofrecer a todos los procesados las garantías constitucionales y legales correspondientes".

Suena bien pero puede que para más de uno, signifique poco ante tanta crispación.

La verdad y es un hecho, otro hecho, más de uno se pregunta si se puede hablar de “debido proceso” en el caso López.

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, dice que  “Se ha respetado el derecho al debido proceso’’ y que “se han respetado los derechos humanos". Y advierte que es  "peligroso" que "desde algunas voces internacionales se pretenda legitimar los actos de violencia terrorista".

Pero más de uno cree lo contrario de lo que dice la canciller de Maduro.

Y ya sabe usted, el poder que tiene una duda, aunque sea una sola.

Por ley, el de Leopoldo López debió haber sido un juicio abierto. Los hechos son que se le permitió la entrada al tribunal solo a parte de la familia del opositor y a ciertos periodista

Camilo Egaña