(CNN Español) - Tras la condena al líder opositor venezolano Leopoldo López que se dio a conocer ayer, varios representantes de los gobiernos del mundo se han manifestado.

López fue condenado este jueves a más de 13 años de prisión por los hechos ocurridos en febrero de 2014.

Hasta el momento, el único presidente latinoamericano en ejercicio que se ha pronunciado explícitamente sobre la sentencia es Luis Guillermo Solís, mandatario de Costa Rica.

"A mí me parece una muy mala idea utilizar los tribunales de justicia para castigar ciudadanos por sus opiniones políticas. Lo fue en la Sudáfrica de Nelson Mandela, lo fue en el Uruguay de Pepe Mujica, lo es en la Venezuela de hoy", dijo Solís.

En un comunicado del Departamento de Defensa de Estados Unidos, el secretario John Kerry dijo que ese país estaba "profundamente preocupado" por la sentencia de López.

"La decisión de la corte despierta grandes preocupaciones sobre la naturaleza política del proceso judicial y del veredicto, y del uso del sistema judicial venezolano para suprimir y castigar las críticas contra el gobierno", dice el documento oficial.

El comunicado añade que consideran que los cargos contra López son ilegítimos y añaden que en repetidas ocasiones han "llamado a que se le libere a él y a todos los venezolanos que están en prisión por razones políticas".

"Hacemos un llamado al gobierno de Venezuela para que respete los derechos de todos los presos políticos, y para que garantice un juicio público, justo y transparente, consistente con la Declaración Americana de Derechos y Obligaciones del Hombre, el capítulo Democrático Inter-Americano, el Convenio Internacional de Derechos Políticos y Civiles, y la constitución venezolana", añade.

Mariano Rajoy, presidente del gobierno de España, se pronunció en su cuenta de Twitter:

Por su parte, la Unión Europea dijo en un comunicado que "los juicios contra el señor Leopoldo López, coordinador nacional del partido Voluntad Popular, y los cuatro estudiantes Christian Holdack, Marcos Coello, Demian Martín y Ángel González no han proporcionado a los acusados las garantías adecuadas de transparencia y debido proceso legal".

Añadieron que esperan que "las instancias disponibles para recurrir permitan revisar los severos veredictos de manera justa y transparente".

En Colombia, el expresidente Andrés Pastrana, quien intentó sin éxito visitar a López en la cárcel, se manifestó en Twitter:

Igualmente lo hizo el también expresidente y actual congresista Álvaro Uribe Vélez:

En Nicaragua, el Partido Liberal Independiente (PLI) exigió a través de un comunicado que se detenga "de una vez y para siempre el abuso de poder y la arbitrariedad, producto de un régimen cada vez más ineficiente, corrupto y desprestigiado, como lo es el de Nicolás Maduro, máxima representación del mal llamado socialismo del siglo XXI".

"Leopoldo López ha sido condenado por su Verbo, por su palabra valiente que expresa lo que la mayoría del pueblo venezolano no puede hacer, producto de un sistema basado en el terrorismo desde el Estado mismo, un país donde la delincuencia y la anarquía controlada desde el palacio de Miraflores, otrora templo de la democracia, ahora sirve para la conspiración en contra del propio pueblo venezolano y sus deseos democráticos y de paz", añade el comunicado.