CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mujer

Mujeres soldado posan con sus bebés buscando normalizar la lactancia en el ejército

Por Emanuella Grinberg

(CNN) — No contaban con sala para lactancia ni espacios destinados para amamantar cuando Tara Ruby estaba en servicio activo en la Fuerza Aérea de 1997 a 2001.

Luego de que nació su primer hijo, Ruby recuerda que se escondía en oficinas vacías y baños… en cualquier lugar donde pudiera encontrar privacidad durante 20 a 30 minutos cada vez que debía extraerse la leche.

Por esa razón, ella se emocionó al enterarse de la nueva sala para lactancia que fue habilitada en el cuartel general del Fort Bliss, la base militar ubicada en El Paso, Texas. Esta cuenta con sillas cómodas, un refrigerador para guardar la leche y un lavatrastos… pequeñas cosas que hacen una gran diferencia cuando necesitas extraerte la leche cada cuatro horas.

Lo único que faltaba era un toque decorativo en las paredes desnudas. Para hacer que la habitación sea más acogedora, Ruby, quien ahora es fotógrafa de El Paso, ofreció sus servicios para donar fotografías para la sala.

Su visión: retratos de mujeres soldados con uniforme amamantando a sus hijos.

«Creí que sería bueno ofrecer algunas fotografías como una muestra adicional de apoyo», dijo ella. «Ver una fotografía así ayuda a las madres a entender que ellas pueden ser soldados activos y brindar apoyo a sus hijos».

publicidad

La sesión de fotografía fue tomada sin complicaciones, dando lugar a una foto que está generando elogios por normalizar la lactancia en un contexto militar extremadamente masculino.

El departamento de Asuntos Públicos de Fort Bliss y el Comando Garrison autorizaron la toma, dijo un portavoz del Ejército. A través del grupo del Fort Bliss que le brinda apoyo a las madres (cuyo nombre completo es «Pregnancy and Postpartum Physical Training Program; P3T para abreviar) Rubí buscó soldados en servicio activo a fin de que posaran para las fotografías. Ella pensó que conseguiría dos o tres voluntarias; 10 mujeres se presentaron con sus hijos para la sesión de fotografía del jueves, usando con orgullo sus botas y uniforme.

«Creo que es grandioso que el Ejército esté apoyando a las madres en servicio activo», dijo Ruby. «En ocasiones, te encuentras en un punto de tu carrera militar en el que tienes que elegir entre ser soldado o madre, y una fotografía como esta ayuda a las madres a que no tengan que hacer una elección».

Rubí publicó la fotografía el jueves por la noche en su página comercial de Facebook. Para el viernes en la mañana, por razones que ella desconoce, había sido eliminada de su página y de otras páginas que la habían compartido. (Facebook no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios). Ella volvió a publicarla el viernes por la mañana y les agradeció a todos los involucrados por apoyar su visión de #normalizarlalactancia.

«Por medio de la guía de mis amigos militares, del Programa P3T del Fort Bliss, de Breastfeeding in Combat Boots, de nuestro comando Garrison y de nuestro departamento de Asuntos Públicos, hemos podido demostrar que incluso nuestras madres uniformadas pueden proveerles lo necesario a sus bebés», dijo. «Amamantar a sus bebés no les quita valor como soldados, creo que las convierte en mejores. Hacer malabares con las tareas y expectativas de un soldado, además de proveer para los suyos de la mejor manera que sea posible, hace que estas damas sean incluso más fuertes».

En un lapso de 24 horas, la fotografía había sido compartida más de 4.000 veces, generando cientos de comentarios positivos.

Una persona dijo: «Gracias Tara, Fort Bliss y todos los involucrados por hacer que esto sea posible y un agradecimiento especial a estas damas y bebés que participaron en la toma de esta fotografía. Esta es una manera hermosa de mostrar lo mucho que las mujeres dan de sí mismas al país y a su familia».

Unas pocas personas que comentaron cuestionaron la «profesionalidad» de las mujeres al amamantar con uniforme. Sin embargo, Ruby y un portavoz del ejército dijeron que no existe una política que impida que las mujeres amamanten en uniforme siempre y cuando ellas «mantengan los estándares de responsabilidad».

Tales críticas perdieron la perspectiva, dijo Ruby. El Ejército se destaca por las mujeres en la imagen y la idea que promueve. La creación de una sala para lactancia muestra que el Ejército está tomando medidas para poner en práctica políticas que demuestran ese apoyo, dijo.

«En términos prácticos, es una cuestión de retención», dijo. «Las madres necesitan apoyo para que no tengan que elegir entre la familia y el servicio».