CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

El papa Francisco es el Obama de la Iglesia Católica, dicen críticos conservadores

Por John Blake

(CNN) — Algunos pontífices han sido beatificados o canonizados, pero el papa Francisco está recibiendo un honor más dudoso.

Él está siendo “Obamificado”.

El carismático papa, quien llegará a Estados Unidos el 22 de septiembre, ha ganado adeptos dentro y fuera de la Iglesia Católica por denunciar el capitalismo sin límites, alertar sobre el cambio climático e instar a la misericordia hacia las parejas divorciadas y hacia las mujeres que han abortado.

También ha provocado una tendencia extraña. Las mismas teorías de conspiración y difamaciones políticas que los críticos han usado en contra del presidente Barack Obama ahora están siendo empleadas en contra del papa Francisco. Un crítico incluso dice que los dos líderes se han transformado en una siniestra figura que él llama “Popama”.

La Obamificación del papa Francisco incluye acusaciones por parte de críticos conservadores que dicen que él es un socialista, el Anticristo, un líder que no fue elegido legítimamente y quiere crear un “Nuevo Orden Mundial”… o todas las anteriores. Su ansiedad fue capturada por el título de una columna en línea: “El papa Francisco es el Obama de la Iglesia Católica… que Dios nos ayude”.

Tales advertencias apocalípticas acerca de Francisco reflejan la preocupación normal en relación a un nuevo líder, dice Greg Erlandson, editor de Our Sunday Visitor, una organización católica que distribuye libros y materiales religiosos.

“Aquí han ocurrido algunas cosas descabelladas”, dice Erlandson. “Siempre vas a tener un elemento marginal, tanto en la izquierda como en la derecha. Hay un sujeto en Canadá que afirma ser el Papa”.

Sin embargo, las preocupaciones conservadoras en relación al papa Francisco parecen estar aumentando. Una encuesta de Gallup este verano demostró que el apoyo del papa Francisco entre los conservadores estadounidenses bajó del 72% el año pasado al 45% en julio.

“Existe una sensación de que él está o podría estar introduciendo cambios significativos en la iglesia”, dijo Erlandson, “y las personas consideran que eso es muy amenazador”.

Parte de esa ansiedad va más allá del debate tradicional respecto a la doctrina de la iglesia. Estas son tres formas en las que el Papa está siendo Obamificado:

No. 1: él es un socialista sigiloso

La religión y el dinero… es difícil encontrar una combinación más inflamable. Los comentarios del papa Francisco sobre la fe y las finanzas han generado una tormenta teológica.

Él dijo que los pobres tienen “derechos sagrados” al trabajo, alojamiento y tierra. Se refirió a la “ambición del dinero” como el “estiércol del diablo” y acusó a los líderes del mundo de “cobardía” por rehusarse a defender a la Tierra de la explotación.

Durante un discurso que dio a organizadores de grassroots en Bolivia en julio, él hizo un llamado a que los pobres se levantaran en contra del “nuevo colonialismo”, incluyendo corporaciones, agencias prestamistas, tratados de libre comercio y medidas de austeridad.

El papa Francisco durante su discurso ante los movimientos sociales en Santa Cruz, Bolivia.

El papa Francisco durante su discurso ante los movimientos sociales en Santa Cruz, Bolivia.

Las críticas que el Papa hace contra el capitalismo ha hecho que algunas personas —entre ellas el presentador de radio conservador Rush Limbaugh— sugieran que Francisco es marxista, un calificativo que negó en 2013 en una entrevista con un periódico italiano. “La ideología marxista está mal”, dijo Francisco. “Pero he conocido a muchos marxistas en mi vida que son buenas personas, así que no me siento ofendido”.

Sin embargo, algunos críticos conservadores no le creen al Papa. Al igual que a Obama, lo acusan de ser un socialista secreto.

El presentador conservador de radio Michael Savage dijo que el Papa es un “marxista sigiloso vestido en un atuendo religioso”. El presentador del programa de negocios de Fox News, Stuart Varney, advirtió en junio que el Papa podría alinearse con Obama para atacar a los ricos.

“¿Acaso Francisco y Barack le darán una nueva forma al mundo al imponerle impuestos a los ricos, a los combustibles fósiles y al redistribuir la riqueza?”, preguntó Varney. “Eso es exactamente lo que están tratando de hacer”.

Se debería confiar en el Papa cuando habla de asuntos de la fe, dicen algunos críticos, pero se encuentra fuera de su ámbito cuando habla de la economía.

El mensaje económico de Francisco no es diferente al de su predecesor Benedicto XVI, pero aún así, Francisco es tildado de Marxista.

El mensaje económico de Francisco no es diferente al de su predecesor Benedicto XVI, pero aún así, Francisco es tildado de Marxista.

Denise C. McAllister, una colaboradora senior con The Federalist, una revista conservadora en línea que cubre la política, la religión y la cultura, dijo que “los planes de justicia social” del Papa son inmorales y parecidos a la “ideología socialista” de Obama.

McAllister escribió que los católicos tienen una responsabilidad moral de ocuparse de los pobres, “pero el mayor vehículo para aliviar la pobreza y la depravación es la misma institución del capitalismo de libre mercado que el Papa ahora denuncia”.

“Él dice que los pobres tienen el derecho a tierra, alojamiento y trabajo”, le dijo McAllister a CNN. “Cuando hablas acerca de darle a uno, hablas acerca de quitarle a otro. Es incorrecto e inmoral que un gobierno poderoso te quite una propiedad y se la dé a otro grupo”.

Sin embargo, Patrick J. Deneen, un profesor de Notre Dame, dice que las declaraciones de Francisco sobre el capitalismo no son distintas de las de sus predecesores. La Iglesia Católica ha criticado al capitalismo sin límites desde hace mucho tiempo. Él dice que el papa Benedicto XVI una vez escribió acerca de la importancia de “la justicia distributiva y la justicia social para la economía de mercado”.

“Aunque las enseñanzas de la iglesia no han cambiado un ápice bajo Francisco, él ha hecho más énfasis en los asuntos económicos”, dice Deneen.

No. 2: él es el Anticristo

En julio, Jennifer LeClaire le pidió a los lectores de la revista Charisma que buscaran en Google la frase “¿Es el papa Francisco el Anticristo?” La búsqueda produjo 425.000 resultados, señaló.

El papa Francisco aún no ha alcanzado a Obama en la categoría del Anticristo. Buscar “¿Es Obama el Anticristo?” en Google produce más de 800.000 resultados. Sin embargo, la columna de LeClaire informó sobre una creciente creencia entre algunos católicos respecto a que el Papa es una figura diabólica vestida en ropas papales.

“¿Podría el papa Francisco ser el último Papa antes de la venida de Cristo?”, preguntó LeClaire. “¿Podría ser el Anticristo? ¿Es el falso profeta? La lista continua… ”

Un artículo reciente del Washington Post señaló que “ha surgido una industria artesanal de libros, DVD y sitios web que promueven a los disidentes de Francisco”.

Parte del disentimiento conduce a teorías de conspiración que serían conocidas para cualquier persona que ha seguido la reacción conservadora a la presidencia de Obama.

Luego de su elección en 2008, hubo rumores en relación a que la victoria de Obama no había sido legítima porque él en realidad no nació en Estados Unidos y que hubo un enorme fraude en las votaciones.

Las teorías similares de conspiración acerca de la elección del papa Francisco “no morirán”, de acuerdo con David Gibson, un reportero para el Religion News Service. Las teorías giran en torno a la creencia de que Francisco no tiene un derecho legítimo al papado.

“Entre ellas”, escribió Gibson, “Benedicto utilizó el latín incorrectamente en su carta de renuncia, así que es inválida; además, dicen, los cardinales en el cónclave de marzo de 2013 que eligieron a Francisco violaron ciertos procedimientos, así que su elección es nula e inválida”.

Un crítico conocido como Paul Joseph C. edita The Wild Voice, un sitio web dedicado a los acontecimientos católicos actuales y a temas como “la marca de la bestia” y los “Illuminati”. Él dice que tanto Obama como Francisco son figuras astutas, pero que el Papa es incluso más peligroso.

“Nos encontramos en presencia de una figura política muy poderosa, como nunca antes la habíamos visto”, dice. “El papa Francisco no es un santo vicario de Jesucristo electo de manera legítima como muchos creen, sino es el mismo promotor de un nuevo mundo”.

Él escribe que Francisco y Obama son “dictadores perfectos” que están utilizando su agenda anti cristiana para arruinar a Estados Unidos y a la iglesia. Él ve tales similitudes inquietantes entre el Papa y el presidente que llama “Popama” a Francisco.

Las teorías de conspiración han entrado a los principales medios de comunicación. Luego de que el Papa hablara recientemente acerca de los peligros del cambio climático, el comentador de Fox News Lou Dobbs advirtió que Francisco estaba describiendo “un nuevo orden mundial” y “una nueva organización global”.

¿De dónde vienen estos términos?

Elizabeth Stoker Bruenig, una comentarista religiosa que ha escrito sobre el papa Francisco para The New Republic, dice que los críticos utilizan ese lenguaje porque el Papa y Obama han pronunciado una blasfemia de una manera: ellos cuestionan la santidad y la “neutralidad moral de los mercados”.

“Lo que todas estas cosas tienen en común es que en esencia son el peor elemento para el ala derecha que se me ocurre”, dice. “En realidad, no tienes que hacer nada que sea indicio de que eres socialista, comunista o el Anticristo para que te ganes esos títulos”.

No. 3: él está en el ‘Tour de la disculpa’

Luego de que Obama fuera elegido, los críticos dijeron que se disculpaba demasiado por los pecados del pasado de Estados Unidos. Los conservadores calificaron a uno de los primeros períodos de viajes internacionales del presidente como el “Tour de las disculpas de Barack Obama”.

Ahora, algunos están haciendo la misma acusación contra el papa Francisco.

Durante su discurso en Bolivia, Francisco pidió perdón por cómo trató la Iglesia Católica a los nativos americanos.

“Humildemente pido perdón, no solo por la ofensa de la iglesia en sí”, dijo Francisco, “sino también por los crímenes que se cometieron contra los nativos durante la llamada conquista de América”.

Y durante una visita a una iglesia italiana el mes pasado, el Papa se disculpó por la persecución anterior de los pentecostales durante el gobierno fascista de Italia de principios del siglo XX.

Reuniones en el Vaticano entre el papa Francisco y los líderes israelíes y palestinos han dejado serias críticas que acusan al papa Francisco de tener una agenda islámica.

Reuniones en el Vaticano entre el papa Francisco y los líderes israelíes y palestinos han dejado serias críticas que acusan al papa Francisco de tener una agenda islámica.

Las disculpas irritaron tanto a un crítico que Adam Shaw, editor de FoxNews.com, escribió un artículo de opinión titulado “El papa Francisco es el Obama de la iglesia católica… que Dios nos ayude“.

“Tal como al presidente Obama le encantaba disculparse por Estados Unidos, al papa Francisco le gusta disculparse por la Iglesia Católica, al pensar que la iglesia se encuentra en su mejor momento cuando es pasiva y no ofende las sensibilidades de nadie”, escribió Shaw.

Carl Olson, editor de Catholic World Report, dijo que él y otros católicos piensan que el papa Francisco gasta demasiada energía en disculparse y reprender a los fieles.

En una columna el mes pasado titulada “El papado hiperbólico y agotador de Francisco“, Olson escribió que el Papa se obsesiona por ciertos puntos como el pecado del chisme a un grado “que es francamente crispante”.

Olson, quien se describe a sí mismo como un católico ortodoxo, dice que el Papa parece ignorar las luchas de las personas comunes y corrientes de la clase media que trabajan, educan a sus familias, pagan impuestos y “mantienen a la sociedad a flote mientras alrededor hay un revuelo de caos y locura”.

“En ocasiones parece como si el Papa elogia a quienes no son católicos, entre ellos los ateos, pero luego ignora con cuánto esfuerzo tratan los católicos comunes y corrientes de vivir la fe”, dice Olson.

Algunos incluso han sugerido que la alianza del papa Francisco con la Iglesia Católica es tan débil que él tiene una agenda islámica… una acusación parecida a una que fue hecha en contra de Obama.

En su artículo de Charisma acerca del Papa, LeClaire desestimó los rumores en relación a que Francisco dijo que la Biblia y el Corán son lo mismo.

Luego añadió lo siguiente:

“Mientras tanto, Francisco se ha abierto al Islam como ningún otro Papa antes que él. En un suceso histórico que ocurrió por primera vez, Francisco abrió la puerta a oraciones musulmanas y a lecturas del Corán en el Vaticano el año pasado. El presidente palestino Mahmoud Abbas y el presidente israelí Shimon Pares estuvieron con el pontífice en los jardines del Vaticano para tener una reunión de oración”.

Aun así, el Papa y el presidente son distintos en al menos una forma crucial, dice Earle Scarlett, un diplomático jubilado de Estados Unidos que escribe acerca de la religión.

Mientras argumenta que Obama y Francisco comparten un anhelo por la justicia económica, Scarlett dice que Francisco es más libre que Obama para buscar la realización de su visión porque el mismo equilibrio de poderes que obstaculizan el poder de la presidencia no existe en el Vaticano.

“En el gobierno estadounidense, alguien puede levantarse y decirle al presidente que es un mentiroso. “¿Puedes imaginarte a un obispo o cardenal que le diga eso al Papa en una reunión? Nunca he escuchado de un Papa que sea destronado. Pero sí he escuchado de presidentes que sean impugnados”.

Ahora que el Papa visita Estados Unidos, es dudoso que alguien se levante y lo llame socialista o el Anticristo.

Pero entre los disidentes del Papa, estos temas continuarán.