CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Reportan un caso de peste bubónica en Michigan

Por Greg Botelho

(CNN)– Otro estadounidense se ha contagiado con la peste… y en esta ocasión no está fuera del oeste.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan anunció el lunes que una persona en ese estado contrajo la peste bubónica, uno de los que ahora suman 14 casos reportados a nivel nacional en el 2015.

El residente afectado es del condado de Marquette, el cual está al norte de Michigan a lo largo del Lago Superior. Pero el residente no necesariamente contrajo la enfermedad en Michigan. La agencia estatal señaló que él o ella «acaba de regresar de Colorado en una zona donde se ha informado de actividad de la peste».

Colorado ha sido el más afectado por la peste este año. Un adolescente del condado de Larimer y un adulto del condado de Pueblo murieron a causa de la enfermedad.

La cifra actual anual de Estados Unidos es el doble del promedio reciente (aunque todavía no ha marcado un récord).

Lo que sería aún más notable –si se determina– es si esta persona contrajo la peste en Michigan, en lugar de Colorado.

Entre 1970 y 2012, la mayoría de los casos de peste en humanos se ha dado en Nuevo México, Arizona y Colorado, informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Ha habido otros casos, pero han sido en los estados cercanos del oeste y el suroeste.

Hubo una excepción, en Illinois. Pero como señalan los CDC en un mapa que muestra todos los informes, «el caso… en Illinois fue relacionado con un laboratorio», lo que significa que surgió de un laboratorio, más que de un contagio de humano a humano o por alguna otra transmisión natural.

La peste todavía está en los alrededores, pero ya no es más una sentencia de muerte

Los otros casos de este año, fuera de lugares como Colorado y en el Parque Nacional de Yosemite en el norte de California, encajan mejor en el patrón tradicional de casos de peste.

Lo mismo ocurre con la muerte de una persona mayor el mes pasado en Utah.

Aun cuando la peste a menudo se asocia con la Edad Media –cuando la muerte negra tomó millones de vidas–, esta nunca ha desaparecido por completo. Eso es cierto incluso en países altamente desarrollados.

Según los CDC, Estados Unidos, por ejemplo, ha sido testigo de un promedio de siete de esos casos al año en las últimas décadas. Alrededor del 80% de esos casos incluyen la peste bubónica.

La buena noticia es que, para la mayoría de las personas, la peste no es la sentencia de muerte que era para casi todos hace siglos, sobre todo si se detecta a tiempo. Esta puede ser tratada con medicina moderna, tal como antibióticos y antimicrobianos.

John Newsome contribuyó con este reporte.