CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

En video en contra de la incitación al odio, joven polaca se transforma en Hitler

Por Susannah Cullinane

Nota del editor: Este reportaje contiene lenguaje que algunos podrían considerar ofensivo.

(CNN) – Un video gráfico en el que aparece una mujer joven homófoba transformada en Adolfo Hitler está siendo usado para resaltar los peligros de la incitación al odio en Polonia.

El video tuvo lugar a causa de un “alarmante” informe que mostraba la extensión de la incitación al odio entre los jóvenes polacos, de acuerdo con el grupo detrás del mismo, la Fundación Stefan Batory, una organización no gubernamental pro democracia.

El video, publicado en YouTube, muestra a una joven envuelta en una charla trivial con sus amigos, cuando dos hombres de pronto caminan dentro de su línea de vista.

“¿Los vieron? ¿Wusses (un término comúnmente usado en polaco para referirse negativamente a los homosexuales) o qué?”, comenta ella, cada vez más furiosa.

“Ellos pueden hacer lo que quieran en casa, ¡pero caminar juntos de esa forma es demasiado! ¡Veo “maricones” en todas partes! ¡Quiero vomitar cuando los veo!”

Gradualmente, el cabello rubio de la chica es reemplazado por el peinado oscuro del líder nazi de la Segunda Guerra Mundial, su ropa moderna se transforma en una camisa marrón y a ella se le ve con bigote de Hitler.

Se escucha una voz masculina que pregunta: “¿En serio? ¿Quieres verte así?”, y la chica maldice con el improperio alemán “scheisse”.

La Fundación Batory dice que Polonia tiene un problema con la incitación al odio y que los adolescentes polacos son los que están particularmente expuestos a la misma.

La portavoz de la Fundación Batory, Agata Szypulska, le dijo a CNN que el video solo es parte de la campaña “Stop Hate Speech” (Detengamos la incitación al odio) la cual fue lanzada el 14 de septiembre.

“Estamos apuntando a jóvenes entre 15 a 18 años y la razón por la que hicimos eso es porque el año pasado publicamos el primer informe nacional, llamado “Hate Speech en Polonia” (Incitación al odio en Polonia), el cual señalaba que los jóvenes son más propensos a aceptar la incitación al odio contra grupos minoritarios específicos que los adultos”, dijo.

Reconociendo la incitación al odio

El estudio que la fundación llevó a cabo en el 2014 sugiere que casi dos tercios de los jóvenes polacos han entrado en contacto con la incitación al odio “en linea” y aproximadamente la misma cantidad de personas han sido objeto de expresiones de odio por parte de sus pares o en la calle.

El estudio lo llevó a cabo el centro de investigación del Centro de Investigación de la Opinión Pública (CBOS, por sus siglas en inglés) a solicitud de la fundación y se basó en grupos de muestra de 653 polacos de 16 a 18 años y 1.007 adultos.

Muchos de los entrevistados ni siquiera identificaban la incitación al odio por lo que era, debido a que ellos sentían que “todos” usaban esos términos, dijo el autor del reporte.

“Sorprendentemente, mucha gente acepta expresiones de odio y no le ven nada virulento. La investigación que llevamos a cabo el año pasado muestra que mientras más escuchamos las expresiones de odio, nos volvemos menos sensibles a ello y lo aceptamos más”.

“Por otra parte, nuestra actitud hacia las propias víctimas —es decir, las minorías— también empeora”, dijo el coautor Michał Bilewicz.

Las minorías que con mayor frecuencia son blanco de las expresiones de odio son las personas no heterosexuales, los negros, los gitanos, los musulmanes y los ucranianos, decía el informe.

“Si observas esos números, casi el 77% de los jóvenes son objeto de expresiones de odio homofóbica en línea y casi el 65% ha sido víctima de expresiones de odio homofóbicas entre sus pares”, le dijo Szypulska a CNN.

“Nos enfocamos en la homofobia porque vimos esas cifras y nos pareció algo muy alarmante”, dijo.

Sin embargo, la campaña tiene como objetivo cambiar las actitudes de los jóvenes polacos hacia todas las minorías y lograr que se den cuenta que usar expresiones de odio “no es bueno y que no las hará personas populares”, dijo Szypulska.

“La campaña fue diseñada para prevenir la incitación al odio y no importa de qué tipo”, dijo ella.

‘No solo son palabras’

Szypulska dijo que aunque la reacción de los medios polacos ante la campaña ha sido positiva en un 80%, algunos comentaristas del “ala de extrema derecha” han argumentado que detestar a los homosexuales no convertía a alguien en Hitler y que su mensaje era exagerado.

Se estima que unos 6 millones de polacos murieron durante la Segunda Guerra Mundial —incluyendo alrededor de 3 millones de judios polacos— cuando Hitler tenía como blanco a las minorías de toda Europa.

Sin embargo, Szypulska dijo que la campaña está dirigida a los jóvenes y que debía ser fuerte.

“También queríamos usar a una persona y un símbolo que pudieran reconocer. Queríamos demostrar que las expresiones de odio no solo son palabras… esas palabras podrían llevar a acciones”.

La imagen de Hitler era altamente reconocible en Polonia, dijo. “Creo que en el contexto de Polonia, es bastante obvio que Hitler acosó y asesinó a gente debido a su etnicidad y debido a razones que no puede cambiar”.

Junto con el video, la campaña incluye blogs y videoblogs de personas que describen sus propias experiencias y las historias de las expresiones de odio.

Al momento de escribir este artículo, Szypulska dijo que el video de Hitler había sido visto casi 176.000 veces y que los videos de vlogger casi medio millón de veces, lo cual ella describió como “un éxito rotundo”.

La campaña termina a finales de septiembre, dijo. “Solamente será una señal y luego la ONG y otros interesados ​​en prevenir la incitación al odio en línea y en los espacios públicos continuarán con dicha campaña”.

Artur Osinski contribuyó con este reporte.