CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

Estudio: leyes estatales más estrictas mantienen las armas lejos de la juventud

Por Carina Storrs

(CNN)– Según un estudio, los adolescentes que viven en estados con leyes menos restrictivas respecto al uso de las armas tienen más probabilidad de portar armas. Ellos pueden tener acceso a ellas porque en esos estados más adultos poseen armas, dijeron los investigadores.

Los investigadores se enfocaron en los adolescentes de edades de la escuela secundaria y descubrieron que era más probable que los jóvenes de estados con leyes de armas menos restrictivas portaran un arma mientras están fuera de casa. Entre los 38 estados estudiados, el 5,7% de estudiantes de la escuela secundaria en los estados con leyes más estrictas portaron un arma en los últimos 30 días. En los estados con leyes más permisivas, el 7,3% de los estudiantes portaron un arma en ese tiempo.

Los datos sobre los jóvenes se obtuvieron del Youth Risk Behavior Surveillance System de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Los datos sobre las leyes de armas se obtuvieron de la Campaña Brady para Prevenir la Violencia Armada, un grupo de defensa para el control de las armas que califica a los estados respecto a las leyes sobre las armas, tales como el control del tráfico de armas de fuego, medidas para asegurar la seguridad de los niños y restricciones de armas en lugares públicos. Los investigadores observaron datos de 38 estados en el 2007, el 2009 y el 2011.

Por cada disminución de 10 puntos en la puntuación de las leyes de armas de un estado, un adolescente tenía un 9% más de probabilidad de informar que ha portado un arma al menos una vez en el último mes.

«Fuimos capaces de demostrar por primera vez que a través de todos los estados (en el estudio) esa ley de armas reduce la probabilidad de que los jóvenes porten armas porque se está limitando o reduciendo la propiedad de armas por parte de los adultos», dijo Ziming Xuan, profesor asistente de los servicios de salud comunitaria en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston. Xuan es el autor principal del estudio, el cual fue publicado el lunes en JAMA Pediatrics.

Mientras más fácil sea el acceso a las armas, más adolescentes portan armas

Los investigadores también descubrieron que en los estados con menos control de armas también había mayor probabilidad de tener tasas altas de adultos propietarios de armas; esto parecía ser la principal razón para el aumento de los jóvenes que portaban armas. Investigaciones previas descubrieron que cerca de un cuarto de los adolescentes en Estados Unidos dijeron que para ellos es fácil tener acceso a armas en su casa.

A nivel nacional, la edad mínima para comprar un revólver es de 18 años y, en otros estados, se requiere que las personas tengan 21 años de edad. Algunos estados también tienen leyes sobre la edad mínima para poseer un arma de fuego, pero permiten excepciones por actividades tales como cacería y práctica de tiro al blanco.

Aunque el estudio no abordó el tema de que si fueran menos los adolescentes que portaran armas esto podría conducir a menos violencia y muerte juvenil debido a las armas, esta es una «conclusión razonable», dijo Xuan. Las armas están involucradas en el 83% de los asesinatos cometidos por jóvenes y 45% de los suicidios, según los datos de los CDC.

Los estados con las puntuaciones más bajas, lo que quiere decir que son los estados con leyes menos restrictivas para las armas, eran Utah (1,3), Alaska, Kentucky y Oklahoma (todos con 2,0), mientras que aquellos con las puntuaciones más altas –que significa que tienen leyes más restrictivas para las armas– eran California (79,7), Nueva Jersey (69,3) y Massachusetts (57,7). La Campaña Brady utiliza una escala de 100 puntos.

Los investigadores encontraron un traslape entre los estados con las puntuaciones más bajas y aquellos con la más alta prevalencia de adultos propietarios de armas. Por ejemplo, en Utah y Alaska, 52% y 63% de adultos tenían armas, respectivamente, comparado con el 40% y el 29% en California y Nueva Jersey.

Aunque el estudio sugiere que las leyes de armas afectan indirectamente la portación de armas en adolescentes al limitar la propiedad de armas en adultos, las leyes que se enfocan en la seguridad de los jóvenes respecto a las armas pueden también tener efectos directos, dijo Xuan. Por ejemplo, las leyes que requieren que los adultos mantengan las pistolas bajo llave o fuera del alcance de los niños, y las leyes que ponen restricciones de edad para la compra de pistolas, pueden ayudar, dijo.

«El mensaje importante de este trabajo es que el control de armas verdaderamente implica leyes integrales desde ambas dimensiones», tanto para asegurar que la posesión de armas entre los adultos sea segura como para restringir la propiedad y el uso de ellas en los jóvenes, dijo Xuan.

Entender por qué las personas jóvenes llevan armas

Según el estudio, las leyes de armas tienen menos efecto en cuanto a que si algunos grupos de jóvenes llevan armas: todos los adolescentes de noveno y décimo grados, y los adolescentes negros e hispanos. Los adolescentes negros e hispanos, en particular, «merecen una atención muy especial» debido a las altas tasas de portación de armas en esos grupos, dijo Xuan.

Averiguar el por qué debería ser objeto de más investigaciones, dijo Michele Cooley-Strickland, psicóloga de investigación en la Escuela David Geffen de Medicina en la Universidad de California en Los Ángeles, quien no participó en la investigación. «Si entendemos el por qué, podemos trabajar para evitarlo».

El estudio es un «buen comienzo», dijo. Pero los adultos van a continuar poseyendo armas, por lo que la juventud seguirá teniendo una forma de obtenerlas… en primer lugar, los investigadores necesitan determinar las razones por las que los adolescentes quieren conseguirlas, dijo Cooley-Strickland.

Para responder a la pregunta, los investigadores necesitarán examinar la cultura de las armas y las actitudes en diferentes zonas del país, dijo.

En estados como Wyoming, el cual tiene una puntuación de ley de armas de 8,3 y donde el 66% de los adultos poseen armas de fuego, los niños pueden estar más interesados ​​en portar armas para la caza, dijo Cooley-Strickland. Sin embargo, su investigación en el área de Baltimore sugiere que los niños llevan armas, cuchillos y otras armas porque están en zonas de alta criminalidad y quieren protegerse a sí mismos y a sus seres queridos, dijo.

«Creo que esto regresa a las razones por las que los jóvenes están portando armas, y los jóvenes afroamericanos e hispanos son más propensos a vivir en las zonas interiores de la ciudad en las que hay mayor violencia. Así que estos jóvenes pueden sentir que tienen más riesgo de que les hagan daño».