CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Redes sociales

Edward Snowden se une a Twitter: “¿Me pueden oír ahora?”

Por CNNMoney

(CNNMoney) — Edward Snowden, el excontratista del gobierno estadounidense que filtró miles de documentos clasificados de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), se unió oficialmente a Twitter.

“¿Me pueden oír ahora?”, escribió Snowden en su primer tuit al medio día, 7 p.m. hora de Moscú.

El perfil de Twitter de Snowden lleva la marca de verificación azul, lo que significa que Twitter ha comprobado que Snowden es el real propietario de la cuenta.

El hecho de que Snowden haya aceptado unirse a Twitter es particularmente notable debido a las advertencias que él mismo ha dado sobre lo mucho que el gobierno puede aprender de las personas por sus comunicaciones privadas y en línea.

Snowden sólo sigue una cuenta: @NSAgov, la cuenta oficial de la NSA.

“Solía trabajar para el gobierno. Ahora trabajo para el público”, escribió Snowden en su perfil.

¿Su ocupación? Director de la Fundación de Libertad de Prensa, @FreedomofPress, una organización sin ánimo de lucro “dedicada a ayudar, apoyar y defender el periodismo de servicio público centrado en la exposición de la mala gestión, la corrupción y la violación de la ley en el gobierno”.

Snowden vive en Rusia, donde pidió asilo desde que filtró la información clasificada en documentos de la NSA a periodistas en 2013.

En el segundo Tweet, Snowden escribió sobre el descubrimiento de agua en Marte y se pregunta si “ellos revisan pasaportes en la frontera”. “Buscando un amigo”, bromeó.

En las primeras dos horas desde su primer tweet, Snowden consiguió más de 300 mil seguidores en Twitter. El co-fundador de Twitter escribió un mensaje de bienvenida para el exagente de seguridad de la NSA: “¡Sí!”, dijo Jack Dorsey, “Bienvenido a Twitter”.

Snowden, un héroe para algunos, traidor para otros, fue contratado por la NSA en 2013. Poco después filtró miles de documentos clasificados de la NSA a los periodistas Glenn Greenwald, Laura Poitras y Evan MacAskill, que publicaron la información en The Guardian y The Washington Post.

Snowden voló a Hong Kong y luego a Moscú, donde estuvo por un mes antes de que se le garantizara el asilo.