El complejo de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Hildale, Utah. Warren Jeffs, el jefe de la secta, sigue dirigiendo al grupo desde prisión. (Getty Images/Archivo)

(CNN) - Es difícil imaginar que un convicto pederasta pudiera dirigir una iglesia desde prisión, pero esto es exactamente lo que está ocurriendo con Warren Jeffs.

Jeffs dirige una secta polígama conocida como la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IFSUD). La iglesia ganó la atención del mundo en el 2006 cuando las autoridades acusaron a Jeffs por delitos sexuales contra niñas que tomó como esposas. En algún momento, Jeffs desapareció, lo cual hizo que el FBI lo incluyera en su lista de los 10 fugitivos más buscados hasta que fuera capturado.

En el 2008, las autoridades allanaron un rancho de Texas de la iglesia en expansión. La policía sacó a más de 460 niños de la propiedad, incluyendo a madres menores de 18 años. Las autoridades incautaron y cerraron el rancho el año pasado.

Al final, Jeff fue condenado en el 2011 por "abuso sexual" y "abuso sexual agravado" contra dos niñas de 12 y 15 años. Él fue sentenciado a cadena perpetua más 20 años.

(Ethan Miller/Getty Images/Archivo)

(Ethan Miller/Getty Images/Archivo)

La IFSUD se separó de la iglesia mormona principal hace más de un siglo porque sus miembros se rehusaron a renunciar a la poligamia.

Al parecer, la iglesia ejerce control sobre los pueblos cercanos de Colorado City, Arizona y Hildale, Utah... un área conocida informalmente como Short Creek. Existen otros enclaves en Mancos, Colorado; Boise City, Oklahoma; Custer County, Dakota del Sur; y una comunidad canadiense conocida como Bountiful, Columbia Británica.

Los líderes de la IFSUD muy rara vez hablan con los medios de comunicación y no respondieron a las múltiples solicitudes de CNN para hacer comentarios sobre esta historia.

Así que, ¿cuál es la situación actual de la IFSUD? Varios asuntos claves continúan desempeñando un papel importante en el futuro de la iglesia:

'Portadores de semillas' y sexo ritualista

Aunque el liderazgo del día a día es ejercido principalmente por el hermano de Jeffs, Lyle Jeffs, Warren Jeffs dirige activamente los asuntos de la iglesia desde la prisión, dijo Sam Brower, un investigador privado quien ha estado siguiendo de cerca las actividades de la IFSUD durante 10 años.

El libro de mayor venta del New York Times "Prophet's Prey" (Presa del profeta), escrito por Brower, inspiró un documental del mismo nombre, el cual debutó este año en el Festival de Cine de Sundance. Él desempeñó un papel clave en la investigación que el FBI llevó a cabo sobre Jeffs y en su condena final.

Inicialmente obtenida por el Salt Lake Tribune, una solicitud de custodia de menores presentada en el tribunal juvenil de St. George, Utah, por la distanciada esposa de Lyle Jeff, Charlene Jeffs, describe a un grupo de seguidores llamado "portadores de semilla". "Un portador de semilla es un hombre electo de un linaje digno que es escogido por el sacerdocio para fecundar a las mujeres de la IFSUD", de acuerdo a la solicitud de Charlene Jeffs.

Bajo una nueva doctrina, a los "hombres de la IFSUD ya no se les permite tener hijos con sus múltiples esposas. Ese privilegio le pertenece al portador de semilla", decía la solicitud. "Es la responsabilidad del esposo sostenerles las manos a sus esposas mientras que el portador de la semilla 'propaga su semilla'. En términos simples, se requiere que el esposo se siente en la habitación mientras el portador de semilla elegido, o un par de ellos, violan a su esposa o esposas", según el documento.

Los documentos del tribunal juvenil de Utah por lo general no están a disposición del público, así que se desconoce si alguien presentó documentos debatiendo los detalles de la solicitud de Charlene Jeffs, o la veracidad de las afirmaciones hechas en la solicitud. Lyle Jeffs finalmente accedió a compartir la custodia de sus dos hijos adolescentes con Charlene Jeffs —según informó el Salt Lake Tribune— y los niños viven con su madre.

Brower dijo que pudo confirmar informes similares de "portadores de semillas" a través de sus propias fuentes. "Es un tipo de procreación ritual", dijo Brower, "realizado en una cama-altar ritualista". Como parte de este nuevo sistema, Warren Jeffs ha negado cualquier relación entre los esposos y las esposas, dijo Brower. Cualquier contacto físico entre cónyuges fuera de los rituales como este, incluso simplemente darse la mano, ahora podría ser considerado adulterio en la iglesia.

Cuando se le preguntó sobre sus fuentes de esta información, Brower se limitó a decir que no quería violar la confidencialidad. "Me siento 100% satisfecho como investigador privado de que es así", dijo.

No se ha recibido respuesta a múltiples intentos de CNN por contactar a algún representante de la IFSUD para obtener su versión de los hechos.

Un violador de niños condenado aún sigue dirigiendo la iglesia

En medio de sus problemas legales, Jeffs renunció como presidente de la iglesia en el 2007. Él retomó el control de la iglesia cuatro años más tarde, luego de que sus seguidores dijeron que al parecer él tenía mayor acceso a llamadas telefónicas fuera de la cárcel.

Chris Wyler —un miembro de la iglesia desde hacía mucho tiempo hasta que fue expulsado en el 2012— le dijo a CNN que fue testigo de casos en los que Jeffs fue "contactado" por teléfono para poder hablar con los líderes de la iglesia.

Además, a los miembros les pidió que oraran a Dios por la liberación de Jeffs, a quien llaman "el profeta".

"Nos dijeron que oráramos por la liberación de nuestro profeta", dijo Wyler, de 38 años de edad. "Eso quería decir que el Señor lo liberaría, de cualquier forma. Incluso si eso incluía ordenarle a alguien que lo sacara".

Ofensiva federal en pleno apogeo

Todos estos años después de la detención de Jeffs, la IFSUD sigue siendo blanco de los funcionarios de las fuerzas federales del orden público.

Una demanda de derechos civiles presentada por el Departamento de Justicia en el 2012 acusa a Hildale y a Colorado City por funcionar "como un brazo de la IFSUD, violando la... Constitución de Estados Unidos". Los mariscales de dichas ciudades están llevando a cabo prácticas de "discriminación ilegal contra las personas que no son miembros" de la IFSUD, de acuerdo con documentos del Departamento de Justicia.

Brower llegó a decir que el gobierno federal está tratando de desarmar la iglesia. "Sin embargo, cuando empiezas a socavarlos de esa manera, eso comienza a causar problemas", dijo.

Brower, quien compara la red de la IFSUD con un sindicato del crimen, no es el primero en hacer esa comparación. Harry Reid, líder de la minoría del Senado y demócrata por Nevada, por lo general ha descrito a las sectas polígamas como "una forma de delincuencia organizada" que en gran medida no es controlada por las fuerzas de seguridad. Brower dijo que esta ola de acción federal simplemente refuerza esa idea.

Los gobiernos y los mariscales de Hildale y Colorado City han sido "desplegados para llevar a cabo la voluntad y órdenes de los líderes de la IFSUD, particularmente de Warren Jeffs y de los funcionarios a los que él les delega la autoridad", decía la demanda del Departamento de Justicia.

Los mariscales de las ciudades cometieron diversos delitos, entre ellos "devolver a por lo menos una novia menor de edad a una casa de la que había huido", según la denuncia. Ellos no investigaron crímenes contra países no miembros de la secta y se negaron a detener a individuos de la IFSUD que cometieron crímenes contra los no miembros, decía la demanda.

Las ciudades enfrentan ahora un juicio federal, el cual está previsto para enero.

Denuncias de trabajo infantil ilegal

En un informe exclusivo en el 2012, CNN grabó un video en la que IFSUD usaba a las mujeres y a los niños para cosechar nueces en un rancho cerca del Hildale. Esa historia estimuló una demanda federal por parte del Departamento de Trabajo de Estados Unidos contra los líderes de la iglesia, alegando violaciones a ley de trabajo infantil. La demanda busca imponer un pago de 1,9 millones de dólares en multas y salarios atrasados ​​para las mujeres y los niños trabajadores.

De acuerdo con la demanda, entre los niños que fueron puestos a trabajar había por lo menos 125 que eran menores de 12 años, 50 entre 12 y 13 años y 25 entre 14 y 15 años. Todos realizaban tareas durante las horas de clase, como segar, podar y empacar nueces, decía la demanda.

Wyler, el exmiembro de la IFSUD, dijo que sus dos hijos mayores —ambos menores de 16 años— participaron en una cosecha de nueces hace algunos años... trabajando entre 12 a 13 horas al día durante unos cuatro días. Sus sentimientos en relación a la práctica son "encontrados", dijo.

"Creo que es genial que la gente pudiera ir y ayudar", dijo Wyler. "Sin embargo, si eso produce beneficios, entonces los niños deben recibir un pago. Además, no deberían ser sacados de la escuela para eso".

Fondo de 100 millones de dólares de la iglesia

Desde la década de 1940, la iglesia ha estado depositando activos inmobiliarios en un fondo de caridad religiosa llamado el "Plan de esfuerzo conjunto", el cual actualmente se calcula en un valor de aproximadamente 100 millones de dólares. Utah tomó el control del fideicomiso en el 2005 luego de que las autoridades comenzaran a investigar a la iglesia. Muchas de estas casas son propiedad del fideicomiso... pero están ocupadas por miembros de la IFSUD.

La IFSUD se autofinancia a través de la propiedad de varias empresas. Las principales fuentes de ingresos de la iglesia provienen de grandes operaciones agrícolas y empresas de manufactura y construcción generalizadas, dijo Brower.

La IFSUD también recauda dinero a través de los diezmos... una práctica donde los seguidores hacen donaciones obligatorias del 10% de sus ingresos. A los miembros de la iglesia se les ha pedido que den "consagraciones"... donaciones mensuales especiales, a veces de aproximadamente 1.000 dólares, dijo Wyler.

Ese fue un desacuerdo financiero que llevó a la salida de Wyler de la iglesia hace tres años. Él dijo que le pidieron que diera todas sus "posesiones terrenales" a la iglesia... o que enfrentaría la expulsión. "Tuve problemas con eso".

Disminución de la membresía

Es imposible saber con certeza el número de seguidores de la hermética iglesia. En su apogeo, hace muchos años, la membresía total de la IFSUD podría haber sido de hasta 15.000, dijo Brower, pero según sus conjeturas ahora esa cifra —a raíz del encarcelamiento de Jeffs y la demanda civil— es de aproximadamente 10.000.

Brower dijo que varios miles han abandonado la iglesia o han sido expulsados ​​en los últimos años.

Los miembros de la IFSUD no enviaban a sus hijos a escuelas públicas, lo cual podría explicar los informes de un aumento vertiginoso en las inscripciones de las escuelas públicas. Las inscripciones han ido en aumento, a medida que más miembros son expulsados ​​o salen de la iglesia.

Algunos miembros han abandonado la IFSUD con la ayuda de grupos de defensa de la región, como Holding Out Help. "He atendido a cientos de personas aquí", le dijo a CNN Ruth Olson, directora de Holding Out Help. "Tratamos de establecernos aquí para que puedan sentirse seguros".

La cuarta hija de Jeffs, de 31 años de edad, Becky Jeffs, recientemente se salió de la iglesia. Ella dijo que había sufrido abusos a manos de su padre. "Así que muchas personas de la IFSUD decían: 'Oh, tú tienes el mejor padre del mundo'", le dijo Becky Jeffs a Ling. "Ahora solo pienso: 'Si supieras...'"

Es difícil ofrecer la perspectiva de la IFSUD frente a todas las acusaciones. La iglesia no respondió a varias solicitudes de CNN para defenderse.

Para los líderes, dijo Brower, "se trata de sexo, dinero y poder. Y eso es lo que los impulsa. Sin embargo, también se convencen a sí mismos... que su locura tiene cierto sentido".

Él dijo que muchos miembros comunes y corrientes quieren desesperadamente quedarse en la iglesia y seguir las tradiciones religiosas de sus padres, abuelos y bisabuelos. "Ellos quieren creer que las cosas horribles que le están sucediendo a su iglesia solamente es una prueba para ellos".

En cuanto a Wyler, él espera que la iglesia sobreviva.

"Siempre habrá gente que crea en eso", dijo. "No importa que se les esté presentando evidencia".

Nate Carlisle de The Salt Lake Tribune y Gary Tuchman de CNN contribuyeron con este reporte.