El exrector de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), Froilán Peralta, se entregó el 25 de septiembre (Crédito: STR/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - Tras masivas protestas protagonizadas por miles de estudiantes universitarios, que se iniciaron a mediados de setiembre, el rector de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) renunció a la casa de altos estudios que alberga 54.000 alumnos y desde este jueves está detenido en la cárcel de Tacumbú.

El exrector, Froilán Peralta, enfrenta un proceso por corrupción y obstrucción a la investigación fiscal.

Peralta, quien dice ser inocente de los cargos, se entregó a la justicia hace una semana, estuvo detenido varios días en la División de Delitos Económicos, y ahora está en la cárcel.

Fue ingresado al penal como el preso número 3924.

Inicialmente los cargos contra Peralta se basaban en casos de nepotismo, reportados por la prensa local, que daban cuenta de millonarios contratos laborales —en el rectorado y varias universidades a su cargo— para más de 23 miembros de su familia. Las publicaciones generaron la reacción de los estudiantes, quienes exigieron la renuncia del rector, y de la Fiscalía, que inició una investigación.

El nepotismo en Paraguay no está penado con cárcel; solamente se sanciona con la imposibilidad de ejercer cargos públicos por 5 años y exige devolver el dinero en caso de comprobarse el delito. Sin embargo, el caso del exrector se vio complicado cuando hace una semana tres funcionarias del rectorado —una de ellas la jefa de Recursos Humanos— intentaron sustraer documentos comprometedores que llevaban la firma de Peralta, y fueron detectadas por los estudiantes que se mantenían en vigilia en el lugar.

Las funcionarias fueron posteriormente detenidas por la Fiscalía. Una de ellas, según los fiscales, incluso intentó tragar algunos de los documentos que llevaba encima para eliminar la evidencia.

Alrededor de 2.000 estudiantes rodearon la oficina del rector exigiendo su renuncia. (Crédito: NORBERTO DUARTE/AFP/Getty Images)

Alrededor de 2.000 estudiantes rodearon la oficina del rector exigiendo su renuncia. (Crédito: NORBERTO DUARTE/AFP/Getty Images)

Froilán Peralta fue acusado de ser el mentor de la sustracción de los documentos por parte de sus subordinadas, por lo que la Fiscalía pidió su prisión y la justicia la confirmó para evitar la obstrucción a la investigación.

La Fiscalía General dispuso este miércoles que se investiguen las denuncias de corrupción que se extendieron a las 12 facultades que integran la Universidad Nacional de Asunción. Desde que se iniciaron las protestas, hace unas tres semanas, cinco de los 12 decanos han renunciado a sus cargos salpicados por denuncias de corrupción. Los estudiantes inicialmente pedían la renuncia de todos los decanos.

La Asamblea Superior Universitaria ha nombrado como rector interino a Ricardo Meyer, decano de la facultad de Arquitectura. No obstante, el Consejo Nacional de Educación ha dispuesto la intervención de la Universidad Nacional de Asunción, y anunció que nombrará a un interventor que quedará a cargo del rectorado mientras dure la investigación.

Los estudiantes universitarios sostienen que seguirán con las protestas hasta que haya transparencia en la universidades públicas.