CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Los 10 huéspedes de hotel más molestos

Por Marnie Hunter

(CNN) — Si bien “quienes se besuquean en el jacuzzi” y los “hombres de negocios borrachines en el bar” reciben una buena cantidad de miradas fulminantes por parte de otros huéspedes, ningún grupo inspira más ira que los padres desatentos.

Sus displicentes riñas con los niños salvajes molestan a dos tercios de los huéspedes estadounidenses en los hoteles, según el primer Estudio de Etiqueta en los Hoteles de Expedia.

El estudio de 2015, dado a conocer el lunes, le pidió a 1.022 estadounidenses que dieran su opinión sobre los comportamientos más molestos que los huéspedes de los hoteles tienen. El estudio fue realizado para Expedia, por parte de la compañía de investigación de mercado independiente GfK.

Los padres desatentos encabezaron la lista, ya que ellos exasperan al 67% de los encuestados. Los alborotadores de los pasillos molestaron al 64% de los encuestados, seguidos por los quejumbrosos (54%).

Esta es la lista completa de los huéspedes irritantes, desde los más molestos hasta los menos molestos:

Padres desatentos: 67%

Alborotadores del pasillo: 64%

Quejumbrosos: 54%

Parranderos en la habitación: 52%

Peleoneros: 26%

Fiesteros en la piscina: 22%

Amorosos apasionados (amantes indiscretos): 21%

Quienes se besuquean en el jacuzzi: 20%

Hombres de negocios borrachines en el bar: 12%

Parlanchín del elevador: 6%

“Aunque las violaciones a la etiqueta difieren, ellas tienden a reducirse al mismo comportamiento: si los huéspedes respetan o no a los extraños que se encuentran cerca de ellos”, dijo John Morrey, vicepresidente y gerente general de Expedia.com, en una declaración.

“Tener un atisbo de consideración por los otros viajeros puede producir grandes resultados”, dijo.

Así es, fiesteros en la piscina.

Estos son algunos de los hallazgos:

Más de un cuarto de los estadounidenses se llevan a casa los artículos de tocador, una cifra que parece ser sorprendentemente baja considerando el número de pequeñas botellas de champú que circulan en todo el país.

Un poco más de la mitad de los huéspedes —51%— les dan propina a las amas de llaves del hotel.

Sin embargo, más de un cuarto no les da propinas en absoluto a los empleados del hotel, lo cual hace que nos preguntemos si no debería haber al menos una categoría más de huéspedes irritantes.