CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Costa Rica

La moneda de Costa Rica aumenta de valor mientras otras en la región se desploman

Por Patrick Gillespie

NUEVA YORK (CNNMoney) — Las monedas de Latinoamérica se han devaluado este año, pero Costa Rica está resistiendo esa tendencia.

Este año, la moneda de Costa Rica, el colón, aumentó un 1% frente al dólar. Esa no es una razón para una fiesta en la playa, pero es una señal de una economía que está demostrando ser bastante fuerte.

Todas las grandes economías de Latinoamérica —desde Brasil y Chile hasta Colombia— han sido golpeadas fuertemente este año por la caída de los precios de materias primas y porque la desaceleración de China está empeorando. Eso ha hecho que el valor de sus monedas caiga drásticamente. Entre las monedas más fuertemente afectadas se encuentra el real brasileño, el cual se ha desplomado un 30% hasta donde va este año.

El solo hecho de que la moneda de Costa Rica se haya vuelto más fuerte frente al dólar este año es toda una hazaña.

También es una señal de que Costa Rica está optando por una gran variedad de industrias.

«Para un país pequeño, hemos diversificado», le dijo el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, a CNNMoney en una entrevista.

Una moneda fuerte no siempre es una buena noticia. Eso hace que las exportaciones sean más costosas y, a largo plazo, las monedas débiles podrían ayudar a las economías.

Sin embargo, a menudo es un reflejo de una economía sana. Se prevé que la economía de Costa Rica aumentará un 3,5% este año.

Eso es mucho mejor que la región: se espera que la economía de América Latina en general disminuya este año, según las proyecciones que el FMI publicó recientemente esta semana. Brasil ya está en recesión y está afectando gran parte del crecimiento de la región.

Muchas economías latinoamericanas dependen de los productos básicos —soya, petróleo y cobre— para impulsar el crecimiento. Sin embargo, los precios de las materias primas se han desplomado este año y también lo ha hecho el crecimiento en estos países.

Sin embargo, solo el 6% de la economía de Costa Rica proviene de la agricultura. Esta depende principalmente de los servicios para impulsar el crecimiento económico. Actualmente, el turismo, la tecnología, el equipo médico y las embarcaciones son las principales industrias en crecimiento de Costa Rica.

Algunos grandes empleadores estadounidenses allí incluyen a Microsoft, Nextel y FedEx. Aunque China es el mayor socio comercial de muchos otros países de América Latina, Costa Rica está más estrechamente vinculado con Estados Unidos y Europa.

La desaceleración económica mundial es motivo de preocupación.

«No podremos avanzar a la siguiente etapa, si la economía mundial no se estabiliza», dijo Solís. «No podemos simplemente ignorar lo que pasa a nuestro alrededor».

A pesar de las dificultades económicas de este año, está logrando salir con éxito de un año difícil.

En una ocasión, un empleador importante, el Bank of America, recortó cientos de puestos de trabajo en Costa Rica el año pasado. El desempleo es del 9,5% y Solís admite que la pobreza es un tema importante en su país. Alrededor del 20% de los costarricenses viven en la pobreza, dice. La moneda perdió valor frente al dólar a principios del 2014 y aún no ha recuperado todas las ganancias.

Sin embargo, Costa Rica ha logrado avances económicos y monetarios en un año en el que el resto del crecimiento de la región se ha detenido.