CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
ISIS

Estados Unidos supende programa de entrenamiento a rebeldes sirios

Por Barbara Starr, Jim Acosta

(CNN) — Estados Unidos suspenderá su titubeante programa de entrenamiento a rebeldes sirios, dijeron funcionarios estadounidenses el viernes en una medida que caracterizaron como una “pausa”.

“Vamos a tomar una pausa operativa”, dijo la subsecretaria de política de Defensa, Christine Wormuth, en una conferencia telefónica con los reporteros el día viernes.

“No es detener el programa”, agregó Brett McGurk, enviado especial adjunto para la lucha contra ISIS. “Es adaptarlo”.

Más temprano el viernes, el secretario de Defensa Ash Carter dijo durante una conferencia de prensa en Londres que Estados Unidos “sigue estando comprometido” con el entrenamiento de fuerzas en Siria en contra de ISIS, pero está buscando formas de “mejorar” el programa.

El New York Times fue el primero en informar sobre la decisión de Estados Unidos.

La nueva estrategia tendrá un cambio hacia brindar ayuda militar a los líderes de la oposición que luchan contra ISIS en lugar de entrenar y equipar a los rebeldes.

El esfuerzo de la administración por reforzar a la oposición siria moderada por medio de entrenamiento y equipamiento llegó a estar bajo un fuerte escrutinio en las últimas semanas después de que la Casa Blanca reconociera que el programa solo había tenido éxito en graduar a unos cuantos reclutas, a pesar de gastar casi 500 millones de dólares en la hazaña.

Funcionarios de la administración enfatizaron en que los comandantes rebeldes sirios seguirían recibiendo equipamiento militar.

“Vamos a brindarles una clase de equipamiento más básico a estos grupos”, dijo Wormuth. “Así es como mitigaremos el riesgo”.

Carter dijo que la medida era una oportunidad para reevaluar cómo lograr los objetivos del programa.

“No me sentí satisfecho con los esfuerzos tempranos en ese sentido, así que estamos considerando maneras distintas de lograr los mismos objetivos estratégicos, lo cual es lo correcto, lo cual es permitir que las fuerzas motivadas capaces en el terreno recuperen territorio de manos de ISIL y reclamen el territorio sirio del extremismo, así que hemos ideado varios enfoques distintos al respecto de aquí en adelante”, dijo Carter, utilizando un nombre distinto para ISIS.

Un funcionario estadounidense le dijo a CNN que el programa ha sido suspendido mientras el gobierno busca otras maneras de apoyar a la oposición moderada en Siria. Pero el respaldo de Estados Unidos hacia los rebeldes no terminará.

El secretario de prensa del Pentágono, Peter Cook, emitió una declaración el viernes en la que decía que Carter ahora está dirigiendo al Pentágono para que “proporcione paquetes de equipamiento y armas a un grupo selecto de líderes examinados y a sus unidades para que con el tiempo, ellos puedan tener un impulso concertado en territorios que aún están bajo el control de ISIL”.

“Vamos a monitorear el progreso que estos grupos hacen y les daremos apoyo aéreo en su lucha contra ISIL”, dijo.

Cook dijo que los “refinamientos y los ajustes” seguirán ocurriendo con el tiempo, y reconoció que la lucha contra ISIS será “un proceso largo y arduo”.

El nuevo programa incluirá municiones y equipo de comunicaciones para la Coalición Árabe de Siria, más o menos 5.000 rebeldes moderados en el norte, le dijo un funcionario estadounidense a CNN.

Los miembros actuales de la Nueva Fuerza de Siria —los combatientes que han pasado por el programa de entrenamiento y equipamiento— que se encuentran en el campo y en entrenamiento aún recibirán apoyo, aunque no hay más de unos cuantos cientos de ellos. Sin embargo, la suspensión significa que no habrá nuevos reclutas o entrenamiento.

Algunos comandantes de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos habían estado presionando para que se tomara esa decisión durante semanas, le dijeron funcionarios de Defensa a CNN, luego de ver que la coalición alcanzara el éxito en el campo de batalla.

Los individuos en la coalición serán examinados a través de su liderazgo y se les dará entrenamiento y conocimiento en comunicaciones y apoyo de inteligencia.

“Hemos ideado varios enfoques distintos al respecto en adelante y se los hemos presentado al presidente Barack Obama, y él se pronunciará al respecto dentro de poco”, dijo Carter el viernes.

Cuando se le preguntó sobre la noticia en el programa “Morning Joe” de MSNBC, el senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, dijo que el programa estaba destinado al fracaso desde el inicio.

“Verdaderamente es una broma porque tienes el programa de la CIA y a la larga tenías un programa del Departamento de Defensa; el problema con el programa es que los están entrenando solo para combatir a ISIL”, dijo el candidato presidencial republicano. “Nadie en Siria peleará simplemente con ISIL, ellos quieren enfrentar a Asad, quien ha masacrado a su familia, así que estaba destinado a fracasar con estas restricciones”.

Graham ha sido muy crítico de la estrategia del gobierno en Siria y en el Medio Oriente más ampliamente.

Sin embargo, el asesor nacional de seguridad delegado, Ben Rhodes, rechazó las críticas de algunos en el Congreso en relación con que el programa de entrenamiento y equipamiento fracasó debido a una falta de recursos y compromiso de parte de la administración.

“No lo esperábamos entonces y no esperamos ahora que puedas ponerle fin al conflicto en Siria por medio de un grupo de oposición”, le dijo a los reporteros en la llamada en conferencia.

“No pienso que todo esto haya sido un caso de mala ejecución”, añadió Wormuth.

Los funcionarios de la administración que participaron en la llamada dijeron que la Casa Blanca actualmente no está considerando el establecimiento de una zona de vuelo restringido sobre partes de Siria, una de las sugerencias clave de los críticos que buscan reafirmar la campaña de Estados Unidos en contra de ISIS, y una idea presentada recientemente por el secretario de Estado, John Kerry.

Además, los funcionarios señalaron que el presidente no está contemplando una nueva política que permitiría que el líder asediado de Siria, Bachar al Asad, permanezca en el poder.

Rhodes argumentó que la coalición liderada por Estados Unidos está haciendo más en su lucha contra el ejército terrorista de lo que Rusia ha demostrado en su reciente intervención en Siria.

“En realidad vamos en contra de ISIL, algo que Rusia no está haciendo”, dijo Rhodes.

Los funcionarios enfatizaron que la campaña por derrotar a ISIS no está siendo restringida, a pesar de la decisión de suspender el programa para entrenar y equipar a los rebeldes.

“No estamos descartando un futuro entrenamiento”, añadió Rhodes.