CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias Recientes

EE.UU.: murió el agente del servicio secreto que salvó la vida al expresidente Reagan en el atentado de 1981

Por Steve Almasy

(CNN) – Jerry Parr, el exagente del Servicio Secreto de Estados Unidos que ayudó a salvar al expresidente Ronald Reagan cuando fue herido durante el intento de asesinato del exmandatario, murió el viernes a los 85 años.

Su esposa confirmó el fallecimiento. Parr perdió la vida a consecuencia de una complicación cardiaca.

El 30 de marzo de 1981, Jerry Parr era el guardaespaldas principal de Reagan. Ese día, John Hinckley Jr. disparó contra el expresidente y otras tres personas.

Después de escuchar los disparos, Parr sujetó al entonces mandatario por los hombros y lo empujó hacia la limusina. El agente Ray Shaddick empujó después a Reagan a la parte posterior, se aseguró de que las piernas del gobernante estaban dentro del vehículo y cerró la puerta.

Al principio Parr había ordenado que la limusina se dirigiera a la Casa Blanca, pero luego se dio cuenta de que el presidente sangraba, por lo que dio instrucciones para que la caravana fuese desviada al hospital George Washington de la capital estadounidense.

Uno de los tiros se impactó en el vehículo presidencial y después entró por la axila izquierda de Reagan.

Fue operado durante dos horas y permaneció en el hospital dos semanas. Uno de los doctores que lo atendieron dijo que si la limusina hubiese seguido hacia la Casa Blanca, Reagan hubiera muerto.

“Si hubiéramos reaccionado una fracción de segundo más lento, (Reagan) podría haber sido herido en la cabeza”, dijo a CNN el exagente Shaddick en 2011.

Parr sirvió en el Servicio Secreto de 1962 a 1985 y fue agente especial a cargo de la seguridad de los expresidentes Jimmy Carter y Ronald Reagan. Después de su retiro se convirtió en ministro religioso.

Al conocer la noticia de su muerte, la viuda de Reagan, Nancy, dijo que Parr “fue uno de sus verdaderos héroes”.

El director del Servicio Secreto, Joseph Clancy, dijo en un comunicado que “con sus acciones el 30 de marzo de 1981, Parr no solo salvo la vida del presidente Reagan sino que sus acciones preservaron la institución de la oficina presidencial”.

Uno de los factores que llevó a Parr a decidir ser guardaespaldas presidencial fue ver, en 1939, una película llamada “Code of the Secret Service”, cuya estrella principal fue el entonces actor Ronald Reagan.