(CNN)— El tren de aterrizaje de un avión de Singapore Airlines colapsó, provocando que la parte delantera de la aeronave acabara contra el suelo en la pista del aeropuerto Changi de Singapur el domingo.

El Airbus A330-300 estaba pasando por un control del tren de aterrizaje cuando se produjo el incidente, según un comunicado de Singapore Airlines.

Imágenes de los medios sociales mostraron el avión afectado, con su nariz hacia abajo, en una de las puertas de embarque. Un avión alternativo fue utilizado para el vuelo a Hong Kong.

"No había pasajeros ni tripulación a bordo en el momento del incidente. Un ingeniero que estaba en el avión no resultó herido”, dijo la aerolínea.

La aerolínea está considerada como una de las mejores del mundo, y recientemente obtuvo una posición alta en el ranking publicado por el sitio web de aviación AirlineRatings.

La aerolínea también tiene un excelente historial de seguridad, de acuerdo con AirlineRatings.