CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Prueba de ADN permite arrestar a sospechoso de secuestro 18 años después

Por Ralph Ellis

(CNN) — Gracias a la evidencia del ADN, la policía en un suburbio de la ciudad de Oklahoma arrestó a un hombre en el caso del secuestro –de 18 años de antigüedad– de una niña, dijeron las autoridades el martes.

Kirsten Hatfield, de 8 años, desapareció de su casa de Midwest City una noche de mayo de 1997.

La policía dijo que la ventana de la habitación de la niña de segundo grado primaria estaba quebrada y que su ropa interior se había encontrado en el patio trasero, según KOKH, afiliada de CNN.

La niña nunca fue encontrada, dijo Brandon Clabes, jefe de la policía de Midwest City, en una conferencia de prensa el martes.

Anthony Joseph Palma, un antiguo vecino –de 56 años de edad– de la niña, fue arrestado el lunes y acusado de secuestro y asesinato en primer grado. Las autoridades presentaron la acusación de asesinato porque creen Kirsten está muerta, dijo Clabes.

Las autoridades fueron conducidas hasta Palma después de que un nuevo investigador asignado al caso en junio pasado se dio cuenta de que el FBI o la Oficina de Investigación del Estado de Oklahoma nunca habían examinado algunas de las evidencias, dijo Clabes.

Avances tecnológicos

Mediante el uso de la tecnología de ADN que hoy en día es más avanzada de lo que era en 1997, los técnicos de laboratorio descubrieron que la sangre del alféizar de la ventana y de la ropa interior de la niña provenían de un hombre desconocido, dijo. Los investigadores buscaron ese ADN en la base nacional de datos y no encontraron una coincidencia.

Después, las autoridades rastrearon a unos 10 hombres que anteriormente habían sido interrogados y a quienes se les habían solicitado muestras de ADN, dijo Clabes.

Uno de ellos era Palma, quien vivía a solamente dos casas de la familia Hatfield y quien había sido entrevistado dos veces en 1997, dijo Clabes.

Palma le dijo a los investigadores que estaba en la cama la noche que Kirsten desapareció, pero que se despertó a las 2 a.m. porque un perro estaba ladrando, informó KOKH.

Él dijo que no estaba involucrado y permitió que la policía le tomara una nueva muestra de ADN con un hisopo de su mejilla, dijo KOKH.

Su muestra coincidía con el ADN en la ropa interior y el alféizar de la ventana, dijo el jefe.

Palma vivía solo en 1997, dijo el jefe, pero se casó en 1999 y sigue viviendo en la misma casa con su esposa e hijos. Él había estado trabajando en mantenimiento.

La familia Hatfield se mudó de su hogar en Midwest City.

Chris Hazen, quien se casó con Shannon –la madre de Kirsten Hatfield– dos años después de la desaparición, habló con los medios de comunicación el martes y le agradeció a la policía por no darse por vencida.

“Esta ha sido una terrible pesadilla para mi esposa desde que ocurrió”, dijo.