El Dr. Jim Withers ha sido nombrado como uno de los 10 Héroes de CNN. La votación para el Héroe de CNN del Año continúa hasta el domingo, 15 de noviembre. Cada uno de los 10 Héroes de CNN de este año serán homenajeados durante el programa "CNN Heroes: An All-Star Tribute" que se transmitirá por las cadenas de CNN el domingo 6 de diciembre.

Pittsburgh (CNN) - El Dr. Jim Withers solía vestirse como una persona sin hogar. A propósito.

Dos o tres noches a la semana, se frotaba suciedad en su cabello y ensuciaba sus pantalones y camisa antes de caminar por las calles oscuras de Pittsburgh, buscando a las mismas personas que estaba tratando de emular.

Withers quería conectarse con aquellos que habían quedado excluidos de su cuidado.

"De hecho, estaba realmente horrorizado por cuán enferma estaba la gente en la calle. Era como ir a un país del tercer mundo", dijo. "Jóvenes, viejos con enfermedades mentales, niños fugitivos, mujeres (que) huían de la violencia doméstica y veteranos. Todos ellos tienen su propia historia".

La falta de vivienda le cuesta al sistema médico mucho dinero. Los individuos terminan a menudo en salas de emergencia y permanecen allí más tiempo, porque sus enfermedades no reciben tratamiento y pueden llevar a complicaciones.

Durante 23 años, Withers ha estado tratando a personas sin hogar... debajo de los puentes, en callejones y a lo largo de las orillas de los ríos.

"Nos dimos cuenta de que esto es algo que podría abordarse. Podríamos hacer 'visitas a domicilio'", dijo él. Eso es algo que el padre de Withers, un médico rural, hizo a menudo.

La misión individual de Withers se convirtió en un programa a nivel de ciudad llamado "Operation Safety Net". Desde 1992, el grupo ha llegado a más de 10.000 individuos y ha ayudado a más de 1.200 de ellos para que se conviertan en personas con hogar.

Además de rondas callejeras, el programa tiene una furgoneta móvil, clínicas de atención inmediata y una clínica de atención médica primaria, donde todas las personas sin hogar pueden tener acceso a la atención médica.

Hoy, Withers también está promoviendo un movimiento mundial de "medicina para las calles". Su organización sin fines de lucro, Street Medicine Institute, ayuda a las comunidades a iniciar sus propios programas. Su red incluye a docenas de equipos en Estados Unidos y alrededor del mundo.

Recientemente hablé con Withers sobre su trabajo y su visión fundamental. Abajo encontrarás una versión editada de nuestra conversación.

CNN: ¿Cómo funciona, el hacer rondas en los campamentos de las personas sin hogar?

Jim Withers: Podría ser un reto mantenerse al día para saber dónde están los campamentos. Las personas sin hogar a menudo son desalojadas. Se llevan sus pertenencias. Así que tienen que estar en constante movimiento. Por lo tanto, tenemos que seguirles el ritmo para estar al día sobre sus campamentos.

Withers y un estudiante tratan a Lois Burkes, a quien su organización le ayudó a encontrar una vivienda.

Withers y un estudiante tratan a Lois Burkes, a quien su organización le ayudó a encontrar una vivienda.

Al hacer las rondas a pie, tratamos que nuestro equipo siga siendo de cuatro personas. No queremos invadir (su espacio) con mucha gente. Es su hogar. Así que, hay un experto en divulgación que conoce el campo y conoce a la gente. Estoy yo o una persona médica, y luego siempre contamos con uno o dos estudiantes. Y llevamos a un trabajador social con nosotros.

Vamos al campamento y nos aseguramos de que se sientan cómodos con el hecho de que entremos. Casi todas las personas sin hogar son cordiales, por no decir muy amables. Simplemente nos unimos a ellos y pueden expresar lo que está pasando. Siempre tratamos de comprobar cómo están en cuanto a salud. Si tienen seguro, si hay medicinas que deberían usar y que se les han agotado. ¿Cuentan con algún doctor? "¿Te revisaron eso?" Lo que es importante para el paciente —la persona— es nuestra prioridad.

La atención médica que ofrecemos allí depende de lo que tenemos en nuestras mochilas. Tratamos de hacer énfasis en que esto no es lo suficientemente bueno. Lograr que reciban atención médica primaria es nuestra meta.

CNN: ¿Qué enfermedades ves ahí?

Withers: La gente en la calle está expuesta obviamente a los elementos. Así que ves muchas cosas que tienen que ver con el clima y las dificultades de dormir afuera: congelación, deshidratación, hipotermia... Sin embargo, ellos también presentan cosas cotidianas, como presión arterial alta, diabetes, tos y resfriado, neumonía y heridas.

Hemos visto a personas con cáncer. Hemos observado deficiencia hepática, personas que necesitan diálisis, a quienes de hecho llevamos desde la calle a hacerse la diálisis. Y así sigue y sigue la lista.

Hemos visto allí casi cualquier enfermedad de las que he visto clínicamente y algunas cosas que nunca había visto antes. Así que, lamentablemente, es un ambiente muy rico para la enseñanza médica.

CNN: Consideras las calles como una especie de salón de clases para los estudiantes. ¿Cuál es su experiencia?

Withers: Lo veo en los ojos de los estudiantes que llevo. Ellos ven cuántas personas viven en lugares en los que nunca te gustaría vivir. El clima, la lluvia, el frío...

Creo que también tienen la oportunidad de ver el éxito. Cuando ven que una persona de la calle tiene éxito y no solo se queda bloqueada en esa categoría sin esperanza, su visión cambia.

El salón de clase de la calle realmente enciende, o vuelve a reavivar, lo que es su pasión. Se sienten como: "Sí, de esto es lo que se trata". Y aprovechan eso para seguir avanzando. Creo que las lecciones que las personas sin hogar nos pueden enseñar sobre la búsqueda de la humanidad y escuchar a la gente son trascendentes en todos los servicios de salud.

Me gusta pensar en nuestros estudiantes como virus. Los estamos esparciendo y ellos están empezando a ir a sus residencias médicas, y dicen: "¿Tienen medicina para las calles aquí?" o "¿Por qué no van a brindar asistencia debajo de los puentes?" Así que, ese diálogo realmente se está extendiendo.

Una placa bajo una autopista de Pittsburgh conmemora a los hombres y mujeres sin hogar que han muerto.

Una placa bajo una autopista de Pittsburgh conmemora a los hombres y mujeres sin hogar que han muerto.

CNN: ¿Cuál es su esperanza para el futuro?

Withers: Con el transcurso del tiempo me gustaría ver cosas, como por ejemplo que todas las personas que aún están en las calles cuenten con atención médica que llegue directamente a ellos y que les digan: "Ustedes importan". Me encantaría que todas las escuelas de medicina cuenten con un salón de clases de las calles.

Yo mismo he dedicado todo el tiempo que me es posible para encontrar a cualquier persona, dondequiera, que esté interesada en brindar atención médica a su propia gente de la calle y ayudarlas. Además del hecho de hacer un bien y de ahorrar dinero, el contar con medicina para las calles en cada comunidad nos transforma. Comenzamos a ver que todos estamos juntos en esto.

Es algo de lo que debemos estar orgullosos, ya que realmente podemos tratar a la gente como nos gustaría que nos trataran.

Estaba realmente horrorizado por cuán enferma estaba la gente en la calle. Era como ir a un país del tercer mundo"

Dr. Jim Withers