(CNN) - Una iglesia del siglo XVI ha emergido desde debajo de la superficie de un embalse en México.

Los niveles de agua del río Grijalva, el cual alimenta el embalse, se han reducido debido a una sequía actual en la zona, lo que provocó que quedara expuesto el Templo de Santiago, que había estado sumergido durante años.