(CNN)— Cuando la planta nuclear de Fukushima Daichi sufrió un colapso catastrófico, miles de trabajadores fueron llamados para labores de limpieza en el reactor.

Ahora, cuatro años después, Japón confirmó el primer caso de cáncer derivado de ese peligroso trabajo.

El Ministerio de Salud del país, dijo el lunes que un extrabajador de Fukushima fue diagnosticado con leucemia.

El hombre, no identificado, de unos 30 años, trabajó en la planta de octubre 2012 a noviembre 2013.

"Este es un duro golpe para la OIEA, que declaró en septiembre de este año que no había efectos discernibles en la salud debido a la exposición a la radiación liberada por el accidente", dijo Greenpeace en un comunicado.

La OIEA es la Agencia Internacional de Energía Atómica.

La leucemia se diagnosticó después de que el trabajador interpuso una demanda de compensación de riesgos de trabajo, dijo el Ministerio.

Cerca de 45.000 trabajadores participaron en los trabajos de limpieza en la planta de Fukushima desde agosto de 2011.

El terremoto que causó el desastre en las instalaciones tuvo lugar cinco meses antes, en marzo de 2011.

Otros 10 extrabajadores de Fukushima presentaron casos similares. Siete fueron retirados y tres están pendientes, dijo el ministerio.