Nota del Editor: La serie de CNN Travel a menudo cuenta con patrocinio que se origina de los países y regiones que presentamos. Sin embargo, CNN mantiene un absoluto control editorial sobre todas sus notas. Lee la política

Nankín, China (CNN) - En 2003, casi dos docenas de los nombres más importantes en la arquitectura internacional y china fueron invitados a esta sección montañosa llena de bambú en las afueras de la antigua capital china de Nankín.

Entre ellos estaba al arquitecto de Nueva York Steven Holl, el artista disidente Ai Weiwei, el ganador del premio chino Pritzker, Wang Shu, y David Adjaye, quien reside en el Reino Unido. Cada uno echó suertes por una singular comisión.

Se trataba de la oportunidad de diseñar uno de 20 edificios dentro del paisaje único que en gran medida se encuentra libre de cualquier limitación por parte de molestos clientes.

El proyecto, ahora conocido como el Sifang Art Collective, fue concebido y financiado por un exitoso hombre de negocios local, Lu Jun, y su hijo Lu Xun, quien es coleccionista de arte.

Alarmados por la forma en la que los desarrolladores estaban cambiando el rostro de las ciudades chinas al construir arquitectura barata y repetitiva, ellos querían "romper el molde" de la prisa de China por urbanizar, y permitir que las personas experimentaran lo mejor de la arquitectura, el diseño y el arte contemporáneo.

Alegre e íntimo

Es difícil no sentirse impresionado por los resultados.

El increíble eje futurista del parque —una galería suspendida por Holl que muestra la colección de arte de la familia— capta tu atención mientras llegas a la puerta en la cima de una colina.

El centro de conferencias de techo rojizo, diseñado por el arquitecto japonés Arata Isozaki es un sitio de reuniones que tiene capacidad para 400 personas.

Se encuentra junto al Hotel Monochrome, un pequeño hotel construido como una versión modernista de una aldea china, a cargo del arquitecto chino Liu Jiakun.

Otras 17 casas y villas salpican el área verde de 46 hectáreas.

Todas son extremadamente modernas, y sin embargo juegan con el paisaje natural, que a finales de septiembre empieza a mostrar indicios otoñales.

Muchos tienen toques encantadores e íntimos.

En el techo de la villa diseñada por el arquitecto chileno Mathias Klotz se encuentra un alegre estanque de lirios acuáticos con círculos de concreto que funcionan como el camino para guiar a los visitantes a una caja de escalera en espiral oculta que los conduce a la casa.

Wang Shu le da su toque a una casa de patio china. El edificio de tres lados incorpora dos árboles antiguos: uno en el patio y uno en el edificio en sí.

Y la entrada a la villa Light Box veteada por el sol es un túnel hecho de tupido bambú.

'Arquitectos locos'

El Museo de Arte de Sifang fue preseleccionado para el premio al Principal Destino Cultural 2015, también conocido como el " Oscar de los museos ".

El Museo de Arte de Sifang fue preseleccionado para el premio al Principal Destino Cultural 2015, también conocido como el " Oscar de los museos ".

Un proyecto tan audaz como este en cualquier país tendría su buena parte de obstáculos.

En China, donde los museos privados son relativamente nuevos y no califican para tener apoyo del gobierno o subsidios, los desafíos eran graves.

El museo de arte abrió al público en 2013. Según un informe del Wall Street Journal de ese mismo año, al menos 164 millones de dólares habían sido invertidos.

"Ellos invitaron a arquitectos para que hicieran lo que quisieran, y los arquitectos pueden volverse locos y querer hacer cosas independientemente del costo", dijo Zhou Qi, un arquitecto radicado en Nankín que diseñó el People's Daily Headquarters en Beijing.

Cinco de los edificios planificados aún no han sido terminados.

Zhou dice que los resultados que se han logrado hasta ahora "no han sido nada malos", incluso si el proceso para llegar ahí ha sido "doloroso".

Lu y su hijo rechazaron una solicitud para conceder una entrevista.

¿Ganador del 'Oscar'?

A pesar de las crecientes dificultades, el parque fue preseleccionado para el premio al Principal Destino Cultural 2015.

Los prestigiosos premios —apodados los "Oscar para los museos"— honran a las instituciones de arte más visionarias y a los sitios culturales emergentes.

La entrada al parque y al museo de arte, el cual tiene exhibiciones que rotas, una tienda y un café, cuesta 50 yuanes (7,80 dólares) por persona, y cada mes reciben alrededor de 2.000 visitantes. Los tours privados dentro de los edificios ya finalizados tienen un costo extra y deben ser reservados por adelantado.

El parque es un atractivo para los estudiantes de arquitectura de universidades locales, pero no aparece en los folletos turísticos en los hoteles de categoría de la ciudad.

Me llevó tres intentos encontrar un conductor de taxi que conociera la ubicación. Resultó que él vivía en una aldea por el camino, pero no sabía de la existencia del parque.

Hogares de ensueño

Un complejo de apartamentos de lujo de baja altura acaba de ser completado en el sitio, junto a un centro recreativo diseñado por el arquitecto italiano Ettore Sottsass.

Se tiene planificado construir viviendas más residenciales, lo que sugiere que la estrategia a largo plazo podría ser convertir el parque en un retiro para las personas que quieren un segundo hogar y son aficionados al arte, en lugar de ser un destino importante para los turistas que visitan China.

Si bien Nankín no tiene el mismo dominio cultural de las tradicionales capitales turísticas como Shanghái o Beijing, el Parque Sifang Art de la ciudad es un lugar fascinante para apreciar una arquitectura impresionante en un rincón inesperado de China. Esto además brinda un atractivo vistazo al tipo de hogares de ensueño que los mejores arquitectos del mundo podrían construir para sí mismos.

Shen Lu de CNN contribuyó con este reporte.