CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra en Siria

Siria

Aviones rusos habrían matado a decenas de civiles en Siria, denuncia Human Rights Watch

Por Jethro Mullen

(CNN) – Ataques aéreos, que se cree han sido perpetrados por aviones de guerra rusos, han matado a decenas de civiles en el oeste de Siria, aseguró la organización Human Rights Watch.

HRW sugirió que esos bombardeos serían un crimen de guerra.

Las incursiones aéreas se llevaron a cabo en la parte norte de Homs, el 15 de octubre, cuando aviones rusos y sirios estaban apoyando una ofensiva terrestre del ejército sirio y sus aliados contra los grupos rebeldes, dijo el grupo promotor de los derechos humanos en un comunicado este domingo.

Las fuerzas rusas han enfrentado una serie de denuncias por atacar zonas civiles desde que, el mes pasado, comenzaron sus bombardeos en algunas zonas de Siria, en un esfuerzo por reforzar al régimen del presidente sirio, Bachar al-Asad, un estrecho aliado de Moscú.

La Sociedad Médica Siria-Americana ha responsabilizado a los cazabombarderos rusos de atacar constantemente hospitales.

Moscú ha negado rotundamente tales afirmaciones, diciendo que sus operaciones militares en Siria no tienen como objetivo a civiles. CNN no puede verificar de forma independiente dichas versiones.

publicidad

La declaración de Human Rights Watch sobre los bombardeos en Homs añade otra acusación a una creciente lista.

«Los ataques indiscriminados o desproporcionados son graves violaciones de las leyes de guerra que Rusia tiene la obligación de investigar», dijo el comunicado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que el informe de Human Rights Watch es «otra pieza de desinformación».

El ataque aéreo más mortífero en Homs fue contra una casa, en la aldea de Ghantou, que mató a 46 miembros de una familia, dijo HRW, citando a cuerpos de emergencia y activistas locales.

Otro bombardeo se produjo cerca de una panadería en la ciudad de Ter Maaleh. Ahí murieron 13 civiles y un comandante local del rebelde Ejército Libre Sirio, relataron testigos citados por Human Rights Watch.

El grupo dijo que los residentes del lugar dijeron que ellos creen que las ataques los habían hecho los rusos, pues «el sonido de los aviones era diferente al sonido producido por los aviones de la fuerza aérea siria, y los rusos vuelan mucho más alto».

Las acusaciones contra la coalición liderada por EE.UU.

La coalición liderada por Estados Unidos, que está llevando a cabo una campaña de bombardeos contra ISIS en Siria e Irak, también ha sido acusada de matar a civiles.

En septiembre de 2014, Human Rights Watch pidió una investigación sobre los ataques con misiles presuntamente perpetrados por Estados Unidos en el noroeste de Siria.

Entonces se dijo que habitantes de la zona denunciaron la muerte de al menos siete civiles.

El Pentágono dijo en aquel momento que estaba investigando las denuncias por la muerte de víctimas civiles, pero no había encontrado ninguna prueba que apoyara las acusaciones.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo a favor de la oposición con sede en Londres, informó en mayo que los ataques aéreos de la coalición internacional habían matado a más de 50 civiles cerca de la ciudad de Alepo.

El ejército estadounidense se comprometió a investigar el informe. El Comando Central de Estados Unidos dijo que hasta ese momento las fuerzas de la coalición habían llevado a cabo ataques aéreos en la zona, pero que no tenía ningún indicio de que civiles murieron en esos bombardeos.

Nic Robertson y Alla Eshchenko contribuyeron en este informe