CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Asia

Tensiones en el mar de China Meridional: ¿qué está en juego en realidad?

Por Euan McKirdy, Katie Hunt

(CNN) — Salpicado de pequeñas islas, arrecifes y bancos de arena, el mar de China Meridional es el centro de una desagradable disputa territorial que enfrenta a diferentes países unos contra otros.

La “línea de nueve guiones” de China –las aguas territoriales que reclama y que se extienden cientos de millas al sur y al este de su provincia insular de Hainan– colinda con los reclamos de sus vecinos y, en algunos casos, las invaden.

Las tensiones han aumentado a medida que China ha recuperado un poco más de 809 hectáreas en una operación masiva de dragado, convirtiendo bancos de arena en islas equipadas con aeródromos, puertos y faros.

El martes, China dijo que advirtió y rastreó al U.S.S. Lassen, un destructor, mientras que este se acercaba a cinco de sus islas artificiales en las disputadas aguas del mar de China Meridional.

Cui Tiankai, el embajador chino en Estados Unidos, le dijo el martes a CNN que la ronda de Estados Unidos fue “una provocación muy seria, política y militarmente”.

¿Quién reclama qué?

Brunéi, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam se disputan la soberanía de varias cadenas de islas y aguas cercanas en el mar Meridional de China… con demandas rivales frente a la interpretación china.

Hacia el norte, en el mar de China Oriental, China también está encerrada en disputas territoriales con Japón y Corea del Sur.

China en realidad llegó relativamente tarde a la fiesta en lo que se refiere a ocupar el territorio en las islas Spratly, a las que Beijing se refiere como las islas Nansha.

Taiwán primero ocupó una isla en el archipiélago después de la Segunda Guerra Mundial, y las Filipinas, Vietnam y Malasia hicieron lo mismo, y todos han construido puestos de avanzada y pistas de aterrizaje en el territorio que reclaman como suyo, según Mira Rapp-Hooper, miembro sénior en el Asia-Pacific Security Program en el Center for a New American Security (CNAS).

Filipinas, que se encuentra geográficamente más cerca de las islas Spratly, tiene tropas estacionadas en la zona.

China comenzó su ocupación de los arrecifes y las islas de la zona a finales de 1980.

Vietnam también se opone a la administración de China de las islas Paracelso… y el año pasado vio que aumentaban las tensiones mientras que su vecino del norte instalaba plataformas de exploración petrolera en la zona.

¿Qué ha estado construyendo China?

Las imágenes de satélite del 30 de marzo, del 7 de agosto de 2014 y del 30 de enero de 2015 muestran el grado de progreso de China en la construcción de una isla en los Arrecifes Gaven en las islas Spratly.

En 2014, China inició operaciones masivas de dragado que se centran en tres arrecifes principales en las islas Spratly: el Arrecife Fiery Cross, el Arrecife Subi y el Arrecife Mischief.

China ha recuperado un poco más de 809 hectáreas en menos de dos años… más de ocho kilómetros cuadrados o aproximadamente 90 campos de fútbol.

En septiembre, durante su viaje a Washington, el presidente Xi Jinping dijo que China no “militarizaría” las islas, pero está construyendo tres pistas de aterrizaje que los analistas creen que podrán contener bombarderos, según imágenes de satélite analizadas por el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington (CSIS, por sus siglas en inglés).

En junio, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que pronto completaría la controvertida recuperación de tierras.

Sin embargo, también añadió que planificaba construir instalaciones en las islas artificiales que ha creado a fin de utilizarlas para varias tareas… incluyendo la defensa militar.

¿Cómo ha respondido Estados Unidos?

El gobierno de Estados Unidos no se pronuncia sobre las disputas territoriales en el mar de China Meridional, pero ha exigido que se ponga fin de inmediato a la recuperación de tierras.

También navega y vuela con sus activos en las proximidades de las islas recuperadas mientras que hace mención al derecho internacional y a la libertad de movimiento.

En mayo, voló sobre las islas, lo que provocó las repetidas advertencias de la marina china y el martes subió la apuesta al enviar el Lassen a menos de 12 millas náuticas de los reclamos.

“Volaremos, navegaremos y operaremos en cualquier parte del mundo donde el derecho internacional lo permita”, le dijo un funcionario de defensa estadounidense a CNN tras la última salida de Estados Unidos en la zona de disputa.

“Las operaciones de Libertad de Navegación de Estados Unidos son de alcance mundial y se ejecutan contra una amplia gama de excesivos reclamos marítimos, independientemente del estado costero que promueve la pretensión excesiva”, agregó el funcionario.

Y si bien China es la que actualmente está protestando por las maniobras de la Marina de Estados Unidos, según Gregory Poling, director de la Iniciativa para la Transparencia Marítima en Asia en el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington, Estados Unidos ha utilizado estas operaciones para impugnar los reclamos hechos por casi todos los países que rodean el mar de China Meridional, lo que quiere decir que no solo ha sido China, sino también las Filipinas –un aliado por tratado–, Indonesia, Malasia y Vietnam.

¿Qué dice el derecho internacional?

Según Poling, el derecho marítimo internacional no concede 12 millas náuticas de “aguas territoriales” a las islas artificiales… solo características naturales visibles durante la marea alta.

Este fue el principio que estaba siendo probado por la Marina de Estados Unidos cuando el martes se adentró a 12 millas del Arrecife Subi. Se refirió a la ronda como a una operación de “libertad de navegación”.

Antes de la reciente recuperación de tierras de China, tanto el Arrecife Subi como el Arrecife Mischief estaban sumergidos en la marea alta, mientras que un banco de arena era visible en la marea alta en el Arrecife Fiery Cross, lo cual hacía más ambigua su naturaleza jurídica, agregó.

Poling dijo que en virtud del derecho marítimo, a las islas artificiales generalmente no se les concedía la zona territorial de 12 millas y que la Marina de Estados Unidos deliberadamente eligió enviar el destructor cerca del Arrecife de Subi por esta razón.

¿Qué está en juego aquí?

La zona es potencialmente rica en recursos naturales y se ha demostrado que algunas zonas, sobre todo alrededor de la costa de Malasia y frente a Vietnam, son campos de petróleo y gas, con miles de millones de barriles de petróleo y su equivalente.

Aun cuando no ha sido estudiada, se cree que gran parte de la zona alrededor de las islas Spratly es potencialmente rica en petróleo y otros recursos naturales.

Se trata también de la posición de China dentro de la región y a nivel mundial, además de mantener el control sobre las islas que reclama como sus “territorios soberanos indiscutibles”, como dicen los funcionarios chinos.

La postura actual en la zona ha conducido a tensiones acentuadas entre las potencias militares más prominentes del mundo, y en mayo el ex subdirector de la CIA, Michael Morell, le dijo a CNN que la confrontación indica que existe el riesgo “absoluto” de que Estados Unidos y China entren en guerra en algún momento en el futuro.