CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Investigaciones

Perros genéticamente manipulados: ¿podrían curar la enfermedad de Parkinson?

Por CNN

(CNN)– Como parte de un gran avance médico que no solo es aterrador sino también extraordinario, los científicos en China dicen que han creado perros dos veces más fuertes de lo que serían naturalmente, a través de la manipulación genética.

El proceso utilizado podría ayudar a prevenir enfermedades humanas, de acuerdo con los científicos que dirigieron el estudio y que fue publicado en el Journal of Molecular Cell Biology a mediados de octubre.

«Sin duda existe el potencial de que este modelo ayude a combatir las enfermedades humanas. El proceso que hemos estado desarrollando podría ayudar a prevenir la distrofia muscular y la enfermedad de Parkinson», le dijo el profesor, Xiang Gao, a CNN.

Gao, quien dirigió el proyecto con Liangxue Lai, es especialista en manipulación genética de la Universidad de Nankín en China.

A los dos beagle modificados, llamados Hercules y Tiangou, les eliminaron el gen de la miostatina desde la etapa embrionaria. La miostatina inhibe el crecimiento muscular en los animales, así que los perros pudieron alcanzar un tamaño anormalmente más grande, lograron ser más musculosos y más fuertes.

El proceso conllevó la introducción de químicos modificadores de genes en aproximadamente 50 embriones de perro. El gen de la miostatina fue eliminado con éxito solo en dos de los perros.

publicidad

«Los perros se ven más fuertes que los otros. Estos tienen muslos muy desarrollados», dijo Gao. «No hemos observado ningún efecto secundario negativo. Los perros no sienten dolor».

Se espera que su mayor tamaño y fuerza les permita ser mejores y más fuertes corredores.

«Su fuerza adicional podría permitir que sean útiles en la cacería, e incluso en la milicia», dijo el profesor Gao.

Elaine Ostrander, científica de los Institutos Nacionales de la Salud, le dijo a la revista MIT Technology Review que no debemos apresurarnos a sacar conclusiones del estudio. «El número de perros aún es pequeño… sería interesante ver qué tipos de variaciones se presentan a medida que más perros pasan por dicho proceso», dijo ella.

¿Humanos súper musculosos?

Los perros fueron utilizados debido a que tienen características metabólicas y neurológicas similares a las de los humanos… y la misma mutación ha ocurrido en humanos anteriormente.

En el 2003, se determinó que un bebé varón en Berlín nacería sin miostatina. Como resultado, él era increíblemente fuerte.

De acuerdo con The New England Journal of Medicine, «él se veía extraordinariamente musculoso, con músculos protuberantes en sus muslos y parte superior de los brazos».

El informe de The Journal indica que para cuando el niño tenía menos de cinco años, él había aumentado su fuerza y su complexión; además, podía «sostener dos pesas de 3 kilogramos suspendidas de forma horizontal con sus brazos extendidos».

Hercules y Tiangou —llamados así en honor al «perro del cielo» de la mitología china— permanecerán en el Instituto de Investigación Farmacéutica de Guangzhong, donde serán cruzados.

«El próximo paso en nuestro estudio es determinar si los perros pueden o no transmitir la mutación a las futuras generaciones», dijo Gao. «Este será otro gran avance».

El profesor Gao le dijo a CNN que era posible que los humanos puedan ser modificados genéticamente, al igual que los beagle, para hacer atletas más fuertes o mejores soldados.

«Sin embargo, la modificación genética de humanos plantea otros problemas», agregó.

Cuestiones éticas

Los avances en manipulación genética están creando una riqueza de nuevas oportunidades en la ciencia médica, pero también plantean dilemas éticos complicados.

Penny Hawkins, directora del Departamento de Investigación Animal de la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, le dijo a CNN: «la creación de animales genéticamente manipulados podría conllevar dolor, procedimientos invasivos en animales, incluyendo la eliminación de óvulos y tratamiento hormonal».

«La alteración genética nunca es predecible y podría resultar en embriones de gran tamaño, lo cual resulta en nacimientos dolorosos. Eso podría dejar a los animales gravemente afectados de una manera no adecuada para la vida. Además, el proceso supone un derroche».

En referencia al estudio de los perros, Hawkins dijo que «la alteración genética de los animales para simplemente hacerlos más fuertes, o para que tengan una mayor capacidad para correr, es completamente inaceptable».

«Si el propósito del estudio fuera ayudar a curar enfermedades humanas, entonces hay más justificación. Sin embargo, aun así, debemos buscar alternativas a la manipulación genética, ya que el efecto que podría tener en estos animales podría ser significativo».

Otro instituto chino, el BGI, causó controversia a principios de este año por hacer una modificación genética para obtener «micro cerdos» a fin de venderlos como mascotas. Sin embargo, el profesor Gao dejó en claro que no tienen pensando vender a los perros extra-musculosos como mascotas.