(CNN Español) - No es su mercado más importante, pero sí en donde nació. Revolucionó y preocupó al sector hotelero mundial y luego a los gobiernos. Hoy es un gigante de 25.000 millones de dólares: está valuada en este monto y es protagonista de una jornada electoral local. Es Airbnb. La iniciativa que lleva su nombre la Proposición F, mejor conocida como "Prop F".

Pero lejos de lo que algunos creen, la decisión de los votantes en San Francisco tendrá efectos en empresas que compiten y están en el mismo negocio como Homeaway, VRBO y Flipkey

La propuesta limitaría a 75 el número de días que una persona puede rentar su propiedad en esta plataforma. Los ciudadanos votarán, y este es el riesgo: que no podrá revertirse la decisión a menos que sea mediante otra votación pública.

¿Cuál es el argumento a favor de esta Proposición?

Sus defensores dicen que esta plataforma y otras están afectando la oferta disponible de vivienda. Con ello, se han disparado las rentas en la ciudad. ¿Cuánto? Los diarios San Francisco Chronicle y el LA Times hablan de hasta 4.000 dólares mensuales por un apartamento de una recámara.

Reflejo de un mercado que se ha desordenado y el incentivo para que una persona rente sus habitaciones a la semana y al mes tiene efectos muy negativos. Consideran que esta sería una buena solución, porque ya que la regulación creada en 2014 y revisada este 2015 no está funcionando. La regulación establece que son 90 días los permitidos para rentar estos espacios si no hay un anfitrión, pero es ilimitado si el propietario está presente durante esas fechas.

Quienes rechazan la Proposición F, entre ellos Airbnb, dicen que se trata de una ofensiva que afecta directamente a personas que necesitan otro ingreso. La empresa, por cierto, habla de 58 millones de dólares en impuestos que la ciudad de San Francisco dejaría de recibir en los próximos diez años. Claro, implica también menos negocios para Airbnb, aunque la mitad de sus ingresos en realidad se generan en Europa.

¿Es la Proposición F una obstrucción a su negocio, o es necesaria? ¿Es la política que atenta contra la innovación?

Empresas como Lyft, Uber, Flipkey o Airbnb han desafiado industrias enteras y las reglas bajo las cuales operan. San Francisco registra las rentas más caras de todo Estados Unidos, pero también por otro factor: que más firmas tecnológicas se están asentando allá y la oferta de vivienda es limitada.

Entonces, si tuvieran que votar ¿aprobarían la Proposición F?