CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

¿Qué revelan los documentos judiciales sobre la muerte del fiscal Nisman?

Por Iván Pérez Sarmenti, Diego Laje

(CNN Español) — A más de nueve meses de la muerte del fiscal Alberto Nisman, la justicia aún no logra determinar si se trató de un suicidio o de un asesinato. Por primera vez, CNN tuvo acceso a informes y pericias incluidas en la investigación judicial que dan cuenta de las dudas que tienen los peritos oficiales y de la querella, que representan a la familia del difunto, para poder llegar a una decisión concluyente.

En este material, los expertos se muestran convencidos de que el fiscal argentino estaba solo cuando murió en su casa el pasado enero.

Ninguna de las observaciones contenidas en los aspectos médico-legales del informe técnico elaborado por la querella, en forma individual o en conjunto, indican con certeza pericial que se haya tratado de un hecho homicida.

Según la junta médica, Nisman no habría muerto instantáneamente y su corazón siguió latiendo unos minutos. Además, tras analizar el estado del cerebro del fiscal, subraya que “existió sobrevida”.

Nisman apareció muerto de un tiro en la cabeza en el baño de su casa el 18 de enero de 2015, cuatro días después de haber denunciado a la presidenta Cristina Fernández y a varios funcionarios del gobierno por el supuesto encubrimiento de los acusados iraníes por el atentado a la mutual judía Amia, que en 1994 dejó 85 muertos.

¿Asesinato o suicidio?

De acuerdo con las conclusiones del informe pericial de la Policía Federal Argentina sobre manchas de sangre encontradas en el baño donde fue hallado sin vida Nisman, “no se visualizan patrones hemáticos de arrastre, transferencia o huellas que indiquen traslado de cuerpo, manipulación de objetos/estructuras o desplazamiento de personas dentro del recinto”.

Pero además, sostiene que “la luminiscencia del reactivo Blue Star aportado por la Policía Federal Argentina y el examen de certeza indican que no existen manchas de sangre lavadas o erradicadas en grifería y/o bacha”.

El documento, fechado el 10 de junio y que acompaña esta nota, contradice el informe que realizaron peritos de la familia de Nisman, comandados por su exesposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado, que abona la teoría del asesinato.

El 5 de marzo, al presentar su informe en una conferencia de prensa, Arroyo Salgado afirmó: “El suicidio y el accidente quedan de plano descartados con lo cual solo podemos concluir que Nisman fue víctima de un homicidio sin lugar a dudas”.

Rodeada de los autores del informe, la jueza agregó categórica: “Alberto Nisman no se suicidó sino que a Alberto Nisman lo mataron. Esta última conclusión que ahora tiene rigorismo científico es la que su familia sostuvo desde un primer momento. Pero como les decía, hoy se encuentra respaldada con rigor científico por este exhaustivo y contundente informe de pericias labrado por el prestigioso equipo profesional que me acompaña”.

Parte de esta pericia, realizada unilateralmente por  la defensa, fue incluida en el informe de más de 200 fojas realizado por la Junta Médica que coordinó el Dr. Roberto Luis María Godoy, decano del Cuerpo Médico Forense, dependiente de la Corte Suprema de Justicia de Argentina, que da cuenta del análisis de las pericias realizadas y algunas de las objeciones planteadas por los peritos que representan a la familia Nisman.

Según explica en sus consideraciones finales el informe, “el texto se elaboró en conjunto, a partir de una propuesta de los peritos oficiales” en el que se “incorporaron las modificaciones que surgían del debate” y posteriormente, por separado, las observaciones médico-legales y disidencias individuales.

Pero también consigna que “en numerosas oportunidades, los señores peritos designados a propuesta de la querella no expusieron ni ampliaron los fundamentos científicos de sus expresiones”, sino que sólo hicieron referencia al informe que unilateralmente presentaron a la justicia el 4 de marzo de 2015, “sin conocimiento de los peritos oficiales intervinientes”, con quienes habían realizado actividades conjuntas.

¿Por qué aún no hay un dictamen concluyente?

Para especialistas independientes, consultados por CNN, los informes de los peritos oficiales y los de la querella están sustentados. “Son dos posturas bastante sólidas”, explicó María Laura Quiñonez Urquiza, diplomada en Criminología y Criminalística, aunque lamentó que no haya habido debate entre todos los profesionales intervinientes. “Siempre una junta médica es para limar las asperezas, es decir, para que no estén más las disidencias”, subrayó.

Desde la Fiscalía 46, dependiente de la fiscal Viviana Fein, quien tiene a cargo la investigación y fue cuestionada numerosas veces por Arroyo Salgado, sostienen que todavía faltan informes que les permitan llegar a una conclusión, razón por la cual aún no han emitido un dictamen.

Sin embargo, y para contrarrestar las dudas que se plantean sobre las primeras investigaciones que realizó la fiscal, remarcan que al cuerpo de Nisman sólo le realizaron una sola autopsia, en la que no estuvieron presentes peritos de parte del demandante, y que el cuerpo estuvo a disposición de la familia durante los siete días posteriores a su deceso.