CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

El negocio de Amazon de 160.000 millones de dólares del que nunca habías escuchado

Por Hope King

(CNNMoney) — Amazon posee un negocio en auge que pronto podría tener un valor de 160.000 millones de dólares… no, no es el que tú te imaginas.

La mayoría de las personas ven a Amazon como un enorme centro comercial en línea, pero las empresas están empezando a ver a Amazon como una bodega de infraestructura en la nube que pueden alquilar.

Amazon Web Services (AWS) –la red de servidores de la compañía, la tecnología de almacenamiento de datos y las plataformas de computación virtuales– está en camino de atraer más de 7.000 millones de dólares en ventas este año.

Esta semana, Deutsche Bank estimó que las ventas de AWS podrían llegar a 16.200 millones de dólares para finales de 2017. Eso haría que AWS tuviera un valor de 160.000 millones de dólares, y haría de Amazon el negocio sencillo más valioso… incluso más que la unidad de venta al por menor que colocó a Amazon en el mapa.

Amazon ha hecho eco de los pronósticos de Deutsche Bank. Jeff Bezos, el director ejecutivo, le dijo a CNBC en abril que AWS algún día superaría el negocio minorista.

El crecimiento de AWS es sorprendente… este es el negocio corporativo de tecnología de la información (TI) de más rápido crecimiento en la historia.

Amazon lanzó AWS hace tan solo nueve años y está en camino de superar los 10.000 millones de dólares en ventas anuales el próximo año. Los analistas observaron que a Apple le tomó 19 años alcanzar esa marca, a Microsoft le tomó 22 años y a Oracle, 23 años.

¿Entonces por qué el negocio de AWS está a punto de ser más valioso que Ford o GM? Demos un vistazo.

¿Qué es?

Amazon lanzó AWS como una forma de ganar dinero con la capacidad en exceso de sus torres de servidores. (Ahora la compañía tiene servidores dedicados para apoyar a sus muchos clientes).

AWS les permite a las empresas trasladar sus operaciones informáticas a los centros de datos de Amazon. Los clientes de AWS confían en Amazon para que asegure sus datos y su software. Y los precios de Amazon comúnmente son más baratos que el costo que conlleva que una empresa ponga en marcha y se encargue de sus propias torres de servidores.

¿Quién lo utiliza?

Según Amazon, más de un millón de empresas, grandes y pequeñas, de casi todas las industrias.

Cada mes, Netflix utiliza AWS para transmitir miles de millones de horas de programas y videos a los espectadores. Pfizer lleva a cabo proyectos de investigación, análisis clínicos y análisis de datos a gran escala a través del servicio.

AWS archiva enormes cantidades de datos de la ciencia espacial y de la ciencia de la tierra para el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA; opera simulaciones financieras para los productos de seguros de Aon; alimenta partes de Healthcare.gov y opera la plataforma de publicación de Lonely Planet.

Más recientemente, las compañías como GE, News Corp y Capital One también han comenzado a mover más de su trabajo de TI a AWS. Capital One, por ejemplo, está cerrando cinco de sus ocho centros de datos, ya que migra algunas de sus operaciones a AWS, según Deutsche Bank.

¿Quiénes son sus competidores?

Los analistas dicen que la plataforma Azure de Microsoft es el mayor rival de Amazon en este momento. Pero en términos de ingresos, AWS es aproximadamente seis veces más grande.

Google Cloud Plataform está en el puesto número 3. Y Salesforce, IBM SoftLayer y Rackspace también son compañías que se deben tener en cuenta.

¿A qué desafíos se enfrenta AWS mientras intenta crecer?

Las preocupaciones sobre la privacidad de datos y los hackeos de seguridad pueden frenar el avance de algunas compañías evitando que trasladen sus negocios a los sistemas de nube virtuales.

Una pieza de la retroalimentación que los analistas recibieron es: “Es evidente que el hecho de entrar en el cifrado de datos es algo que requiere de más consideración, pero todavía no estamos convencidos de que las claves de cifrado sean lo suficientemente seguras”.

Algunas empresas también pueden mostrarse reacias a renunciar a sus propios centros de datos privados si ya han despilfarrado una gran cantidad de dinero en ellos. Mover grandes paquetes de datos no es una tarea fácil y también es algo que puede ser muy costoso.