CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medio Oriente

‘Casi seguro’ que una bomba haya derribado el avión de Metrojet, dicen funcionarios estadounidenses

Por Barbara Starr, Tim Hume, Jethro Mullen, Steve Almasy

(CNN) – Todo parece indicar que Estados Unidos está cada vez más seguro de que una bomba derribó el avión de pasajeros ruso que se desintegró sobre Egipto.

Militares y altos funcionarios de seguridad e inteligencia consultados por CNN coinciden en esa creciente convicción.

Un funcionario dijo que era “un 99,9% seguro”; otro, que era “probable”.

Las observaciones son más fuertes que las realizadas el jueves por el presidente Barack Obama, cuando habló de “una posibilidad” de que hubiera una bomba en el vuelo Metrojet 9268, que cayó en la península del Sinaí, el pasado 31 de octubre, matando a las 224 personas a bordo.

La creciente confianza en la hipótesis de la bomba se da mientras las autoridades rusas siguen repatriando los restos de las víctimas para su identificación.

Un cuarto avión del gobierno ruso que transportaba algunos cadáveres voló este domingo de El Cairo a San Petersburgo, donde se celebró una ceremonia fúnebre en la Catedral de San Isaac. Las campanas del templo sonaron 224 veces, en memoria de los fallecidos.

Hasta ahora, los restos de 58 víctimas han sido identificados a través de pruebas de ADN, informó la emisora ​​estatal Rusia 24.

Israel comparte información de inteligencia

Parte de la información que se utiliza para evaluar lo que pasó con el avión de Metrojet procede de los servicios de inteligencia de Israel, según un funcionario estadounidense que fue informado por fuentes de inteligencia y un diplomático.

Las comunicaciones interceptadas por los israelíes se centran en el Sinaí, y fueron compartidas con Estados Unidos y Gran Bretaña, dijeron las fuentes.

Funcionarios israelíes no hicieron comentarios sobre esa versión.

Personal egipcio a cargo de la investigación principal del accidente ha adoptado una línea más cautelosa sobre la hipótesis de la bomba.

El jefe de la pesquisa, Ayman al-Muqaddam, dijo el sábado a los periodistas que “todos los escenarios” permanecen sobre la mesa.

Pero si algunos indicios tienen su origen en la inteligencia israelí, eso podría ser un impedimento para el intercambio de información clasificada sobre el accidente.