CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

La increíble y nueva hazaña de los ‘Jetmen’

Por Euan McKirdy

(CNN) – Sin duda, esta es otra forma de volar. Sí, de volar.

El temerario ‘Jetman’ Yves Rossy subió a los cielos de Dubái nuevamente con su piloto de flanco, Vince Reffet… solo que en esta ocasión acompañados por un Airbus 380 de Emirates Airlines.

Remontando sobre las famosas islas Palm Jumeirah de la ciudad, la pareja parece minúscula al lado del enorme avión de pasajeros, el más grande del mundo.

Antes del revolucionario vuelo, Rossy expresó su entusiasmo.

“Seremos mosquitos volando con un águila o un cóndor”, dijo.

Maniobras aerotransportadas

Equipados con cuatro motores y un ala Kevlar cada uno, pero en busca de todo el mundo como un par de superhéroes, los hombres volaron en un compás de espera con su compañero gigante dentro de un espacio aéreo limitado sobre las islas artificiales.

El impresionante vuelo tomó 10 minutos –el límite de la resistencia de Jetman-, con el Airbus 380 ladeándose y girando, guiando a los dos pilotos con alas a reacción a través de una serie de maniobras con el horizonte futurista de la ciudad del desierto como fondo.

 

Aunque el estimulante resultado final se ve natural, una meticulosa planificación y preparación formó parte del vuelo, lo que fue documentado por la aerolínea en un video de la realización.

Volando a un poco más de 1.219 metros –bajo para una aerolínea de pasajeros, pero alturas embriagadoras para un hombre con un cohete atado a la espalda– la turbulencia en la estela del gigante Airbus fue identificada como el mayor riesgo para la seguridad de los dos jets humanos.

La formación fue cuidadosamente calculada para mitigar los peligros para los dos pilotos con alas.

Un vuelo de ensayo general fue llevado a cabo el día anterior al evento principal.

Presión de los límites

“Esta exhibición entre el hombre y la máquina celebra la magia y la belleza del vuelo, una hazaña que hace poco más de cien años hubiera parecido un sueño imposible”, dijo Adel Al Redha, vicepresidente ejecutivo de Emirates.

“Esta también exhibe hasta qué punto la visión y la ambición humana han presionado y continúa presionando los límites de la aviación”.

El Airbus 380 y los ‘jetmen’ estaban ligeramente desiguales en términos de empuje, velocidad y tamaño, ya que el avión insignia de Airbus producía 70.000 libras de empuje en cada motor, a diferencia de tan solo 88 libras por cada motor de un Jetman.

El gigante aéreo también tuvo que verificar su velocidad, con velocidades máximas enormemente dispares de los dos tipos de aeronaves, 490 nudos frente a un máximo de 170 nudos.

No obstante, se necesita el empuje superior del A380 puesto que el peso total del avión es de 560.000 kilogramos, en comparación con 150 kilos por cada jet humano.

Sin límites

“Siempre fue un sueño volar sin las limitaciones de estar dentro de una cabina”, dijo Rossy.

“Vince y yo estamos emocionados por habernos asociado con Emirates y nos gustaría agradecerles por ayudarnos a convertir otro sueño en realidad. Fue absolutamente surrealista volar junto al avión más grande que existe”.

Su compañero, el “Jetman Junior” Vince Reffet, añadió: “Este es otro vuelo histórico para el equipo Jetman Dubai y estamos muy contentos y agradecidos de ser parte de algo tan increíble”.

“Pasamos mucho tiempo en la preparación, repasando cada pequeño detalle en la búsqueda de perfeccionar nuestro primer vuelo en formación con el avión A380 de Emirates. Es increíblemente aleccionador ser parte de un logro tan significativo para Dubái y el equipo Jetman”.

Emirates es el más grande operador del avión A380 de dos pisos. Cuenta con 68 en su flota y está ampliándola hasta 140 de estos aviones de pasajeros de vanguardia en el futuro cercano.