(CNN Español) - Las FARC volvieron a rechazar el mecanismo del plebiscito para refrendar un eventual acuerdo de paz. En un comunicado leído en La Habana, la guerrilla dijo que la medida no cumpliría con el objetivo de que el pueblo refrende el acuerdo final.

La guerrilla quiere que sea una Asamblea Constituyente la que le de bases jurídicas a los distintos acuerdos que eventualmente se firmen. El gobierno avanza con la reglamentación de la consulta popular para que sean los colombianos los que aprueben o rechacen lo que se negocia en La Habana.

El jefe negociador Iván Márquez se preguntó: "¿Qué objeto tiene gastarle tiempo a un proyecto de plebiscito que, por una parte, no ha sido consensuado en la mesa de La Habana, y que por otra, se sabe anticipadamente que la limitación de su alcance jurídico le impide aprobar disposiciones para la implementación de un acuerdo final?".

Según Márquez, la propuesta del plebiscito es "una iniciativa extraña y exótica para los efectos buscados nunca considerada por quienes tenemos la responsabilidad de establecer los mecanismos de refrendación de lo que finalmente llegare a acordarse".

"La rechazamos no sólo tratarse de una fórmula inconsulta porque constituya la más inocua y menos propicia de todas las iniciativas que a propósito de la paz, cursan actualmente en el Congreso de la República", concluyó el líder guerrillero.

FARC piden escaños en el Congreso

Varios referentes políticos en Colombia han cuestionado la demanda de la guerrilla para que se le asignen escaños en el Congreso, asambleas departamentales y consejos municipales. Dicen que si las FARC quieren llegar al Congreso lo hagan mediante el voto popular. El senador Carlos Fernando Galán dijo que antes deben entregar las armas y comprometerse a la verdad, la justicia, la reparación.

En entrevista con Patricia Janiot, el senador Juan Manuel Galán señaló que la propuesta de la guerrillas es "precipitada, inoportuna y antidemocrática".

"Los acuerdos no se pueden poner en práctica si FARC no demuestran voluntad", dijo.

Las FARC han insistido que la mejor manera de darle seguridad jurídica a los eventuales acuerdos es a través de una asamblea constituyente, a la que el Gobierno se opone.

Además, el senador manifestó que "no debe haber cese bilateral hasta que no haya acuerdo final", puesto que si guerrilla no siente la presión militar, empezará a dilatar, dijo.

"Es importante no darle a las FARC el beneficio de cese bilateral hasta que no se cumplan condiciones".