(CNN Español)– El Parlamento regional de Cataluña aprobó este lunes una resolución para iniciar el proceso de independencia de España.

La resolución fue aprobada con 75 votos a favor y 63 en contra.

El texto aprobado prevé que, en el plazo de un mes, empiece la tramitación de las leyes -de seguridad social y de hacienda pública- que pongan las bases de la nueva hipotética república catalana.

No obstante, el gobierno español considera la iniciativa ilegal y ya ha iniciado los trámites para presentar un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, por que lo que se prevé que la resolución del Parlamento catalán quede suspendida.

"La iniciativa no tienen ningún valor y no puede tener ninguna consecuencia", dijo el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, poco después de la aprobación de la resolución.

"El gobierno que presido no va a permitir que esto continúe. Estamos dispuestos a utilizar todos los medios que el Estado de Derecho dispuso para defender la propia democracia", agregó Rajoy.

El texto fue promovido por las formaciones independentistas en el parlamento catalán: Junts pel Si (Juntos por el Sí) y la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), que juntos obtienen la mayoría de escaños en el parlamento regional.

Los promotores de la independencia de Cataluña dijeron que el texto no se supeditará al dictamen del Tribunal Constitucional en caso de que, como se espera, anule la resolución.

Cuatro formaciones votaron en contra de la resolución: Ciudadanos (liberales centristas y segunda fuerza en el Parlamento autonómico), el Partido Socialista de Cataluña, Si que es Pot (una coalición de izquierda) y el Partido Popular (en el poder en el gobierno central).

El "desafío secesionista", como lo llaman los contrarios a la iniciativa independentista, ocurre a algo más de un mes de que tengan lugar las próximas elecciones generales en España, convocadas para el 20 de diciembre.