Wolfgang Niersbach (Crédito: Getty Images)

(CNN) - El presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) Wolfgang Niersbach renunció este lunes por la controversia que rodea al Mundial de Alemania en 2006. La renuncia de Niersbach se hace efectiva "inmediatamente".

Niersbach, que está siendo investigado por la policía por presunta evasión de impuestos, dijo que tomaría "responsabilidad política" por el controversial pago de 7,2 millones de dólares a la FIFA un año antes de que la Copa del Mundo se hiciera en Alemania.

Se ha dicho que el dinero presuntamente fue usado para sobornar a los oficiales de la FIFA para que votaran a favor de Alemania y así ese país fuera la sede del campeonato.

Niersbach niega que haya hecho algo ilegal.

En un comunicado publicado en la página web de la DFB este lunes, el mandatario sostiene que no tenía ningún conocimiento de las razones detrás de los pagos.

"Por esa razón que para mí es más depresivo y doloroso que nueva años después me confronten con estos procedimientos de los que no hice parte y que me dejan muchas preguntas sin respuestas. Insisto y quisiera subrayar que no tenía conocimiento del contexto del supuesto flujo de dinero. Por eso es más duro para mí decidir asumir las consecuencias políticas de todo esto", dijo el exdirigente.

Niersbach también es miembro de los Comités Ejecutivos de la FIFA y la UEFA.