CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

Juez le quita una bebé a una pareja de lesbianas … y luego anula la orden

Por Chandrika Narayan

(CNN) — Una pareja del mismo sexo en Utah que cuidó a una niña de un año como madres de crianza temporal, estuvo a punto de perder a su hija. Ellas quieren adoptar a la bebé. Pero un juez se interponía en sus planes.

El juez Scott Johansen del Tribunal de menores ordenó el jueves que la niña fuera sacada de la casa y enviada “a un hogar más tradicional”, según la División de Servicios Familiares e Infantiles de Utah. Poco después anuló su orden.

Las madres, April Hoagland y Beckie Peirce, dijeron que estaban destrozadas.

“Es devastador. Nos han dicho que la cuidemos como lo haría una madre, y yo soy su madre; a mí es a quien conoce y simplemente será llevada dentro de siete días a lo que probablemente sea otro hogar agradable y amoroso”, le dijo Hoagland a KUTV, afiliada de CNN. “Pero no es justo, no es correcto, y me duele profundamente porque no he hecho nada malo”.

Este viernes se conoció que el juez anuló la orden, según documentos de la corte.

El juez Johansen modificó su fallo original. En el primer documento decía que “la corte ordena a la División colocar a la niña con una pareja debidamente casada y heterosexual para su crianza adoptiva en una semana. Se niega la moción de la división para mantener la ejecución de esta orden hasta que ocurra la audiencia de mejor interés”. Al modificar la orden, anuló su orden verbal.

Esto significa que la niña permanecerá con la pareja del mismo sexo para su crianza temporal. Los documentos de la corte muestran que habrá futuras audiencias relacionadas con el caso.

Este jueves la División de Servicios Infantiles dijo que le estaba pidiendo a Johansen que reconsiderara, y presentó una moción ante el juez para que suspendiera su orden. Si se niega, la agencia dijo que presentaría una petición ante el tribunal de apelaciones.

“La posición de la División de Servicios Familiares e Infantiles es que sacarla de la casa no está en el mejor interés de la niña”, dijo la agencia.

Y la oficina del gobernador dio su opinión

“Espero que el tribunal y el juez sigan la ley. A él podría no gustarle la ley, pero debe seguirla”, dijo el gobernador Gary Herbert. “No queremos tener activismo de los jueces de cualquier forma, estado o condición”.

Hoagland y Peirce se casaron legalmente hace más de un año. Fueron aprobadas como madres de cuidado temporal luego de que se realizaran inspecciones en la casa, revisaran si tienen antecedentes penales y sostuvieran entrevistas con la división de servicios familiares. Ellas ya estaban criando a los dos hijos de Peirce. Dicen que la División de Servicios Familiares e Infantiles de Utah, la madre biológica y otros involucrados en el caso apoyan a la pareja.

Pero Johansen tiene objeciones. Aunque él no ha hecho comentarios públicamente, las madres de cuidado temporal sí lo han hecho.

“Él dijo a través de su investigación que había encontrado que a los niños en hogares homosexuales no les iba tan bien como a los niños en hogares heterosexuales, y cuando le pidieron que mostrara su investigación no lo hizo”, le dijo Hoagland a KUTV.

“Sacar a un niño de un hogar amoroso simplemente porque los padres son LGBT es indignante, escandaloso e injusto”, dijo en una declaración Chad Griffin, presidente de Human Rights Campaign. Human Rights Campaign es la organización de derechos civiles de la comunidad LGBT más prominente del país.

“También desafía la abrumadora evidencia en relación a que los niños que son criados por padres del mismo sexo son tan saludables y equilibrados como aquellos que tienen padres heterosexuales. En una época en la que demasiados niños que se encuentran en el programa de cuidado temporal necesitan hogares amorosos, es escalofriante pensar que un niño sería alejado de madres amorosas que tenían planificado adoptar”, dijo Griffin.

El tribunal de menores del séptimo distrito dijo que el Código de Conducta Judicial de Utah impide que los jueces y el personal del tribunal hagan comentarios sobre los casos pendientes.

Más casos podrían venir

germany-pride-pedestrian

Este es el primer desafío serio de los derechos de adopción de las parejas del mismo sexo desde que la Corte Suprema legalizara el matrimonio entre personas del mismo sexo este verano, explicó a CNN el analista legal Paul Callan.

“Esta es la primera vez en la que ha habido un intento por despojar a padres gay que ofrecen cuidado temporal de sus derechos de cuidar a un niño adoptivo”, dijo Callan. Él dijo que espera ver una segunda ola de casos relacionados con los matrimonios entre personas del mismo sexo, como la adopción, el empleo y otros temas que la Corte Suprema no abordó.

“Creo que fue una decisión extraña y sumamente inusual de parte del juez basada más probablemente en creencias religiosas que en datos científicos”, dijo Callan. Dijo que el caso probablemente sería anulado por el tribunal de apelaciones de Utah.

Peirce comentó que los abogados siguen trabajando en el caso. El jueves por la tarde habló con Ashleigh Banfield, de “Legal View’s”.

“De hecho me siento muy positiva. Todos han sido positivos. Ha habido mucho apoyo hacia nosotros”, dijo Peirce.

“Queremos hacer lo que es mejor para la niña y asegurarnos que se está cuidando de ella como debe ser. No queremos hacerla ir de un lado para otro”.

Ana Cabrera, Artemis Moshtaghian y Amanda Watts de CNN contribuyeron con este reportaje.