(CNN) - Hace cinco años, él era la estrella mejor pagada de la televisión en horario de mayor audiencia, interpretando a un personaje libertino que era un cierto tipo de variación de su propia personalidad de chico malo.

En la actualidad, él es un actor desempleado, que lucha con una adicción y que es propenso a extraños vituperios en Twitter, quien según él mismo admitió les ha estado pagando millones de dólares a algunas personas para que guardaran un secreto que no quería revelar de momento.

Incluso para los estándares de su vida turbulenta, estos han sido años difíciles para Charlie Sheen.

"Estaba tan deprimido por la condición en la que me encontraba que consumía muchas drogas", le dijo el martes el actor de 50 años de edad a Matt Lauer de "Today's", al anunciar que era VIH positivo. "Estaba bebiendo demasiado y realmente estaba tomando malas decisiones".

Todos recordamos el colapso de Sheen en el 2011, cuando fue despedido de su exitoso sitcom "Two and a Half Men", cuando ingresó a rehabilitación al parecer por enésima vez, cuando brevemente recorrió el país con un espectáculo individual e hizo comentarios absurdos sobre "ganar" y "sangre de tigre".

"Él estaba en una situación muy desesperada", le dijo el padre de Martin Sheen a la revista People, agregando que su hijo estaba luchando desesperadamente con la adicción. "Y él estaba haciendo lo que creía que podía ayudarlo a salir de eso... hacerlo público. Fue algo muy doloroso. No menos doloroso para él".

Eso también sucedió durante el tiempo cuando Sheen siendo más joven se enteró de que había contraído VIH, aunque él dijo el martes que su comportamiento en el 2011 fue impulsado por las drogas y el alcohol, no por su diagnóstico. "Desearía poderle echar la culpa", dijo él.

El veterano actor, quien alcanzó la fama en 1980 en películas exitosa como "Pelotón" y "Wall Street", al parecer se vino en picada en el 2012, cuando fue contratado para protagonizar "Anger Management" de FX.

Pero a juzgar por una reciente serie de malas noticias y su propio comportamiento a veces errático, las cosas no mejoraron para él. Como prueba:

• Julio del 2014: Sheen fue captado en video fuera de un Taco Bell, en el que admitió que fue "golpeado".

• Octubre del 2014: un técnico dental de Los Ángeles demandó a Sheen por sus acciones durante una consulta en septiembre, afirmando que el actor trató de quitarse el sujetador, le dio un puñetazo en el pecho y lo amenazó verbalmente mientras se encontraba en una silla dental para tratamiento. Los abogados de Sheen respondieron que su arrebato fue amplificado por los efectos del óxido nitroso. El demandante retiró la demanda este mes.

• Noviembre 2014: Sheen canceló su compromiso con Brett Rossi, una exestrella del cine para adultos, semanas antes de su boda en noviembre. Al mismo tiempo, él y Rossi —quien habría sido su cuarta esposa— anunció que se separarían.

• Diciembre del 2014: FX canceló "Anger Management".

• Febrero del 2015: CBS transmitió el episodio final de "Two and a Half Men", en el que un doble de Sheen fue aplastado por un piano que cayó.

• Junio ​​del 2015: En el Día del Padre, Sheen recurrió a Twitter para atacar a su exesposa Denise Richards, con quien comparte dos hijas. En una oleada de tuits cargados de odio, la llamó "terrorista" y la "peor madre que pueda existir".

• Octubre del 2015: Sheen fue expulsado de un bar del sur de California luego de una discusión con un músico.

Es demasiado pronto para decir si esta semana marca un nuevo comienzo para Sheen, quien ahora se ha liberado del estrés de pagarles a los estafadores que lo habían amenazado con hacer pública la noticia del VIH. El martes, el actor dijo que espera utilizar su fama para ayudar a otros que tienen el virus.

"Ya dejé atrás los días de ir a fiestas. Me esperan días de filantropía", dijo en una carta abierta publicada en el sitio de "Today's".

El médico de Sheen, Robert Huizenga, dijo el martes que la principal batalla del actor en el futuro será superar la depresión relacionada con su diagnóstico y evitar una recaída de abuso de sustancias.

En "Today", a Sheen se le oía arrepentido, con una visión clara y positivo sobre su futuro. Él dijo que tuvo una conversación con el presidente de Sony para hacer otro programa de televisión y tiene varias películas en espera.

"Es un punto de inflexión en la vida de uno", dijo al anunciar el VIH. "Ahora tengo una responsabilidad para mejorar y para ayudar a muchas otras personas, y espero que con lo que estamos haciendo hoy, otros vendrán y dirán: 'Gracias, Charlie'".