CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Terrorismo

Según estudio, Boko Haram supera a ISIS como el grupo terrorista más mortífero

Por Tim Hume

(CNN)– Debido al terror que ha causado en el Medio Oriente, de haber asumido la responsabilidad por el derribo de un avión de pasajeros ruso y ahora las atrocidades en París, ISIS ha acaparado titulares a nivel mundial como el grupo terrorista más peligroso del mundo.

Sin embargo, otra organización militante islamista superó a ISIS para convertirse en el grupo terrorista más mortífero del mundo el año pasado, según un nuevo informe.

Boko Haram, el grupo extremista islámico basado principalmente en los estados del norte de Nigeria, fue responsable de 6.644 muertes en el 2014, un incremento del 317% respecto al año anterior, según el Índice Global de Terrorismo, publicado el martes.

Por otro lado, ISIS, el grupo terrorista al que supuestamente Boko Haram le prometió lealtad en marzo de este año, fue responsable de 6.073 muertes.

Entre ellos, los dos grupos fueron responsables de más de la mitad (51%) de las muertes atribuidas al terrorismo, en el año más mortífero registrado por el terrorismo, según el informe.

A nivel internacional, las muertes por terrorismo experimentaron un “drástico aumento” en el 2014, aumentando un 80% respecto al año anterior, según el estudio realizado por el Instituto para la Economía y la Paz.

Alrededor de 32.658 personas murieron en los ataques terroristas del año pasado… nueve veces más víctimas que las que había en el 2000, dice.

Secuestro de estudiantes, bombardeos en mercados

Boko Haram, cuyo nombre significa “la educación occidental está prohibida” en el dialecto local hausa, ganó notoriedad internacional por sus incursiones en las escuelas, en las que cientos de niñas han sido secuestradas.

Se estima que unas 276 adolescentes fueron arrebatadas de un internado en Chibok en el estado de Borno de Nigeria en abril del año pasado, lo que desató la campaña #bringbackourgirls (Devuélvannos a nuestras hijas) en las redes sociales.

El grupo —por cuyo escurridizo líder, Abubakar Shekau, el gobierno ofrece una recompensa de 7 millones de dólares por su cabeza— también ha llevado a cabo una campaña despiadada de bombardear a los mercados en toda Nigeria.

El país fue sacudido por dos de esas explosiones en un lapso de 24 horas esta semana, en las que murieron al menos 31 personas el martes en la ciudad nororiental de Yola, según un funcionario de la Cruz Roja local, y 15 muertos en Kano, aproximadamente a 400 millas (645 kilómetros) al noroeste, según la policía.

Una niña de 11 años de edad era una bombardera en uno de los ataques.

La campaña terrorista de Boko Haram, combinada con el aumento de los militantes Fulani que operan en el cinturón central del país, ha llevado a Nigeria a experimentar el mayor número de muertes —el cual aumenta año con año— por terrorismo alguna vez registrado, con 7.512 muertes en el 2014, un aumento de más de 300% comparado con el año anterior.

Los militantes Fulani, provenientes de un grupo étnico de pastores envueltos en un conflicto con las comunidades agrícolas, fueron responsables de 1.229 muertes el año pasado, convirtiéndolos en el cuarto grupo terrorista más mortífero del mundo, según el informe.

¿Dónde está teniendo lugar el terrorismo?

Iraq sigue siendo el país más afectado por el terrorismo, con 9.929 víctimas mortales terroristas el año pasado, la tasa más alta alguna registrada en un solo país, según el informe.

Los ataques terroristas aumentaron en un 80% en el 2014, aunque el 78% de estos se encontraban en cinco países.

Los próximos países más afectados fueron Nigeria, Afganistán, Paquistán y Siria. Casi cuatro quintas partes -—78%— de las muertes por terrorismo se produjeron en estos países, según el informe, aunque el terrorismo se estaba extendiendo, ya que más países registraron ataques y muertes que anteriormente.

El número de países que experimentan más de 500 muertes por terrorismo aumentó de 5 a 11 en el 2013. Los seis nuevos países de la lista son Somalia, Ucrania, Yemen, la República Centroafricana, Sudán del Sur y Camerún. El informe añade que Ucrania fue incluida en la lista por el derribo del vuelo 17 de Malaysia Airlines por un misil en una zona controlada por los rebeldes al este del país, matando a las 289 personas a bordo.

La mayoría de las muertes por terrorismo no tienen lugar en el Occidente. Sin tomar en cuenta los ataques del 9/11, desde el 2000 solo el 0,5% de las muertes por terrorismo se han producido en territorio occidental.

De los atentados que tuvieron lugar en el Occidente, los atacantes tipo “lobo solitario” son los principales autores, causando 70% de todas las muertes desde el 2006.

La mayoría de los atacantes tipo “lobo solitario” son una mezcla de extremistas políticos, nacionalistas y de supremacistas blancos, raciales y religiosos y, en menor grado, fundamentalistas islámicos.

Impacto económico

El informe, el cual fue compilado utilizando datos de la Universidad de Maryland, dice que el costo económico mundial del terrorismo el año pasado llegó a un máximo histórico de 52.900 millones de dólares.

Este costo fue 61% superior al 2013, cuando el costo económico del terrorismo alcanzó los 32.900 millones de dólares y un aumento de más de diez veces desde el 2000. La gran mayoría de los costos se derivan de lesiones y muerte.

“La actividad terrorista es un importante motor de migración forzada”, dice el informe. “Diez de los 11 países más afectados por el terrorismo también tienen las tasas más altas de refugiados y desplazados internos. Esto pone de relieve la fuerte conexión entre la crisis de refugiados en curso, el terrorismo y el conflicto”.

¿Qué está impulsando el terrorismo?

La violencia política y el conflicto son los dos factores más estrechamente relacionados con el terrorismo.

Entre 1989 y 2014, el 92% de todos los ataques terroristas se llevaron a cabo en los países donde la violencia política financiada por el Estado era generalizada.

Sin embargo, los factores que impulsan el terrorismo son diferentes. En los países desarrollados, los factores socioeconómicos, como la falta de oportunidades y la cohesión social baja están significativamente relacionados con el terrorismo. En los países menos desarrollados, los conflictos internos, los factores políticos y la corrupción están estrechamente vinculados con el terrorismo.

Dado que hay factores sociopolíticos claros que impulsan el terrorismo, es importante poner en práctica políticas que aborden estas causas asociadas, dijo Steve Killelea, fundador del Instituto para la Economía y la Paz. “Esto incluye reducir la violencia patrocinada por el Estado, distender las quejas grupales y mejorar el respeto de los derechos humanos y las libertades religiosas, al mismo tiempo que se toman en cuenta los matices culturales”, escribió Killelea.

El auge de ISIS ha sido significativo. El flujo de combatientes extranjeros hacia Iraq y Siria desde el 2011 es la mayor afluencia de los tiempos modernos, ya que según las estimaciones el número de combatientes se encuentra entre un rango de 25.000 a 30.000 de 100 diferentes países. Este flujo de combatientes extranjeros no parece estar disminuyendo, según el informe, ya que más de 7.000 llegaron al lugar solo durante los primeros seis meses del 2015.

Los homicidios aún son los más letales

Aunque sin duda el terrorismo representa una gran preocupación para la seguridad, el informe también destaca el hecho de que los homicidios a nivel mundial también son responsables de más muertes al año que el terrorismo.

La tasa de homicidios mundial es 13 veces superior a la tasa de terrorismo mundial, ya que 437.000 personas mueren por homicidios, en comparación con los 32.658 que murieron a causa del terrorismo en el 2014.

La ciudad más mortal del mundo en cuanto a terrorismo es Bagdad. Hubo 2.454 muertes en Bagdad en el 2014, con una tasa de mortalidad por terrorismo de 43 por cada 100.000 personas.

Muchas ciudades del mundo tienen tasas más altas de homicidios que tasas más altas de terrorismo. Caracas, por ejemplo, tiene la tasa más alta de homicidios del mundo, ya que 111 de cada 100.000 murieron en la década que comienza en el 2000.