WASHINGTON (CNN) - Los estadounidenses de modo generalizado tienen poca confianza en el gobierno, según una nueva encuesta, pero los republicanos están casi tres veces más "enojados" con el gobierno, comparado con los demócratas a medida que se aproximan las elecciones del 2016.

El nivel de enojo de los votantes tiene un impacto significativo en cuanto a sus preferencias para el siguiente presidente, demostró la encuesta del Centro de Investigación Pew.

Únicamente el 19% de los estadounidenses dice que puede confiar en el gobierno siempre o casi siempre, lo cual se acerca al nivel más bajo en los últimos 60 años, según Pew.

Sin embargo, los republicanos en promedio tienen una mayor probabilidad de expresar insatisfacción con el gobierno que los demócratas. Ellos tienen tres veces más probabilidad de decir que están "enojados" con el mismo, con un 32% de republicanos y personas con tendencia republicana, comparado con el 12% de demócratas y aquellos con tendencia democrática.

El Partido Republicano básicamente también le tiene más desconfianza al gobierno, ya que el 89% de los republicanos dice que algunas veces o nunca confía en el gobierno, comparado con el 72% de los demócratas.

Tres cuartas partes de los republicanos dicen que el gobierno necesita una reforma importante, comparado con el 44% de los demócratas.

La mayor división está relacionada con la magnitud y alcance del gobierno. Setenta y un por ciento de los republicanos dice que el gobierno está haciendo demasiadas cosas que deberían ser dejadas al sector privado e individuos, mientras que solo el 29% de los demócratas dice lo mismo.

La latente frustración está teniendo un efecto en las primarias republicanas, según muestra la encuesta.

Al favorito del Partido Republicano le va mucho mejor entre los republicanos que se identifican como enojados, que entre aquellos que no lo están.

Al único candidato de los favoritos del campo republicano a quien no le va bien entre los republicanos enojados, es al exgobernador de Florida, Jeb Bush. Entre los republicanos que están molestos con el gobierno, únicamente el 36% vio a Bush de forma favorable, comparado con el 57% que lo ve con desconfianza.

Trump y el retirado neurocirujano, Ben Carson, han estado liderando las campañas emergentes y dominando el campo republicano, principalmente con un mensaje de alguien externo... al decir que Washington necesita mejorías y menos políticos.

Pew encuestó a 6.004 estadounidenses por teléfono del 27 de agosto al 4 de octubre para realizar la encuesta, la cual tiene un margen de error de más o menos 1,5 puntos porcentuales. Pew encuestó aproximadamente a 2.600 republicanos y personas con tendencia republicana y un tanto igual de demócratas y personas con tendencia demócrata, con un margen de error de más o menos 2,2 puntos porcentuales.