CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Diversidad y Realidad en EE.UU.

4 formas en las que puedes evidenciar prejuicios ocultos en la vida cotidiana

Por Emanuella Grinberg

(CNN) – No es ningún secreto que los prejuicios ocultos están presentes en varios ámbitos de la sociedad, desde las decisiones de contrataciones hasta la atención médica y las decisiones de faltas en la NBA.

Pero, ¿qué pasa con los prejuicios implícitos en nuestras vidas cotidianas? ¿Desempeña esto un papel en los vecindarios donde elegimos vivir, en los establecimientos que visitamos y en los programas que vemos?

Los prejuicios implícitos se refieren a actitudes o estereotipos que afectan nuestro entendimiento, nuestras acciones y decisiones de manera inconsciente, según el Instituto Kirwan para el Estudio de la Raza y el Origen Étnico, el cual publica una edición anual de su Implicit Bias Review (Revisión de los prejuicios implícitos). Esto difiere de los pensamientos reprimidos que podríamos ocultar para mantener la paz; es lo opuesto al prejuicio explícito, el cual se refiere a actitudes o creencias que admitimos plenamente.

Las recientes denuncias de discriminación abierta y encubierta en los campus universitarios y en las actividades policiales generan la siguiente pregunta: ¿Cómo es que la reacción inconsciente de alguien a personas de una raza, religión o sexualidad distinta influyen en su juicio y comportamiento? Cuando CNN le pidió a psicólogos y científicos sociales que explicaran cómo los prejuicios implícitos se manifiestan en la vida cotidiana, muchos se mostraron reacios a dar una respuesta, porque es difícil descartar las explicaciones alternativas.

En otras palabras, puede suceder, pero es difícil de probar.

“Algunos prejuicios parecen ser obviamente incorrectos, como tratar a las personas igualmente calificadas de manera distinta en las contrataciones o los asensos”, dijo Calvin Lai, director de investigación para el Project Implicit de Harvard. “Los prejuicios diarios son difíciles de comprender porque son mucho más personales, y puedes mencionar otras razones”.

Los factores estructurales que se salen de tu control podrían entrar en juego. Si la mayoría de tus amigos lucen como tú, o si tiendes a salir con personas de la misma raza que tú, esto podría ser un reflejo del sector demográfico en tu comunidad.

Pero los vecindarios, las escuelas y las ciudades no surgen de la noche a la mañana. Tardan años en formarse, influenciados por fuerzas sociales, políticas y culturales. Los expertos dicen que Estados Unidos aún está luchando por revertir el legado del racismo institucional que ha dejado a muchas comunidades separadas hoy en día, lo que crea el grupo de donde formamos relaciones y círculos sociales.

La investigación demuestra que esas relaciones —junto a las interacciones y experiencias que vienen de ellas— influyen en los prejuicios ocultos. Ellos pueden comenzar a formarse en niños de tan solo seis años de edad, y son reforzados en la edad adulta por medio de los entornos sociales y los medios de comunicación masivos.

“Cuando piensas en retrospectiva, lo que piensas que es normal en realidad es la presión cultural que te impulsa a tener prejuicios, implícitos y conscientes”, dijo el sociólogo Charles Gallagher, presidente del Departamento de Sociología y Justicia Criminal en la Universidad de LaSalle en Filadelfia.

¿Las buenas noticias? No somos incapaces de combatir los prejuicios implícitos. Esto puede ser mitigado a través de estrategias de intervención, empezando por reconocer dónde podrían existir en tu vida y buscar exponerte a personas y experiencias más allá de tus círculos regulares.

Estas son algunas preguntas que puedes considerar:

1. ¿Quiénes son sus tres mejores amigos?

Imagina a tus tres mejores amigos, sin incluir a tu pareja romántica. Es probable que sean de tu misma raza, de acuerdo con varias encuestas. De hecho, una encuesta de CNN/Kaiser Foundation publicada esta semana indicó que a pesar de la reputación del milenio en cuanto a la inclusión, los jóvenes blancos estadounidenses no tienen grupos de amigos multiculturales.

Los jóvenes blancos son casi dos veces más propensos, al igual que los hispanos y los negros, a decir que socializan más con personas de su misma raza (el 68% de los blancos de 18 a 34 años de edad dicen que de manera abrumadora se relacionan más con otros blancos, en comparación con el 37% de los hispanos y el 36% de los negros de la misma edad); la brecha es igual de amplia respecto a dónde eligen vivir los blancos jóvenes.

Encuesta Kaiser socializar raza-11

Salir con amigos que lucen como tú no necesariamente es algo malo, especialmente si ellos son buenas personas. Pero la investigaciones sugieren que los prejuicios y estereotipos implícitos —positivos y negativos— se mantienen a través de una persistente falta de contacto con otras personas más allá de tu “grupo interno”, el término que los psicólogos usan para describir a las personas que comparten ciertas características.

Tampoco es malo ampliar tus horizontes. Si tus amigos que se parecen a ti los conoces de la escuela o del vecindario, ¿alguna vez te preguntaste cómo esos ambientes se volvieron tan homogéneos en primer lugar?

Es un ciclo que es difícil de romper sin una intervención consciente, dijo Gallagher.

Incluso si alguien es de mente abierta y está dispuesto a tener amigos cuya piel sea de otro color, “esas relaciones nunca tendrán la oportunidad de formarse”, debido a los altos niveles de segregación racial residencial, lo que conduce a espacios sociales segregados, dijo.

2. ¿Excluyes automáticamente ciertos barrios como lugares donde podrías vivir o enviar a tus hijos a la escuela?

Si buscas comprar o alquilar una casa en cierto vecindario, ¿existe un punto en el que piensas “hay demasiadas personas distintas a mí en esta comunidad, y voy a buscar en otro sitio”?

Si es así, no eres el único que ha llegado a un punto crítico

Según la encuesta de CNN/Kaiser, la mayoría (69%) de los blancos dicen que las personas que viven a su alrededor son de la misma raza que ellos, mientras los hispanos predominantemente (59%) dicen que viven alrededor de personas de otras razas. La población de raza negra está dividida: el 51% dice que viven cerca de personas de otras razas, y el 41% dice que viven cerca principalmente de otras personas negras.

Una explicación antigua sobre el predominio y persistencia de la segregación racial es que las familias blancas no están dispuestas a vivir en vecindarios, o a enviar a sus hijos a escuelas donde haya una gran proporción de minorías. Un histórico estudio publicado en 1971 por el economista Thomas Schelling demostró que una vez la proporción de las minorías llega a un “punto crítico”, los blancos se van.

Un estudio de 2006 (PDF) reafirmó los hallazgos al descartar otros factores como la estratificación de los ingresos, lo que coloca el punto crítico en más o menos 13% para los vecindarios y las escuelas.

El estudio, ‘Tipping and the Dynamics of Segregation in Neighborhoods and Schools’, relacionó la ubicación de puntos críticos aproximados en distintas ciudades con medidas de las actitudes raciales de los blancos, con base en preguntas como “¿Crees que debería haber leyes en contra de matrimonios entre blancos y negros?”.

Al hacer esto, encontraron que las ciudades con los blancos más tolerantes desde el punto de vista racial, tienen puntos críticos más altos.

3. ¿Sales únicamente con cierto tipo de personas?

No hay duda de que Estados Unidos se está volviendo más diverso desde el punto de vista racial y étnico. Aun así, relativamente pocos adultos se casan con personas de distintas razas.

En 2013, aproximadamente el 12% de los nuevos matrimonios en EE.UU. fueron entre cónyuges de distintas razas, de acuerdo con un análisis de Pew Research de datos de la American Community Survey.

Muchos factores entran en juego en nuestra elección de posibles parejas: la religión, los valores sociales, las opiniones políticas, la apariencia física.

O quizá, “simplemente sucedió” y te enamoraste.

Dependiendo de las circunstancias bajo las cuales se conocieron, existe una alta probabilidad de que “el grupo del que estabas seleccionando ya había sido elegido para ti”, dijo Gallagher.

4. ¿Tienes un ‘amigo gay’? ¿Un ‘doctor negro’?

Un estatus principal es cuando una parte de la identidad social de una persona, como ser negro, discapacitado, gay o musulmán se convierte en el aspecto central y más importante de quién es esa persona.

“Esta normalmente es la etiqueta que se le otorga a un individuo, y subconscientemente se vincula a la persona por quienes la rodean”, dijo Gallagher.

Es difícil decir si está vinculado a un prejuicio oculto, en especial debido a que etiquetar a alguien podría ser un esfuerzo consciente y bien intencionado por identificar a esa persona de otras con su cualidad más distintiva.

Pero considera lo opuesto: ¿cuántas veces te refieres a alguien como tu “amigo blanco heterosexual”?

Descubrir el prejuicio implícito

Estas son solo cuatro formas en las que podríamos manifestar nuestros prejuicios inconscientes todos los días. Quienes estudian los prejuicios inconscientes trabajan en recopilar más información con el objetivo de hacer que las personas estén más al tanto de las decisiones que toman inconscientemente y de sus consecuencias.

El Project Implicit de Harvard cuenta con una serie de “pruebas de asociación implícita”, donde los participantes pueden medir los niveles de prejuicios implícitos en torno a ciertos temas con base en la fuerza de las asociaciones entre conceptos y evaluaciones.

“El objetivo de la organización es educar al público sobre los prejuicios ocultos y brindar un ‘laboratorio virtual’ para recopilar datos en internet”.

Si estás interesado en medir tus niveles de prejuicios implícitos (casi todos evidencian prejuicios de alguna manera, según los expertos), estas son algunas pruebas (en inglés) que puedes tomar:

Comprender los prejuicios: prueba de asociación implícita

Enseñar tolerancia: hazte una prueba para ver si tienes prejuicios ocultos

Otra perspectiva: limpieza de prejuicios

La encuesta de CNN/Kaiser Family Foundation se realizó entre el 25 de agosto y el 3 de octubre de 2015 entre una muestra aleatoria a nivel nacional de 1.951 adultos, que incluyó a 501 estadounidenses de raza negra y 500 hispanos. Los resultados de todos los grupos se han ajustado para reflejar su distribución nacional. Las entrevistas fueron realizadas con teléfonos fijos y celulares convencionales, en inglés y español, por SSRS of Media, Pa. Esta encuesta fue desarrollada y analizada por CNN y personal de la Kaiser Family Foundation (KFF). Los resultados de la muestra completa tienen un margen de error de más menos 3 puntos porcentuales; los resultados basados en los estadounidenses de raza negra o hispanos tienen un margen de error de más menos 6 puntos porcentuales.

Melonyce McAfee de CNN contribuyó con este reportaje.