uiw
Kim Riley, izquierda, y sus amigos durante el Friendsgiving de este año.

(CNNMoney) - Estados Unidos tiene una nueva tendencia de Acción de Gracias: "Friendsgiving".

A los "millennials" les encanta el pavo, el relleno y la tarta que a menudo se repiten el plato completo en múltiples ocasiones... una vez con mama y papá y una segunda (o inclusive tercera) vez con amigos.

"Básicamente es como celebrar dos Acciones de Gracias", dice Kim Riley. Ella y su esposo Ryan, invitaron a 20 personas y cuatro niños el sábado para celebrar el "Friendsgiving" en su casa cerca de Harrisburg, Pensilvania.

Prepararon el pavo —un ejemplo de 10 kilos— y un trozo de jamón de 5 kilos. Los invitados llevaron guarniciones y postre.

Los Riley empezaron a hacer esto hace siete años, antes de que fuera llamado "Friendsgiving". Todos comían en platos de papel. Gran parte de la comida era comprada en tiendas o "esfuerzos de principiantes".

Ahora casi todo es hecho en casa. Es una competencia amigable para llevar los más exquisitos platillos.

"Se ha convertido en una tradición. Todos llevan las mismas cosas cada año, pero siguen con su juego cada año", dice Kim.

A través de los años ha habido muchas mejoras: manteles, decoración y vajillas de porcelana finas. Ryan y Kim incluso fueron a una tienda local de suministros para restaurantes a comprar "recipientes de lujo para llevar a casa" para que la gente en realidad pudiera llevarse a casa los sobrantes.

Las tiendas de comestibles están ganando terreno en 'Friendsgiving'

Sin embargo, la pieza central del "Friendsgiving" es la gente.

Ryan y Kim iniciaron esto antes de casarse. En su vecindario de Harrisburg vivían muchos solteros. Querían celebrar con su familia de su "hogar lejos de su hogar" antes de que muchos tomaran diferentes caminos para celebrar el día festivo.

"Friendsgiving" también es popular entre los jóvenes que no pueden viajar a casa para el "día del pavo" por la falta de recursos o por sus horarios de trabajo. En cambio, se reúnen en la casa de un amigo o en el dormitorio universitario.

La primera mención del término "Friendsgiving" en Urban Dictionary se remonta al 2009. Sin embargo, su popularidad en realidad explotó el año pasado en las redes sociales. Más de 75.000 eventos con la palabra "Friendsgiving" o "Friendgiving" han sido creados este mes en Facebook, dijo un portavoz de la compañía.

Los supermercados están ganando terreno. El Día de Acción de Gracias siempre ha sido un "gran impulso" para las ventas, dice Phil Lampert, quien dirige el sitio SupermarketGuru.com.

"Si logras que hagan sus compras allí para el Día de Acción de Gracias, la mayoría seguirá comprando en la misma tienda durante toda la temporada del Super Bowl", dijo Lampert.

Las menciones de 'Friendsgiving' se han duplicado en Venmo

Algunas cadenas de supermercados como Peapod están haciendo marketing y promociones en las redes sociales relacionadas con el #Friendsgiving e incluso están publicando recetas en sus blogs enfocadas en las celebraciones que los "millenials" llevan a cabo con amigos.

¿Necesitas más pruebas sobre esta creciente tendencia? En comparación con el año pasado, las menciones de "Friendsgiving" se han duplicado este año en Venmo, la aplicación que muchos "millennials" usan para transferirse dinero unos a otros para fiestas y comidas compartidas.

Hubo un enorme aumento en las menciones de Friendsgiving en Venmo durante el último fin de semana, ya que los jóvenes se reunieron para celebrar entre ellos antes de dirigirse a casa a ver a su familia.

Las ciudades favoritas para Friendsgiving incluyen a Nueva York, Los Ángeles, Brooklyn, Filadelfia y San Francisco, según datos de Venmo.

Consejos para tu propio Friendsgiving

Si vas a celebrar tu propio Friendsgiving, los Riley tienen dos consejos: en primer lugar, celébralo un sábado o domingo. Ellos anteriormente cometieron el error de tratar de celebrarlo una noche entre semana después del trabajo. Simplemente es demasiado.

En segundo lugar, cuenta una sala de juegos para los niños.

Los Riley bromean que simplemente estaban agradecidos de cenar con otros adultos ahora que tienen un niño pequeño, aun cuando implica una gran cantidad de trabajo de preparación.