CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
África

El papa Francisco visita un barrio pobre de Kenya y arremete contra la élite

Por Faith Karimi

(CNN)— El papa Francisco se metió en el corazón de un barrio pobre de Kenya con un mensaje de amor y arremetiendo contra la élite.

La visita del pontífice al barrio de Kangemi refuerza su mensaje de servicio a los pobres durante sus tres días en Nairobi.

En el lugar, lleno de casas con techo de hojalata, describió la falta de servicios básicos como «nuevas formas de colonialismo».

«Nuestro mundo tiene una grave deuda social hacia los pobres que carecen de acceso a agua potable, ya que se les niega una vida acorde con su dignidad inalienable», dijo Francisco.

«Nos ha mostrado que somos importantes»

Los residentes de Kangemi dieron la bienvenida a su enfoque sobre los oprimidos.

publicidad

«A veces los desafíos en los suburbios casi nos llevan a la desesperación y algunas personas renuncian a trabajar en estos barrios», dijo la hermana Mari Killeen, que trabaja en zonas de tugurios.

«Su visita (del papa) nos da coraje. Al venir aquí, brilla una luz sobre los retos. Su reunión con nosotros nos da dignidad».

Cuando Francisco pasaba por las estrechas calles de la barriada en su papamóvil, multitudes extendían los brazos para intentar tocar su mano, mientras él saludaba detrás de una cubierta protectora transparente.

Mujeres y niños cantaban canciones de bienvenida en swahili.

«Estoy tan feliz, estamos tan bendecidos», dijo Magdalene Mwikali, de 36 años, una residente de Kangemi.

«Ha dejado todos esos barrios ricos por venir aquí», dijo. «Él nos ha mostrado que somos importantes, que importamos, que Dios nos ama también».

Los emocionados residentes se han preparado para esta visita durante semanas, dijo Mwikali.

Voluntarios limpiaron las calles y cubrieron los caminos de tierra con grava. Otros adornaron las calles que conducen a la iglesia con banderas del Vaticano.

«Él ha restaurado mi fe, tengo un modelo a seguir y practicaré su humildad», dijo Regina Kimende, que provenía de una parroquia vecina. «Después de ver lo de hoy, he decidido que mi vida está en la Iglesia”.

Último día en Kenya

Durante el tercer y último día de su visita a Kenya, Francisco se reunió con jóvenes en un centro deportivo en Nairobi, y más tarde tendrá un encuentro con obispos.

Más tarde, tomará un vuelo que lo llevará al vecino Uganda, donde iniciará su visita en la residencia presidencial con el mandatario Yoweri Museveni y funcionarios de la nación.

Después de su visita a Uganda, viajará a República Centroafricana, país en medio de un conflicto en el que cristianos y musulmanes se están masacrando unos a otros.

Advertencia “catastrófica”

El primer viaje del papa Francisco a África comenzó en Kenya el miércoles. Sus mensajes se centraron en el cambio climático, los pobres y los niños.

El pontífice dio una severa advertencia, días antes de una conferencia clave sobre el cambio climático en París.

«Sería triste, y me atrevo a decir, incluso catastrófico, que los intereses particulares prevalezcan sobre el bien común», dijo el papa.

Instó a los países a llegar a un acuerdo sobre la reducción de las emisiones de combustibles fósiles, y a trabajar juntos para encontrar soluciones a la degradación ambiental.

Pero fueron los comentarios de Francisco sobre el saqueo de los recursos africanos los que lograron una respuesta más fuerte de la multitud.

Los africanos no pueden permitirse el lujo de permanecer en silencio sobre el comercio ilegal de piedras preciosas y la caza furtiva de elefantes por el marfil, que «sirven de combustible para la inestabilidad política, el crimen organizado y el terrorismo», dijo.

El mensaje resonó en una nación donde la agricultura y el turismo son una parte crucial de la economía.