CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Golf

Finalmente… algo que tal vez haga sonreír a Tiger Woods

Por Paul Gittings

(CNN) — Aún no descarten a Tiger Woods… ese es el mensaje de Jack Nicklaus, considerado por muchos como el mejor golfista de todos los tiempos.

La promesa de Woods de superar el récord de 18 grandes títulos ganados por el legendario “Oso de Oro” se ha estancado desde el 2008, acosado por problemas personales y, más recientemente, por una preocupante lesión en la espalda que incluso él ha admitido podría terminar con su tiempo como uno de los mejores jugadores.

Woods, quien cumplirá 40 años a finales de diciembre, hizo una evaluación decididamente pesimista de su futuro el martes, al decir que ya no había “nada que esperar”. Sin embargo, Nicklaus le dijo a CNN que su compatriota estadounidense aún podría desafiar en los mejores torneos de golf, entre ellos los cuatro majors celebrados cada año… de los cuales ha ganado 14 desde 1997.

“Siempre ha sido un joven muy centrado con una gran ética de trabajo y es increíblemente talentoso. Excluirlo de eso (el récord de majors) sería insensato, ya que sin duda tiene una muy buena oportunidad de lograrlo”, dijo el hombre de 75 años de edad.

Woods, tiene el récord de 683 semanas en el puesto número 1 en la clasificación mundial, pero ha caído a un mínimo histórico de 400 después de un nefasto año que ha terminado con cirugías de espalda y sin que se haya fijado una escala de tiempo para su regreso a la PGA Tour.

Mientras que él ha luchado, una nueva estrella ha emergido en Estados Unidos… Jordan Spieth. El golfista de 22 años de edad, originario de Texas, ganó dos majors en el 2015, estuvo cerca de ganar en los otros dos, batió el récord de Woods en el PGA Tour para recibir un premio en efectivo en una temporada, y ahora es el número 1 del mundo.

Spieth también cree que Woods puede volver para desafiarlo y personas como Rory McIllroy y Jason Day, quienes han formado una emocionante rivalidad.

“Nadie más tuvo tanta influencia en mi juego de golf que Tiger”, le dijo a los periodistas antes del torneo benéfico World Challenge, al referirse a Woods en las Bahamas esta semana.

“En mi opinión, a él aún le esperan muchos buenos años, pero ahora él realmente está de brazos cruzados, diciendo ‘sabes si eso lleva mucho tiempo…’ Él ha sacado conclusiones; obviamente para él es frustrante, pero aún no hemos visto su final en el juego”.

Nicklaus, quien ganó tres de sus principales títulos después de cumplir los 40 años, reveló que trató de ayudar a Woods en el 2008, cuando sufrió un desgarre en el ligamento de la rodilla, siendo la causa de sus problemas originales relacionados con las lesiones.

“Le dije a Tiger que a nadie le gusta ver que superen sus récords, pero yo quiero que estés sano. He tratado de ayudarlo con algunas de las personas que me han ayudado en mi carrera”, le dijo Nicklaus a CNN.

“No me gusta que la carrera de alguien termine a causa de su salud. Tuve la suerte de terminar la mía en mis términos y no los términos de mi cuerpo, así que le deseo lo mismo a Tiger”.

Animado por el ascenso de Spieth, McIlroy y una cosecha de entusiasmados golfistas jóvenes estadounidenses como Justin Thomas, Nicklaus dijo que está “tremendamente emocionado” por el futuro del juego, pero cree que Woods necesita estar en plena forma física para igualarlos.

“Si estás lesionado no puedes prepararte adecuadamente para los torneos, y si no te preparas no podrás competir en los deportes modernos, porque los estándares son muy altos”, dijo.

Nicklaus permaneció en la cima de la pirámide del golf por más de 25 años y, como todos bien saben, ganó su último major, el Masters de 1986, a la edad de 46 años, así que en su opinión el tiempo aún está a favor de Woods.

“Confío plenamente en que Tiger regresará para jugar bien y ser una buena fuerza competitiva en el juego, pero sí me entristece ver a Tiger o cualquiera de nuestros atletas luchar con su salud. Creo que Tiger ha luchado mucho con su salud en los últimos tiempos y a nadie le gusta eso”, dijo.

Spieth también tiene ese mensaje para su otrora héroe. “Solo espero que él se recupere”, dijo antes de defender su título en el Desafío Mundial.

Woods ha ganado el torneo en cinco ocasiones, pero no había ninguna posibilidad de que él se alineara esta semana después de someterse a una tercera cirugía de espalda el mes pasado.

Él admitió que no podía agacharse para recoger una pelota, y mucho menos un palo de golf. “Camino… y camino… simplemente logro caminar, y eso es todo”, les dijo a los periodistas.

La última vez que participó en un torneo fue en agosto, el mejor empate en 10o. lugar de una temporada en el Campeonato Wyndham, pero sus compañeros de profesión esperan que él vuelva al circuito.

“No queremos que Tiger se salga del juego a corto plazo”, dijo el ganador del Masters del 2013, Adam Scott, de Australia.