CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

¿Quiénes eran Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik, los atacantes de San Bernardino?

Por Saeed Ahmed

(CNN)– Eran una pareja casada que dejó a su bebé con la abuela mientras que llevaron a cabo el tiroteo masivo más mortal en Estados Unidos desde el alboroto de diciembre de 2012 en Sandy Hook.Syed Rizwan Farook, un ciudadano estadounidense, y su esposa, Tashfeen Malik, una residente permanente, masacraron a 14 personas en un convivio el miércoles en el Centro Regional Inland en San Bernardino, California.

Farook y Malik fueron asesinados después en un tiroteo con la policía. Los motivos específicos de los atacantes continúan confusos, pero aquí está lo que sabemos acerca de ellos:

Eran esposos

Farook, de 28 años de edad, y Malik, de 27, estaban casados.

Él conoció a Malik a través de un servicio de citas en línea, dijo Mohammad Abuershaid, abogado de la familia Farook. Se conocieron personalmente cuando Farook visitó Arabia Saudita, a donde Malik se había mudado desde su nativo Pakistán como a los 18 o 20 años, según el abogado.

Más adelante ella vino a Estados Unidos con una visa de prometida y se convirtió en residente permanente legal.

La pareja dejó a su hija de 6 meses con la madre de Farook el miércoles, y dijeron que tenían una cita con el médico.

La abuela empezó a preocuparse cuando vio los informes del tiroteo y no podía comunicarse con Farook.

Farook trabajaba para el condado

Farook, un ciudadano estadounidense, era especialista en salud ambiental en el departamento de salud del condado de San Bernardino, el cual estaba ofreciendo el convivio en el Inland Regional Center, donde ocurrió el ataque.

Él había estado allí cinco años. Los registros describen a un hombre con su nombre y título que trabajaba en la agencia y que ganó 53.000 dólares en 2013.

Se graduó de la Universidad Estatal de California, San Bernardino, con un título en salud ambiental en 2010.

Una identificación de estudiante graduado de la Universidad Estatal de California, Fullerton, con el nombre de Farook, fue vista por CNN el viernes dentro de su casa en Redlands. Jeff Cook, un portavoz de esa facultad, dijo que los registros indican que un estudiante con ese mismo nombre se había sido inscrito en el programa de posgrado de ingeniería ambiental en la Universidad Estatal de California, Fullerton.

La universidad emitió un comunicado el viernes en el que decía: “Syed Rizwan Farook asistió a la Universidad Estatal de California, Fullerton, durante un semestre, en el otoño de 2014, en el programa de graduados de ingeniería ambiental en línea. Él no está inscrito actualmente”.

La policía no ha precisado un motivo

Farook estaba en el convivio pero partió abruptamente antes del tiroteo. Él parecía enojado, le dijeron los testigos a la policía. Él regresó… y, junto con Malik, entró en el edificio y comenzó a disparar, dijeron las autoridades.

No hay indicaciones de que su empleo estuviera en peligro, dijo la policía. Ellos también ignoran si tenía antecedentes penales.

Farhan Khan, el cuñado de Farook, le dijo a la prensa que él también estaba desconcertado.

“No tengo idea de por qué él haría algo así. No tengo ni la menor idea. Personalmente, estoy impactado”, dijo Khan.

Él dijo que, al igual que el resto de Estados Unidos, la familia también tendrá que esperar a que la investigación de la policía encuentre respuestas.

Farook y Malik no parecen haber dejado una nota, dijo un oficial de la ley.

Él pudo haber sido radicalizado

Los oficiales de la policía le dijeron a CNN que Farook había estado en contacto telefónico y por las redes sociales al menos con una persona de quien el FBI sospechaba de terrorismo internacional. Los funcionarios no dieron más detalles.

Tal parece que Farook se radicalizó, lo cual contribuyó a su motivo, aunque otras cosas –tales como quejas en su lugar de trabajo– también podrían haber jugado un papel, dijeron otras fuentes policiales.

Los funcionarios dijeron que estos contactos no se consideraban temas de terrorismo de alta prioridad. Y que al menos habían pasado unos cuantos meses desde la última comunicación de la que se tenía conocimiento, dijeron.

Ni Farook ni Malik eran parte de alguna lista de personas potencialmente radicalizadas, y no existen vínculos claros con grupos terroristas en el extranjero hasta este momento, dijeron las autoridades.

Los familiares de Farook lo conocían como conservador, pero no pensaron que él o su esposa fueran extremistas, según los abogados de la familia.

“Él era un tipo normal”, dijo Abuershaid.

Fuentes: Malik publicó lealtad a ISIS

A medida que el ataque estaba en marcha, los investigadores creen que Malik expresó lealtad al líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, en una publicación en Facebook, le dijeron tres funcionarios estadounidenses familiarizados con la investigación a CNN.

Malik hizo la publicación en una cuenta con un nombre diferente, dijo un funcionario estadounidense. Los funcionarios no explicaron cómo sabían que Malik estaba detrás del mensaje.

Un oficial de la policía dijo que al parecer ISIS puede haber inspirado el ataque, pero ninguno de los funcionarios dijo que el grupo terrorista haya dirigido u ordenado el ataque.

“Esto cada vez más parece autoradicalización”, dijo un oficial de la ley.

Farook mantuvo un perfil bajo

Quienes conocían a Farook lo describieron como una persona tranquila.

“Es un poco tímido, un poco retraído. No le es fácil mezclarse con las personas”, dijo Mustafa Kuko, director del Centro Islámico de Riverside, de donde Farook era miembro regular.

Doyle Miller, quien le alquilaba la casa a Farook, dijo que no tenía “ningún motivo para preocuparse”, cuando le alquiló una casa en Redlands.

“No había ninguna señal de alarma en absoluto: todo cuadraba”, dijo Miller. “Sus información crediticia era buena… todo”.

“Nosotros evaluamos a profundidad a nuestros clientes. Lo que está sucediendo es increíble”.

Según Abuershaid, la familia de Farook lo conocía como alguien “que siempre se mantenía al margen”, al igual que su esposa.

Él disfrutaba de las prácticas de tiro

Farook tenía un perfil creado en iMilap.com, sitio que se describe como “un sitio para las personas con discapacidades y segundos matrimonios”.

El perfil decía que “le gustaba trabajar en los autos clásicos y modernos, leer libros religiosos y que a veces disfrutaba de salidas a comer”.

También decía que Farook “disfrutaba de los viajes y que simplemente le gustaba pasar tiempo en el patio trasero practicando tiro con su hermana menor y sus amigos”.

Él iba a campos de tiro sin compañía, dijo David S. Chesley, otro abogado de la familia de Farook.

Era devoto en su religión

En el mismo perfil en línea, Farook decía que provenía de una familia musulmana con valores familiares “del Oriente y del Occidente”.

No hay ninguna indicación respecto a la fecha en la que se creó el perfil. Pero su padre le dijo al New York Daily News que Farook era religioso.

“Él iba a trabajar, regresaba, iba a rezar, regresaba”, dijo.

Kuko, el director del Centro Islámico, dijo que Farook iba al centro durante el tiempo de las oraciones de la mañana y de la noche.

Él comparte el mismo nombre que su hermano y su padre

Es importante tener en cuenta el segundo nombre de Farook… Rizwan. Su padre también se llama Syed Farook, al igual que su hermano mayor. Al igual que él, sus segundos nombres son distintos.

Farook y Malik ‘venían preparados’ para el ataque

La pareja estaba “vestida de oscuro, un equipo algo táctico”, dijo Jarrod Burguan, el jefe de la policía de San Bernardino. Llevaban rifles y pistolas semiautomáticas.

Dos pistolas recuperadas han sido rastreadas hasta Farook. Él las compró legalmente hace tres o cuatro años, dijo un funcionario. Dos fusiles fueron comprados por otra persona, posiblemente un antiguo compañero de habitación, también de manera legal, hace tres o cuatro años. Las autoridades dijeron que no creen que esa persona tenga nada que ver con el tiroteo.

“Estas eran personas que venían preparadas”, dijo Burguan. “Tuvo que haber cierto grado de planificación en este asunto”.

Ellos trataron de cubrir sus huellas

Dos teléfonos celulares relativamente nuevos fueron encontrados destrozados y arrojados en un cubo de basura cerca de una de las escenas del crimen, dijeron los agentes policiales. Los funcionarios sospechan que los teléfonos fueron dañados para ocultar los historiales de llamadas.

A una computadora que se encontró en la casa de la pareja le faltaba el disco duro. Los investigadores han citado a los proveedores de los servicios de correos electrónicos a fin de recuperar las comunicaciones.

Tenían un laboratorio de bombas en su casa

En el interior del garaje de la casa que la pareja alquilaba, las autoridades encontraron dispositivos del tipo de bombas de fabricación casera y cientos de herramientas, muchas de las que pudieron haber sido usadas para fabricar explosivos improvisados.

Las autoridades también encontraron miles de rondas de municiones.

Tenían la intención de ocasionar más daño

Una bolsa que se cree que pertenecía a los tiradores fue encontrada dentro de la sala de conferencias de Inland Regional. En el interior, los investigadores encontraron tres artefactos explosivos rudimentarios empacados con polvo negro y arreglados a un auto de juguete a control remoto. El control remoto del auto de juguete se encontró dentro de la camioneta en donde después fueron asesinados Farook y Malik, dijo un funcionario de la policía.

La pareja tenía previsto utilizar el control remoto para detonar los explosivos a distancia, dijo el funcionario. O bien no funcionó debido a la distancia o no lo hicieron. Más tarde, los oficiales entregaron de manera segura los artefactos explosivos.

Murieron en una lluvia de balas

Después de llevar a cabo el ataque en el Inland Regional, Farook y Malik fueron perseguidos por la policía. Farook le disparó a los oficiales mientras que Malik conducía, dijeron las autoridades. Ellos murieron en el tiroteo, en el cual participaron 21 oficiales.

Greg Botelho, Jim Sciutto, Pamela Brown, Evan Pérez, Joseph Netto, Barbara Starr, Deborah Feyerick, Michael Martínez, Joshua Berlinger, Ashley Fantz, Joshua Gaynor, Jason Hanna, John Newsome, Stella Chan, Nadia Kounang, Steve Almasy, Kyung Lah, Alberto Moya, Catherine E. Shoichet, Andy Rose, Tina Burnside, Dave Alsup, Artemis Mostaghian y David Shortell de CNN contribuyeron con este reportaje.