La líder del Frente Nacional, Marine Le Pen (Sylvain Lefevre/Getty Images).

(CNN) - El partido de extrema derecha Frente Nacional (FN) se convirtió en el líder en las elecciones regionales en Francia, tras los ataques terroristas en París hace tres semanas.

Aprovechando un sentimiento de indignación por los atentados, que dejaron 130 muertos en suelo francés y un sentimiento antiinmigrante, la líder del partido, Marine Le Pen, dijo que los resultados indicaron que el FN es ahora "el primer partido de Francia ", según la afiliada de CNN France 2.

Con casi todos los votos contados, el FN lidera a nivel nacional, por delante del partido conservador Les Republicains, del expresidente Nicolas Sarkozy, y del gobernante Partido Socialista del presidente François Hollande, que quedó en tercer lugar a nivel nacional.

La segunda vuelta electoral determinará el resultado final el próximo 13 de diciembre.

Los socialistas han retirado sus candidatos en dos regiones, Nord-Pas-de-Calais-Picardie y Provenza-Alpes-Costa Azul, para la segunda vuelta del próximo domingo, en un intento por consolidar el apoyo a los candidatos de Les Républicains y mantener al FN fuera del poder, segúnla agencia francesa de noticias AFP.

Sarkozy dijo, sin embargo, que su partido no se retiraría de la competencia para ayudar a que los socialistas vencieran a los candidatos del FN.

¿Ascenso al poder?

Mientras que el antiinmigrante y antieuropeo FN nunca antes ha controlado una región francesa, la popularidad de su líder -la hija del fundador del partido, Jean-Marie Le Pen- y su sobrina, Marion Marechal-Le Pen, una joven agitadora y estrella en ascenso del partido, están listas para cambiar esto.

Tanto Le Pen como Marechal-Le Pen obtuvieron más del 40% de los votos en sus respectivas regiones, las mismas zonas en las que los socialistas han retirado a sus candidatos.

Le Pen parece decidida a tomar la gran región del norte de Nord-Pas-de-Calais-Picardie, después de un buen resultado el domingo. La región es una zona económicamente deprimida de unos 6 millones de personas que antes era un bastión para el Partido Socialista de Hollande.

Su sobrina de 25 años, Marechal-Le Pen, también se espera que tome el control de la región socialista del sur de Provenza-Alpes-Costa Azul, un área que incluye la rica Riviera francesa.

La votación, a la sombra de los ataques de París

Las elecciones se celebran bajo el estado de emergencia impuesto en respuesta a los ataques mortales del mes pasado, perpetrados por radicales islamistas en París.

ISIS se adjudicó la responsabilidad de los ataques. En respuesta, Hollande se comprometió a destruir el grupo terrorista y se dedicó a fortalecer los esfuerzos internacionales para librar una campaña militar contra su territorio en Siria e Iraq.

El aumento de los ataques de los terroristas islamistas, combinado con la crisis migratoria que llevó a cientos de miles de inmigrantes -en su mayoría musulmanes-cruzar hacia Europa, ha alimentado el apoyo a las políticas antiinmigración del Frente Nacional.

Marine Le Pen dijo a CNN tras los ataques de París que la aceptación a tal escala de inmigrantes era una "locura".

El Frente Nacional quedó en tercer lugar en las elecciones regionales anteriores, en 2010, y también en tercer lugar en las últimas elecciones legislativas de 2012, ganando dos escaños en la Asamblea Nacional.

En mayo del año pasado, el partido dio la sorpresa cuando ascendió en las elecciones europeas con 25,41% de los votos, suficientes para ganar 23 escaños en el Parlamento Europeo.