CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Caso Ayotzinapa: no hubo incendio en el basurero de Cocula, dicen expertos

Por CNNExpansión

(CNNExpansión)— El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que investiga el caso Ayotzinapa puso en duda nuevamente la versión oficial de los hechos dada por la Procuraduría General de la República (PGR), al asegurar que no se registró ningún incendio en el basurero de Cocula tras la desaparición de los 43 normalistas el 26 de septiembre de 2014.

“Tenemos la certeza de que, a través de fotografías satelitales, no hubo un incendio en el basurero de Cocula”, dijo en conferencia de prensa Ángela Buitrago, integrante del grupo.

Sin embargo, aseguró que las imágenes proporcionadas por una compañía “del más alto nivel”, cuyo nombre no fue revelado debido al estado de las investigaciones, sí mostraron un incendio en otro lugar.

“El hecho de que no sea en el basurero de Cocula no genera la liberación de los responsables, no quita el tema de la desaparición de que los muchachos fueron tomados 26 y 27 de septiembre y llevados por policías, y desaparecidos. La desaparición existe. Por lo tanto, lo que sí es determinante es aclarar el tema del basurero de Cocula”, indicó.

Esta no es la primera vez que el grupo niega la versión de un incendio, en septiembre de este año afirmó en un informe que la versión inicial de la Procuraduría General de la República (PGR) era “imposible”.

Según la primera versión de las autoridades, la «verdad histórica» de la PGR, el 26 de septiembre de 2014, un grupo de estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos, ubicada en Ayotzinapa, se enfrentó con la policía municipal de Iguala, Guerrero, donde fueron presuntamente confundidos con miembros del grupo criminal Los Rojos y entregados a la banda Guerreros Unidos, que supuestamente mantenía vínculos con el exedíl José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda.

publicidad

Otros antecedentes

En Iguala, donde los 43 normalistas fueron vistos por última vez la noche del 26 de septiembre, se registró una lluvia de 21.88 mm de agua, mientras que en Cocula hubo una nubosidad similar, indicaron los expertos del GIEI en su informe.

Hace un mes, el grupo consideró de vital importancia la revisión de hornos crematorios públicos y privados en la zona de la desaparición de los estudiantes y los lugares a los que pudieron haber sido llevados.

Un perito experto en manejo de fuego dijo en un informe previo de los investigadores que para quemar los 43 cuerpos sus agresores habrían necesitado cerca de 60 toneladas de madera y neumáticos, y no hay evidencia de que haya habido un fuego masivo en el basurero de Cocula.

Los militares

Los expertos también denunciaron que siguen sin poder entrevistarse con miembros del Ejército para evaluar su papel la noche del crimen y denunciaron que la fiscalía tomó declaración a soldados en agosto y septiembre sin que el grupo tuviera conocimiento, pese a sus repetidas solicitudes.

“Tenemos que determinar qué ocurrió, y cómo ocurrió y esperamos que nos den acceso a los militares”, habían denunciado ya en noviembre.

De acuerdo con las primeras investigaciones, integrantes de esta agrupación mataron a los jóvenes antes de incinerar sus cuerpos en el basurero del municipio aledaño, Cocula.

La Procuraduría General de la República (PGR) acordó con el GIEI un nuevo estudio sobre el fuego en el basurero de Cocula, que contará con la participación de un grupo colegiado de especialistas de reconocido prestigio internacional, quienes comenzarán su trabajo en las próximas semanas, informó la dependencia federal a través de un comunicado este lunes.

En la conferencia, el GIEI aseguró que la nueva evidencia puede abrir la puerta a una nueva versión sobre la desaparición de los estudiantes de la normal de Ayotzinapa.

Los especialistas señalaron que esperan tener esclarecido el caso antes de que se cumpla el nuevo plazo de seis meses, fijado por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y el gobierno mexicano sobre el tema.

Lee más en CNNExpansión.com