CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

Nombre de un buque de la marina de Estados Unidos desata el enojo de activistas

Por Tal Kopan

(CNN) — La puesta en marcha del USS Jackson, un buque de combate litoral, ha enfurecido a los activistas que no quieren que se honre al presidente Andrew Jackson.

El nuevo buque, también llamado LCS 6, fue puesto en marcha en Misisipi el sábado y honra a Jackson, Misisipi, el cual según señaló la Marina en un comunicado de prensa ha sido nombrado en honor al expresidente Andrew Jackson. El buque es el tercero de la Marina en llevar el nombre del séptimo presidente.

La designación se produce en medio de una revisión a nivel nacional del legado de Jackson; los activistas que han luchado porque no se conmemore su nombre se sintieron consternados al enterarse del nombre que eligió la Marina.

“Esto es totalmente terrible”, dijo el presidente Scot X. Esdaile de Connecticut NAACP, quien describió a Jackson como “un maestro de esclavos a más no poder, alguien totalmente a favor de la esclavitud”.

Esdaile continuó: “Es increíble que tengamos un presidente afroamericano y que la Marina de Estados Unidos deje pasar esto. Creo que lo deberían reconsiderar”.

Chuck Hoskin Jr., secretario de Estado de la Nación Cherokee, hizo eco a los sentimientos de Esdaile. Jackson implementó la Ley de Remoción de los Indios en 1830, el cual forzosamente erradicó a los nativos americanos de sus tierras en el Sur y llevó a la migración desgarradora conocida como el Camino de las Lágrimas.

“El hecho de que nuestro gobierno actualmente le esté demostrando reverencia a Andrew Jackson —dada la mayor apreciación que nuestra nación le tiene a la historia de Estados Unidos hoy en día, comparado con generaciones anteriores— es muy preocupante”, dijo. “Para el pueblo Cherokee, Andrew Jackson representa el período de remoción de los indios”, un legado de “trauma” y del “acto brutal” de desalojar a la gente de sus tierras.

La oficina del secretario de la Marina no respondió a la solicitud para hacer comentarios.

En la imagen, el USS Little Rock, conocido como LCS9.

En la imagen, el USS Little Rock, conocido como LCS9.

Sin embargo, antes de la ceremonia del sábado, el secretario Ray Mabus comentó sobre el nuevo nombre del buque y los vínculos.

“Mientras le damos la bienvenida al USS Jackson a la flota, recordamos la importancia de la colaboración entre nuestra Marina y la industria de la construcción naval de nuestra nación”, dijo Mabus. “También celebramos el vínculo duradero que esta embarcación compartirá con el gran pueblo de Jackson, Misisipi, a medida que navega el mundo, proporcionando una presencia que solo nuestra Marina y el Cuerpo de Marines puede mantener”.

El propio Mabus es responsable de darles nombre a los barcos. En las observaciones cuando fue puesto en servicio, él frecuentemente comenta que tiene el “mejor trabajo del mundo” porque tiene la responsabilidad de nombrar a los buques.

Según la Marina, el procedimiento se remonta a un proyecto de ley aprobado en 1819 y el secretario de la Marina ha sido el encargado de nombrar a los barcos desde entonces. El secretario también recibe nominaciones y sugerencias del jefe de Operaciones Navales y del Centro Histórico Naval, el cual recibe contribuciones de los miembros del servicio, veteranos y del público.

Esdaile comenzó a generar preocupaciones sobre el nombre de Jackson cuando Carolina del Sur retiró la bandera de batalla de la Confederación de las instalaciones del Capitolio estatal en junio, lo cual según dijo provocó un debate nacional sobre la manera en que la historia de la esclavitud de la nación está plasmada en la tradición.

Él le pidió al Partido Demócrata del estado que eliminaran el nombre de Jackson y del expresidente Thomas Jefferson de su epónima cena anual, ya que ambos tenían esclavos.

“Mucha gente fue destruida bajo el mandato de Jackson y muchas de esas acciones no deben ser perdonadas”, dijo Esdaile, y agregó que a pesar de que era legal poseer esclavos durante su presidencia, también había abolicionistas que abogaban por la libertad.

“Deberíamos nombrar buques en honor a esas personas”, concluyó.

Hoskin dijo que el nombramiento oficial del buque “se siente como si se estuviera retrocediendo” y sugirió que si el gobierno hubiera consultado con los Cherokees acerca de la idoneidad del nombre, “creo que quizás habríamos orientado al gobierno para que le pusiera un nombre distinto al buque”.

Él dijo, “consideraremos esto como una oportunidad para que el gobierno federal progrese en el futuro”.