(CNN Español) - Hay nuevas medidas económicas en Argentina tras la asunción del presidente Mauricio Macri la semana pasada. Las normas buscan impulsar el sector agrario con una quita impositiva a la exportación de granos, entre otros productos del campo.

Macri anunció una nueva política arancelaria para las exportaciones de granos este lunes ante periodistas. Se trata de una quita a las retenciones, o aranceles de exportación, al maíz, trigo y soya, entre otros productos agrícolas.

El maíz pagaba 20 %, el trigo 23 %, por caso. Ahora no pagarán impuestos.

Por su parte la soya, el mayor recaudador, contribuía 35 % y ahora baja a 30 puntos.

Expertos aseguran que estas medidas no mostrarán cambios hasta el próximo ciclo de producción en 2016.

La producción de trigo está en mínimos históricos al tiempo que la soya es más de la mitad de la superficie cultivada, según datos oficiales. Esto es una oportunidad para que crezca la producción del cereal.

El gobierno busca por un lado, el crecimiento del interior del país, y por otro, la recaudación.

Macri aclaró que estas quitas impositivas no desfinanciarían al Estado, ya que espera recaudar más por impuestos a las ganancias, entre otras tasas.

Con información de Diego Laje