(CNN) - Ser un fan de Star Wars en China es difícil hoy en día.

La más reciente incorporación a la venerable serie no se estrenará en los cines chinos sino hasta el 9 de enero... en otras palabras, habrá suficiente tiempo como para que ese molesto amigo en las redes sociales publique un spoiler y lo arruine todo.

Entonces, ¿por qué el retraso en la fecha del estreno, especialmente considerando que la película se estrenó en algunos países incluso antes que en Estados Unidos?

Todo se reduce al gobierno chino.

Las autoridades culturales aquí en Beijing deciden qué películas extranjeras serán presentadas en China. Para cada película que ellos eligen, también seleccionan la fecha de estreno en las salas de cine chinas.

El gobierno nunca dice oficialmente qué factores son tomados en cuenta para decidir qué películas son aceptadas y por qué se eligen ciertas fechas para los estrenos, pero existe una gran cantidad de especulación acerca de las razones detrás de sus decisiones.

¿Qué es un soldado imperial?

Primero, el gobierno establece una cuota para el número de películas extranjeras que son permitidas cada año.

Los espectadores han especulado que los funcionarios ya podrían haber llenado su cuota para el año, lo que hace que el estreno de Star Wars sea atrasado de 2015 a 2016.

El gobierno chino también está tratando enérgicamente de que su industria nacional del cine crezca. Hay algunos meses cuando pretende que las películas nacionales chinas dominen la taquilla.

Al estrenar Star Wars en diciembre, quizá las ventas de los boletos se habrían apartado de las películas chinas, algo que los funcionarios podrían haber estado tratando de evitar.

Pero incluso si esas fuesen las razones detrás de la fecha de estreno, seguramente el gobierno habría sentido una reacción violenta por parte de los fans chinos de Star Wars, al mostrarse molestos por tener que esperar más tiempo que sus homólogos estadounidenses.

Pero ese simplemente no es el caso.

Date una vuelta por las calles de Beijing, y pregúntale a las personas qué es un soldado imperial.

star-wars-3

Es muy probable que no tengan idea de qué estás hablando, mucho menos si les preguntas por la princesa Leia, los wookies o los alas-X.

En China, Star Wars simplemente no es el mismo fenómeno cultural como en muchas otras partes del mundo.

Las películas originales fueron estrenadas poco después del final de la Revolución Cultural del presidente Mao en China, un período en el que prohibían estrictamente cualquier tipo de influencias culturales occidentales.

La misma conexión visceral que la audiencia estadounidense hizo con Luke Skywalker no existió en China. Incluso cuando los Episodios 1-3 fueron estrenados en China, no les fue muy bien en la taquilla.

La Fuerza está de vuelta. Será algo grande.

En busca del éxito para el estudio

Disney, el distribuidor de la nueva película de Star Wars le está apostando en grande al mercado chino.

La empresa ha hecho una definida campaña de mercadeo aquí; incluso puso 500 figurines de soldados imperiales en la Gran Muralla China para un evento.

También contrataron a Lu Han, a quien a veces se refieren como el Justin Bieber chino, para que fuera el embajador de Star Wars, con el propósito de despertar el interés en la nueva película.

Los estudios de cine dependen cada vez más del mercado chino para ayudar a asegurarse que se genere una buena cantidad de ingresos.

Los expertos están de acuerdo en gran medida en que China se convertirá en el mercado más grande para el cine en los próximos años.

Dicho de manera simple, si los estudios quieren que las películas sean éxitos de taquilla, necesitan que China los ayude para llegar ahí.

Aún está por verse cómo le irá a Star Wars cuando se estrene en China.

Hasta entonces, para los que vivimos en China, por favor... ¡nada de spoilers!